1. El autor El autor


Download 446 b.
bet17/17
Sana14.08.2018
Hajmi446 b.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

En otro momento de la obra se observa también conatos de novela sentimental, donde abunda el léxico desmedido y característico para explicar esta clase de pasión. Por ejemplo, en la secuencia en la que Teresa llama a Javier para que vaya a su casa, donde le espera.



Hacia el final de la obra, el subgénero predominante es el de la novela de aventuras. Y toda ella se puede leer como una novela histórica actualizada, que narra la intrahistoria de unos personajes en un período determinado (“[…] la idea de la historia incorporada a la experiencia personal siempre me ha motivado”, Mundo Mendoza, 37). Por tanto, podemos decir que Eduardo Mendoza recupera géneros de la subliteratura para dignificarlos, llevado por su gusto por contar una historia con, sobre todo, amenidad, humor e ironía. Utiliza magistralmente el pastiche (imitación intencionada de diversas maneras o estilos) para ofrecer una obra nueva, híbrida que ha quedado en la historia de la literatura como ejemplo de la novela en libertad que trajo a la sociedad el tiempo de la Transición.

  • Hacia el final de la obra, el subgénero predominante es el de la novela de aventuras. Y toda ella se puede leer como una novela histórica actualizada, que narra la intrahistoria de unos personajes en un período determinado (“[…] la idea de la historia incorporada a la experiencia personal siempre me ha motivado”, Mundo Mendoza, 37). Por tanto, podemos decir que Eduardo Mendoza recupera géneros de la subliteratura para dignificarlos, llevado por su gusto por contar una historia con, sobre todo, amenidad, humor e ironía. Utiliza magistralmente el pastiche (imitación intencionada de diversas maneras o estilos) para ofrecer una obra nueva, híbrida que ha quedado en la historia de la literatura como ejemplo de la novela en libertad que trajo a la sociedad el tiempo de la Transición.



En su voluntad de combinar géneros, formatos, tonos y estilos, la prosa, el léxico, no iba a ser una excepción.

  • En su voluntad de combinar géneros, formatos, tonos y estilos, la prosa, el léxico, no iba a ser una excepción.

  • “La prosa de Eduardo Mendoza [comenta Francisco Rico] se caracteriza por una extraordinaria fluidez y por una especial lógica en la concatenación de elementos, ya sea lógica realista o ilógica que se nos presenta como tal. Ese engarce lo ejecuta siempre sin perder la fluidez, y sin renunciar a retruécanos, a los chistes lingüísticos continuos” (Mundo Mendoza, 67).

  • “Llama la atención, en la novelística de Eduardo, su habilidad para definir el perfil social de sus personajes mediante maneras de hablar, jergas o particularidades lingüísticas” (Mundo Mendoza, 70).



La verdad… está constituida por la unión de variados registros lingüísticos, que apoyan la caracterización de los personajes o ambientes, al tiempo que dotan al texto de verosimilitud. Las distintas variedades idiomáticas están determinadas por un factor sociocultural que, a su vez, atiende a un factor de índole situacional: en la clase alta percibimos un lenguaje formal, más formal en el caso de Miranda o Lepprince, frente a un lenguaje coloquial cercano a lo cursi, cuyos principales rasgos aparecen en los diálogos de las mujeres burguesas en las fiestas descritas.

  • La verdad… está constituida por la unión de variados registros lingüísticos, que apoyan la caracterización de los personajes o ambientes, al tiempo que dotan al texto de verosimilitud. Las distintas variedades idiomáticas están determinadas por un factor sociocultural que, a su vez, atiende a un factor de índole situacional: en la clase alta percibimos un lenguaje formal, más formal en el caso de Miranda o Lepprince, frente a un lenguaje coloquial cercano a lo cursi, cuyos principales rasgos aparecen en los diálogos de las mujeres burguesas en las fiestas descritas.

  • Entre los obreros hay un registro más familiar o coloquial, frente a uno completamente vulgar que se reproduce en el cabaret (I parte, cap. I).

  • Otras variantes idiomáticas responden al uso de determinados lenguajes específicos (como sucede con el lenguaje administrativo-epistolar que utilizan el sargento Totorno y el comisario en sus misivas), o el uso administrativo específico que Vázquez emplea al redactar su affidávit; así como el uso periodístico de Pajarito de Soto, casi rayano en lo panfletario. Por otra parte, hay momentos en los que la narración se tiñe de tintes historicistas y de mensaje político, como los que corresponden a los datos reales sobre la situación del país o de Barcelona, o los relativos a las arengas anarquistas.



Cabe resaltar la variedad lingüística de carácter geográfico que Eduardo Mendoza introduce en los personajes de la Doloretas y de las señoras burguesas, puesto que resulta característico del castellano de Barcelona: esa interferencia de castellano y catalán, tan real, fruto del contacto entre lenguas.

  • Cabe resaltar la variedad lingüística de carácter geográfico que Eduardo Mendoza introduce en los personajes de la Doloretas y de las señoras burguesas, puesto que resulta característico del castellano de Barcelona: esa interferencia de castellano y catalán, tan real, fruto del contacto entre lenguas.

  • La descripción de los personajes se produce mediante animalización o cosificación, como ya hiciera Valle-Inclán, aunque las descripciones concisas recuerdan a Baroja.

  • Rasgos esperpénticos se encuentran en el dibujo de las situaciones grotescas que se producen en el cabaret (parte I, cap. I).

  • El humor, como ya se ha comentado, es una constante en la obra de Mendoza. Aquí, particularmente, destaca en la simbología nominal. Ya se ha visto un ejemplo al analizar el nombre de Domingo Pajarito de Soto, pero podríamos poner muchos más (Nemesio Cabra, es un loco, Claudedeu es “llave de Dios”, o “mano de Dios”, etc.). La ironía también es continua y sirve, principalmente, para quitar dramatismo a determinadas circunstancias históricas (en las cartas que intercambian el sargento Totorno y el comisario (la Barcelona terrorista, etc.).



“[…] en La verdad… Mendoza emplea algunas técnicas narrativas contemporáneas, como el caos y la ruptura de la linealidad temporal, el perspectivismo, que produce un relato polifónico y coral, y el uso del pastiche y el collage, que ofrecen, unidos a la recuperación de los subgéneros y discursos tradicionales, un mayor acercamiento y verosimilitud de lo narrado, una mezcla de géneros, en constante fusión y confusión, y un claro juego entre la realidad y la ficción distanciadora. Un “arte combinatoria”, en suma, como el propio autor ha dado en definir su labor de escritura, que aúna perfectamente la tradición literaria y la modernidad más inmediata” (Nuria Plaza, 75).

  • “[…] en La verdad… Mendoza emplea algunas técnicas narrativas contemporáneas, como el caos y la ruptura de la linealidad temporal, el perspectivismo, que produce un relato polifónico y coral, y el uso del pastiche y el collage, que ofrecen, unidos a la recuperación de los subgéneros y discursos tradicionales, un mayor acercamiento y verosimilitud de lo narrado, una mezcla de géneros, en constante fusión y confusión, y un claro juego entre la realidad y la ficción distanciadora. Un “arte combinatoria”, en suma, como el propio autor ha dado en definir su labor de escritura, que aúna perfectamente la tradición literaria y la modernidad más inmediata” (Nuria Plaza, 75).



¿Es La verdad sobre el caso Savolta una novela posmoderna?

  • ¿Es La verdad sobre el caso Savolta una novela posmoderna?

  • La posmodernidad es un fenómeno complejo, de difícil aprehensión. La crítica ha debatido mucho sobre la naturaleza posmoderna de La verdad… Es cierto que la aparición de la novela coincidió con la llegada a España del pensamiento posmoderno y su aplicación práctica.

  • El término “posmoderno” es altamente impreciso, difícil de definir, por su dispersión y ambigüedad. Podemos decir que el posmodernismo es el fin de los grandes relatos legitimadores basados en una épica del progreso, en el que lo real y lo imaginario se unen.



Desde la década de 1970 se da un posmodernismo desencantado, por lo que aparece el escepticismo y los géneros establecidos se trabajan desde la parodia, el pastiche, la ironía. La realidad es simplemente una simulación y el artista es consciente de su inaprehensibilidad. La narrativa se convierte en juego, parodia, falsificación, fantasía. Se convierte en la forma artística por antonomasia del capitalismo tardío.

  • Desde la década de 1970 se da un posmodernismo desencantado, por lo que aparece el escepticismo y los géneros establecidos se trabajan desde la parodia, el pastiche, la ironía. La realidad es simplemente una simulación y el artista es consciente de su inaprehensibilidad. La narrativa se convierte en juego, parodia, falsificación, fantasía. Se convierte en la forma artística por antonomasia del capitalismo tardío.

  • El posmodernismo nace con un claro sentido de pérdida en todos los terrenos, espiritual, de la tradición, de las convenciones sociales, de la religión o los elementos míticos. Prevalece la combinatoria y se caracteriza por la diversidad de las prácticas discursivas. Según el filósofo Jürgen Habermas (El pensamiento posmetafísico), resulta una postura peligrosa por su irracionalidad y la oposición a los valores ilustrados.



En la literatura posmoderna sobresalen ciertos rasgos principales: se parte de la idea de que todo ha sido dicho ya; el eclecticismo resulta característico porque se considera que tras el vanguardismo todo es válido; desaparecen las barreras entre los géneros puesto que los límites entre ellos se desdibujan; predomina el aspecto autobiográfico y la consciencia de que toda obra tiene un autor; además de la aparición de grupos marginales que anteriormente habían carecido de voz propia.

  • En la literatura posmoderna sobresalen ciertos rasgos principales: se parte de la idea de que todo ha sido dicho ya; el eclecticismo resulta característico porque se considera que tras el vanguardismo todo es válido; desaparecen las barreras entre los géneros puesto que los límites entre ellos se desdibujan; predomina el aspecto autobiográfico y la consciencia de que toda obra tiene un autor; además de la aparición de grupos marginales que anteriormente habían carecido de voz propia.



En la producción artística posmoderna hay obras fragmentarias, no conclusivas y sin una delimitación valorativa específica, lo cual procede del inconsciente cultural de nuestra época, por lo que se puede llegar a decir, como hace Habermas, que es el arte de una sociedad decadente que se aboca a su ocaso.

  • En la producción artística posmoderna hay obras fragmentarias, no conclusivas y sin una delimitación valorativa específica, lo cual procede del inconsciente cultural de nuestra época, por lo que se puede llegar a decir, como hace Habermas, que es el arte de una sociedad decadente que se aboca a su ocaso.

  • En el caso de Mendoza, sí se cumplen en su novela La verdad… varias de las características de las obras posmodernas (técnica del pastiche, recurso a la ironía, difuminación de las fronteras genéricas…), pero no es menos cierto que su voluntad de recuperar documentadamente un pasado lo aleja del posmodernismo. Esta mezcla de géneros ya estaba, por ejemplo, claramente en el Quijote, aunque no se diera el borrado de sus fronteras.

  • La verdad… es una novela original e innovadora, cuando se supone que todo se ha dicho ya, que utiliza elementos posmodernos. Y como toda gran novela, trasciende su marco referencial histórico para formar parte del canon atemporal.



La verdad… es una magnífica novela que llegó en el momento oportuno tras estar dos años descansando en la editorial Seix Barral. Comenta el poeta y editor de Mendoza, Pere Gimferrer: “Hasta entonces la escena estaba dominada por dos corrientes. Dejando a un lado algunas individualidades importantes, y al otro lo comercial o lo obsoleto, quedaba una supervivencia tardía del social realismo y, junto a éste, una emergencia de la literatura textual experimental. Lo primero no le interesaba a Eduardo, ni a mí. Lo segundo, sí, pero no era nuestro tipo de escritura. En esa encrucijada, Eduardo halló su propio espacio y abrió nuevos caminos para la literatura en castellano, configurando su voz, y asimilando dentro de ella un lenguaje literario español que va por lo menos desde la picaresca y Cervantes hasta Valle-Inclán y Baroja, con huellas también, fuera ya del ámbito español, dickensianas” (Mundo Mendoza, 40).

  • La verdad… es una magnífica novela que llegó en el momento oportuno tras estar dos años descansando en la editorial Seix Barral. Comenta el poeta y editor de Mendoza, Pere Gimferrer: “Hasta entonces la escena estaba dominada por dos corrientes. Dejando a un lado algunas individualidades importantes, y al otro lo comercial o lo obsoleto, quedaba una supervivencia tardía del social realismo y, junto a éste, una emergencia de la literatura textual experimental. Lo primero no le interesaba a Eduardo, ni a mí. Lo segundo, sí, pero no era nuestro tipo de escritura. En esa encrucijada, Eduardo halló su propio espacio y abrió nuevos caminos para la literatura en castellano, configurando su voz, y asimilando dentro de ella un lenguaje literario español que va por lo menos desde la picaresca y Cervantes hasta Valle-Inclán y Baroja, con huellas también, fuera ya del ámbito español, dickensianas” (Mundo Mendoza, 40).



Dice Marsé: “Me gusta Mendoza porque, por encima de cierto desencanto que creo percibir en él con respecto a la ficción, nunca desatiende los problemas esenciales del oficio: la claridad, la vivacidad, la intención, el humor, el sentido común literario” (Mundo Mendoza, 43). Sin olvidar la tensión narrativa necesaria.

  • Dice Marsé: “Me gusta Mendoza porque, por encima de cierto desencanto que creo percibir en él con respecto a la ficción, nunca desatiende los problemas esenciales del oficio: la claridad, la vivacidad, la intención, el humor, el sentido común literario” (Mundo Mendoza, 43). Sin olvidar la tensión narrativa necesaria.



“[…] quizás La verdad sobre el caso Savolta fuera más allá de su etiquetaje y encasillamiento en uno u otro tramo histórico para convertirse en “la” novela que mejor sintonizaba con aquel momento en el que todo parecía posible; en el que empezaban a imponerse unos títulos con vocación rompedora, de reencuentro con una determinada ficción, de “una cultura –por decirlo con palabras de Mendoza- de recuperación, desfachatez e inconsciencia” (Mundo Mendoza, 81).

  • “[…] quizás La verdad sobre el caso Savolta fuera más allá de su etiquetaje y encasillamiento en uno u otro tramo histórico para convertirse en “la” novela que mejor sintonizaba con aquel momento en el que todo parecía posible; en el que empezaban a imponerse unos títulos con vocación rompedora, de reencuentro con una determinada ficción, de “una cultura –por decirlo con palabras de Mendoza- de recuperación, desfachatez e inconsciencia” (Mundo Mendoza, 81).



Visionado de la película que adapta la novela, dirigida por Antonio Drove en 1979. Diferencias con la novela, tanto argumentales como estructurales.

  • Visionado de la película que adapta la novela, dirigida por Antonio Drove en 1979. Diferencias con la novela, tanto argumentales como estructurales.

  • Propuestas de comentario de texto:

  • “… Sólo la hipocresía farisaica” hasta “tiemblan los hogares proletarios”, I-I

  • “…Y ahora debo detener” hasta “horrible mueca de dolor intenso”, I-I.

  • “¿Habrá quien quiera escucharme” hasta “la relación del hombre con las cosas?”, I-III.

  • “A decir verdad, la situación del país” hasta “mi vida para bien o para mal”, II-I.

  • “-Dejadle hablar-” hasta “en el mutismo y la quietud”, II-I.



“Pere Parells, con una copa de jerez” hasta “en brazos del pueblo halagando sus instintos”, II-I.

    • “Pere Parells, con una copa de jerez” hasta “en brazos del pueblo halagando sus instintos”, II-I.
  • “Lepprince se encargó de hablar” hasta “La vida del hampa es buena escuela”, II-IV.

  • “Lepprince se presentó en la habitación solo” hasta “Esa gente no tiene corazón”, II-VI.



ALONSO, Santos, La novela española en el fin de siglo: 1975-2001, Mare Nostrum, Madrid, 2003.

  • ALONSO, Santos, La novela española en el fin de siglo: 1975-2001, Mare Nostrum, Madrid, 2003.

  • ALVAR, Carlos; MAINER, José-Carlos; NAVARRO, Rosa, Breve historia de la literatura española, Alianza Editorial, Madrid, 2005.

  • GRACIA, Jordi, Los nuevos nombres: 1975-200, primer suplemento, de la obra dirigida por Francisco Rico, Historia y crítica de la literatura española, Crítica, Barcelona, 2000.

  • ----------; RÓDENAS, Domingo, Derrota y restitución de la modernidad: 1939-2010, de la obra dirigida por José-Carlos Mainer, Historia de la literatura española, Crítica, Barcelona, 2011.

  • MAINER, José-Carlos, Tramas, libros, nombres, Anagrama, Barcelona, 2005.

  • MARCO, Joaquín, El crítico peregrino, Mare Nostrum, Madrid, 2009.

  • MENDOZA, Eduardo, La verdad sobre el caso Savolta, Espasa Calpe, Madrid, 1992.



---------------, La verdad sobre el caso Savolta, edición de Nuria Plaza, Crítica, Barcelona, 2005.

  • ---------------, La verdad sobre el caso Savolta, edición de Nuria Plaza, Crítica, Barcelona, 2005.

  • ---------------, ¿Quién se acuerda de Armando Palacio Valdés?, Galaxia Gutenberg, 2007.

  • MOIX, Llàtzer, Mundo Mendoza, Seix Barral, Barcelona, 2006.

  • MARTÍNEZ CACHERO, José María, La novela española entre 1936 y el fin de siglo, Castalia, Madrid, 1997.

  • PEDRAZA JIMÉNEZ, Felipe; RODRÍGUEZ CÁCERES, Milagros, Las épocas de la literatura española, Ariel, Barcelona, 2007.

  • PRIETO DE PAULA, Ángel Luis; LANGA PIZARRO, Mar, Manual de literatura española actual, Castalia, Madrid, 2007.

  • SANZ VILLANUEVA, Santos, Tendencias de la novela española actual, Cuadernos para el diálogo, Madrid, 1972.

  • SAVAL, José Vicente, La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza, Síntesis, Madrid, 2003.

  • SOBEJANO, Gonzalo, Novela española contemporánea: 1940-1995, Mare Nostrum, Madrid, 2003.

  • VILLANUEVA, Darío, Los nuevos nombres: 1975-1990, volumen de la obra dirigida por Francisco Rico, Historia y crítica de la literatura española, Crítica, Barcelona, 2003.



Каталог: 2017
2017 -> Comune di abbadia san salvatore
2017 -> Фамилия, Имя, Отчество. Сертификат номер
2017 -> O’zbekiston respublikasi oliy va o’rta maxsus talim vaziRLİGİ berdaq nomidagi qoraqalpoq davlat universiteti
2017 -> Zielorte und Preisstufen im nvv ahnatal "!", Bitte beachten Sie abweichende Preisstufen der Teilzone Ahnatal-Weimar Ortsteile: Ahnatal
2017 -> Berdoq nomidagi Qoraqalpoq Davlat Universiteti Tarix va arxeologiya kafedrasi
2017 -> Berdaq nomidagi Qoraqolpaq Davlat Universiteti. Tarix va arxeologiya kafedrasi
2017 -> Bezirkshauptmannschaft krems fachgebiet Veterinärwesen
2017 -> Boletín oficial del estado núm. 38 Martes 14 de febrero de 2017 Sec. V-a. Pág. 10936 cve: boe-b-2017-9239
2017 -> O’zbekiston oliy va o’rta maxsus ta`lim vazirligi berdax nomidagi qoraqalpoq davlat universiteti


Do'stlaringiz bilan baham:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2019
ma'muriyatiga murojaat qiling