1. El autor El autor


Download 446 b.
bet14/17
Sana14.08.2018
Hajmi446 b.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

“Todos mis antihéroes […] tienen la intuición o la certeza de que dejándose arrastrar, e incluso engañar, por los poderosos dispondrán de la oportunidad de vivir una experiencia excepcional. Saben que son sólo un peón sobre el tablero de ajedrez, pero aceptan de buen grado este rol porque constituye su única posibilidad de intervención en la partida”.

  • “Un personaje como el de Miranda no es sino una reivindicación del derecho a ser idiota en una sociedad en la que impera la ley del más fuerte, tanto en el aspecto económico como en todos los demás”. (Mundo Mendoza, 185-187).

  • El autor tiene una especial querencia por este tipo de personajes (Carlos Prullàs, de Una comedia ligera; Fàbregas, de La isla inaudita, Sor Consuelo, de El año del diluvio, o el jefe de Gurb en Sin noticias de Gurb…).



  • El ambicioso y dominante: Este personaje acumula poder hasta creer que el mundo le pertenece, o que tiene poder sobre él. Es el caso del protagonista de La ciudad de los prodigios, Onofre Bouvila.

    • El ambicioso y dominante: Este personaje acumula poder hasta creer que el mundo le pertenece, o que tiene poder sobre él. Es el caso del protagonista de La ciudad de los prodigios, Onofre Bouvila.

    • En La verdad… este papel le corresponde al arribista francés Lepprince, “escurridizo y pérfido”, que alista facinerosos en las filas del pistolerismo de la patronal y que doblega voluntades políticas. Lepprince es, al igual que Miranda, un personaje desclasado. Es individualista, falto de escrúpulos. Quiere formar parte de la sociedad aristocrática y financiera. Es un seductor que no duda en asesinar para conseguir sus propósitos. Personaje complejo, le acompaña siempre un halo de misterio que no se desvela.



    De este tipo de personajes, a los que el autor detesta, este ha comentado: “Los personajes con delirios de grandeza siempre me han fascinado […]. Me fascinan el poder y la capacidad de ejercerlo, de tomárselo en serio; me atrae la existencia de un poder que no se basa en la fuerza, sino en el poder mismo, en la pertenencia a una clase determinada, entre cuyas prebendas estaría el derecho a avasallar”.

    • De este tipo de personajes, a los que el autor detesta, este ha comentado: “Los personajes con delirios de grandeza siempre me han fascinado […]. Me fascinan el poder y la capacidad de ejercerlo, de tomárselo en serio; me atrae la existencia de un poder que no se basa en la fuerza, sino en el poder mismo, en la pertenencia a una clase determinada, entre cuyas prebendas estaría el derecho a avasallar”.

    • “Los ambiciosos de las novelas de Mendoza –opina Helena Ramos [ex compañera del escritor]- tienen momentos de gloria, pero también de derrota, a veces definitiva. Yo creo que este tipo de sujetos le sirven a Eduardo para introducir elementos morales en sus novelas, para denunciar injusticias y poner en evidencia la conducta de los abusones. Eduardo es, en cierta manera, un escritor moral” (Mundo Mendoza, 190-191).



    La mujer hechicera: son mujeres que llevan una vida dura y están sometidas a las figuras masculinas, pero al tiempo tienen la capacidad de hechizar, de ejercer una fuerte atracción, un dominio transitorio pero irresistible sobre personajes principales, como sería el caso de Lepprince con María Coral. Dicha atracción pervive a lo largo de la novela. Puede ser platónica o consumada. Es una gitanilla de 18 o 19 años, artista de cabaret, bella y desconcertante. Acepta el matrimonio con Miranda para trepar socialmente de la mano de su amante, Lepprince. En ella pervive la mujer misteriosa del Romanticismo y la heroína de las novelas de folletín del siglo XIX por las adversidades que ha padecido a lo largo de su vida.

    • La mujer hechicera: son mujeres que llevan una vida dura y están sometidas a las figuras masculinas, pero al tiempo tienen la capacidad de hechizar, de ejercer una fuerte atracción, un dominio transitorio pero irresistible sobre personajes principales, como sería el caso de Lepprince con María Coral. Dicha atracción pervive a lo largo de la novela. Puede ser platónica o consumada. Es una gitanilla de 18 o 19 años, artista de cabaret, bella y desconcertante. Acepta el matrimonio con Miranda para trepar socialmente de la mano de su amante, Lepprince. En ella pervive la mujer misteriosa del Romanticismo y la heroína de las novelas de folletín del siglo XIX por las adversidades que ha padecido a lo largo de su vida.

    • Comenta Mendoza: “Es verdad que no me he prodigado en la creación de personajes femeninos, por desconocimiento de la materia, supongo. Pero diría que la mujer hechicera es, al menos en parte, el equivalente femenino de los hombres con poder, de los tipos ambiciosos y dominantes. […] Las mujeres hechiceras no están hechas para el antihéroe” (Mundo Mendoza, 193).



    El loco: con mayor relieve en El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras o El enredo de la bolsa y la vida, la presencia del personaje secundario Nemesio Cabra Gómez en La verdad sobre el caso Savolta, dio la idea inicial para desarrollar el protagonista de todas estas novelas. A su vez, Mendoza extrajo la idea de este personaje de una crónica periodística de la época del pistolerismo en la que se narraba que un confidente enloquecido había disparado y matado de un tiro al policía que lo empleaba. El loco es un recurso de escritor, una voz que le sirve, en opinión de Félix de Azúa, a Mendoza para todo. Si el autor necesita hablar de matemáticas, el loco sabe de matemáticas; si necesita en la novela un detective, el loco hace de detective.

    • El loco: con mayor relieve en El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras o El enredo de la bolsa y la vida, la presencia del personaje secundario Nemesio Cabra Gómez en La verdad sobre el caso Savolta, dio la idea inicial para desarrollar el protagonista de todas estas novelas. A su vez, Mendoza extrajo la idea de este personaje de una crónica periodística de la época del pistolerismo en la que se narraba que un confidente enloquecido había disparado y matado de un tiro al policía que lo empleaba. El loco es un recurso de escritor, una voz que le sirve, en opinión de Félix de Azúa, a Mendoza para todo. Si el autor necesita hablar de matemáticas, el loco sabe de matemáticas; si necesita en la novela un detective, el loco hace de detective.




    Каталог: 2017
    2017 -> Comune di abbadia san salvatore
    2017 -> Фамилия, Имя, Отчество. Сертификат номер
    2017 -> O’zbekiston respublikasi oliy va o’rta maxsus talim vaziRLİGİ berdaq nomidagi qoraqalpoq davlat universiteti
    2017 -> Zielorte und Preisstufen im nvv ahnatal "!", Bitte beachten Sie abweichende Preisstufen der Teilzone Ahnatal-Weimar Ortsteile: Ahnatal
    2017 -> Berdoq nomidagi Qoraqalpoq Davlat Universiteti Tarix va arxeologiya kafedrasi
    2017 -> Berdaq nomidagi Qoraqolpaq Davlat Universiteti. Tarix va arxeologiya kafedrasi
    2017 -> Bezirkshauptmannschaft krems fachgebiet Veterinärwesen
    2017 -> Boletín oficial del estado núm. 38 Martes 14 de febrero de 2017 Sec. V-a. Pág. 10936 cve: boe-b-2017-9239
    2017 -> O’zbekiston oliy va o’rta maxsus ta`lim vazirligi berdax nomidagi qoraqalpoq davlat universiteti


    Do'stlaringiz bilan baham:
    1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17


    Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2019
    ma'muriyatiga murojaat qiling