1. El autor El autor


Download 446 b.
bet16/17
Sana14.08.2018
Hajmi446 b.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

La presencia de la burguesía está cubierta con la familia Savolta, sus amistades y compromisos sociales. Claudedeu, Cortabanyes, Parells, representan la opresión, la falta de escrúpulos, aunque Parells es el único que se enfrenta a Lepprince. Son implacablemente duros con los trabajadores. Por otra parte, se subraya su incultura, su superficialidad, sus prejuicios, sus intereses…



En su conjunto, la sociedad que exhibe La verdad… es una sociedad degradada en la que los personajes no pueden actuar como héroes. Son perdedores que perciben la corrupción del medio en el que viven, pero que se encuentran en una posición inerme que les hace comportarse como figuras grotescas.

  • En su conjunto, la sociedad que exhibe La verdad… es una sociedad degradada en la que los personajes no pueden actuar como héroes. Son perdedores que perciben la corrupción del medio en el que viven, pero que se encuentran en una posición inerme que les hace comportarse como figuras grotescas.



Ya se han comentado algunas de las técnicas narrativas empleadas por Mendoza en su primera novela. Vamos a resumirlas ahora.

  • Ya se han comentado algunas de las técnicas narrativas empleadas por Mendoza en su primera novela. Vamos a resumirlas ahora.

  • La obra está escrita en primera persona mediante un narrador-protagonista (Javier Miranda), también hay una tercera persona y diferentes documentos que introducen distintos puntos de vista (el de Pajarito, el del comisario…). Así produce el autor el perspectivismo. “Eduardo es así [comenta su amigo José Luis Giménez-Frontín], capaz de ver la realidad simultáneamente, desde distintas posiciones, y al tiempo de narrarla a su manera, fantaseando, mezclando lo real a lo fantástico, y echándole al relato sentido del humor” (Mundo Mendoza, 31).

  • El narrador en primera persona, lógicamente, es un narrador limitado, porque solo narra lo que él vivió o le contaron, no conoce otras partes de los hechos.



El narrador omnisciente en tercera persona, es el clásico decimonónico. Conoce todo lo que sucedió y sucede y también los pensamientos y los sentimientos de los personajes. Aparece, por ejemplo, en la historia de Nemesio Cabra.

  • El narrador omnisciente en tercera persona, es el clásico decimonónico. Conoce todo lo que sucedió y sucede y también los pensamientos y los sentimientos de los personajes. Aparece, por ejemplo, en la historia de Nemesio Cabra.

  • El tercer punto de vista viene referido por los documentos que pretenden aclarar lo sucedido. Se narra, por tanto, desde una perspectiva múltiple y utilizando la técnica del contrapunto (se van alternando secuencias que pertenecen a situaciones distintas). Se salta de una secuencia a otra, de un punto de vista a otro, y no siempre se respeta el orden lineal. Como ya hemos dicho, esto se produce mayoritariamente en la primera parte de la novela.

  • En cuanto a las técnicas descriptivas destaca el retrato y las descripciones de ambientes con técnica realista tradicional e ironía, lírica, etc.

  • Predomina el diálogo, por el que conocemos la clase social y la moral de los personajes.



El eclecticismo de tendencias, discursos narrativos y registros lingüísticos recorre las páginas de la primera novela de Mendoza. De su recuperación de la tradición, que ha pasado por el tamiz de la transgresión, la parodia o el uso específico para unos objetivos literarios concretos, nace el empleo de diferentes subgéneros novelescos o discursos narrativos tradicionales, que conviven de manera armónica en un texto global. Este hecho es un rasgo posmoderno de la novela.

  • El eclecticismo de tendencias, discursos narrativos y registros lingüísticos recorre las páginas de la primera novela de Mendoza. De su recuperación de la tradición, que ha pasado por el tamiz de la transgresión, la parodia o el uso específico para unos objetivos literarios concretos, nace el empleo de diferentes subgéneros novelescos o discursos narrativos tradicionales, que conviven de manera armónica en un texto global. Este hecho es un rasgo posmoderno de la novela.

  • En La verdad… Mendoza se ha valido, para la construcción de la trama, de un conjunto de recursos pertenecientes a diferentes discursos narrativos. Quizás el principal sea el de la novela policíaca. El protagonista no es el investigador, sino el que ayuda a que el enigma se reduzca al hilo conductor y adquiera función de encuadre de la obra. A través de una estructura de intriga, los recursos de este subgénero se seleccionan, se transgreden, difuminan y esparcen a lo largo del texto.



Mediante el esquema policiaco se presenta este retazo de historia de la ciudad de Barcelona entre los años 1917-1919 desde una óptica distanciadora y escéptica. El uso de la ironía y el humor, entonces, se hacen imprescindibles para desdramatizar toda esa carga moral que conllevan los condicionantes históricos. Con todo ello, la mezcla de realidad-ficción se hace efectiva.

1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2019
ma'muriyatiga murojaat qiling