1. El autor El autor


Download 446 b.
bet4/17
Sana14.08.2018
Hajmi446 b.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

“El afianzamiento de este mestizaje literario, que tiene en La verdad sobre el caso Savolta su manifiesto fundacional, se extiende a buena parte de la narrativa posterior de Mendoza; la caracteriza e incluso se convierte en una garantía de éxito. La aplicación de este principio sigue, eso sí, distintos modelos en las diversas obras de Mendoza, un autor siempre interesado en la investigación de nuevas técnicas que permitan superar los formatos ya experimentados” (Mundo Mendoza, 66).

  • Se puede hablar así de autor de novelas híbridas, en las que se refleja rotundamente la complejidad de la realidad desde diversos puntos de vista.



  • 1) Estilo folletinesco.

    • 1) Estilo folletinesco.

    • 2) Ambientación histórica documentada.

    • 3) Sentido del humor.

    • 4) Personajes verosímiles, aunque caricaturizados y deformados.

    • 5) Parodia de los géneros literarios y de sus lenguajes.

    • 6) Utilización preferente del contrapunto y de la intertextualidad.

    • 7) Aprovechamiento de la figura del pícaro clásico, aunque con una lógica actualización.

    • 8) Recuperación de la aventura y del placer de leer gracias a la claridad expositiva.

    • (El crítico peregrino, 463)



    2.1. Años 40: lenta recuperación.

    • 2.1. Años 40: lenta recuperación.

    • En la primera posguerra, muchos autores habían fallecido en la contienda (Antonio Machado, Federico García Lorca), o estaban en la cárcel (Antonio Buero Vallejo), o exiliados (Juan Ramón Jiménez, Max Aub, Francisco Ayala), o silenciados.

    • La censura: instrumento de represión artística y social. Aislamiento cultural de España.

    • Represión en todos los aspectos sociales. Muchas restricciones de todo tipo.

    • La cultura no se libra del espíritu de beligerancia de la guerra civil.





    2.2. Años 50: mínima apertura, realismo social.

    • 2.2. Años 50: mínima apertura, realismo social.

    • Comienzo de la salida del aislamiento internacional (en 1952, España entra en la ONU). Empiezan a entrar las novedades europeas.

    • Se inician viajes de emigración, contactos internacionales.

    • La censura se flexibiliza con respecto a la década anterior. Mínima tolerancia, siempre que no se tocaran temas políticos o concernientes a la moralidad sexual.

    • Conocimiento de las nuevas técnicas narrativas, gracias a la publicación de escritores extranjeros (Dos Passos, Faulkner, Camus, Moravia…).

    • Mayor despliegue editorial y profusión de premios literarios. Destino y Seix Barral impulsoras de la nueva novelística y responsables de la entrada de las mejores novelas occidentales.



    Cada vez más premios literarios. Ayudan a descubrir nuevos autores de valía y aumentan la difusión de las novelas.

    • Cada vez más premios literarios. Ayudan a descubrir nuevos autores de valía y aumentan la difusión de las novelas.

    • La crítica trabaja con más imparcialidad y los críticos cada vez están mejor preparados (José Ma. Castellet, Antonio Vilanova, Rafael Conte…). La crítica cumple su función clarificadora y orientadora.

    • En lo concerniente a las corrientes narrativas imperantes, podemos destacar el neorrealismo y el realismo social con la técnica del objetivismo como fundamental. Pero siempre atentos a la calidad de la prosa para crear una obra de arte. También perdura el realismo tradicional.

    • En el REALISMO SOCIAL, se trata esencialmente el tema del mundo obrero, del campesino, de la mina y de los suburbios. Se presenta la situación social de las clases más humildes y explotadas de la sociedad y, en algunos casos, el vacío, la inutilidad y la falta de ideales de una burguesía acomodada e inmovilista. Quizá haya más preocupación, en general, por el contenido de la denuncia que por cuestiones de coherencia formal o expresión lingüística.





    En cuanto las novelas del realismo social, se pueden destacar:

    • En cuanto las novelas del realismo social, se pueden destacar:

    • -Juan Goytisolo, Fiestas (1958).

    • -Luis Goytisolo, Las afueras (1958).

    • -Jesús López-Pacheco, Central eléctrica (1958).

    • -Antonio Ferres, La piqueta (1959).

    • -Armando López Salinas, La mina (1960).

    • -Juan García Hortelano, Nuevas amistades (1959).

    • -Alfonso Grosso, La zanja (1961).



    En resumen, la novela española en los años 50 refleja el compromiso histórico del escritor con la realidad de su momento y entra decididamente en la vía de la renovación formal y técnica; al final de la década se impone el realismo social, cuyos cultivadores rompieron el equilibrio entre testimonio social y preocupación por el nivel artístico de la novela neorrealista; por eso, la novela social, históricamente explicable por motivos sociológicos e históricos, en su afán por denunciar la situación miserable e injusta del país cayó con frecuencia en la tendenciosidad manifiesta en menoscabo de la calidad estética. La tendencia, demasiado fecunda, se agotó en sí misma y sus máximos cultivadores evolucionaron hacia otra poética novelística, iniciada por Tiempo de silencio (1962), cuya influencia dominará en la década de 1960.

    1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


    Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2019
    ma'muriyatiga murojaat qiling