Audiencia nacional – sala apelación calle garcia gutierrez, 1 Tfno: 917096590 Fax


Download 0.78 Mb.
Pdf просмотр
bet12/12
Sana15.12.2019
Hajmi0.78 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

 
La  Sentencia,  apelada,  en  relación  a  María  Pilar  Pérez  Ortiz,  señala  que 
sufrió contractura paravertebral a nivel cervical izquierdo y hematoma en muslo 
izquierdo,  otro  en  región  suprarotuliana,  otro  en  cara  anterior  de  pierna  en  su 
tercio medio y en brazo izquierdo equimosis en cara anterior y tercio medio. Así 
mismo,  sufrió  reacción  a  estrés  agudo  moderada.  Precisó  tratamiento  médico 
consistente  administración  de  antinflamatorios  y  ansiolíticos,  tratamiento 
rehabilitador  y  psicológico,  tardando  en  curar  de  las  lesiones  61  días,  estando 
hospitalizada 1 día e impedido para sus ocupaciones habituales los 60 días. Ha 
seguido bajo control psicológico con visitas programadas cada 15 días por estrés 
postraumático”.  Pues  bien,  cabe  decir  lo  mismo  de  la  relación  de  causalidad 
entre los hechos y las secuelas, y plenamente razonable en su quantum habida 
cuenta la trascendencia de los hechos en la vida de la perjudicada. 
 
 
VIGÉSIMO.- 
Finalmente,  las  representación  procesal  de  ARATZ 
URRIZOLA  ORTIGOSA  e  IÑAKI  ABAD  OLEA,  formulan  como  motivo  de 
apelación,  lo  que  entiende  indebida  aplicación,  en  materia  de  costas,  de  lo 
dispuesto en el art. 123 del Código Penal, al entender no ajustada a Derecho, 
la  condena  al  "pago  de  las  costas  procesales  que  correspondan  a  cada  uno 
de los acusados, incluidas las de las acusaciones particulares". 
 
Entienden  los  apelantes  que  es  doctrina  pacífica  del  Tribunal 
Supremo,  interpretando  el  referido  precepto  del  Código  referido,  que  la 
condena al pago de las costas de las acusaciones particulares, que es cierto 
que  constituye  la  regla  general,  no  deberá  efectuarse  cuando  las 
pretensiones  de  la  misma  fueran  "manifiestamente  desproporcionadas, 
erróneas  o  heterogéneas  en  relación  con  las  recogidas  en  sentencia", 
convirtiéndose  así  su  intervención  en  el  juicio  no  en  un  elemento  que  
coadyuve  al  recto  enjuiciamiento  de  los  hechos  sino,  por  el  contrario,  un 
elemento extraño o incluso perturbador para el proceso. 
 
Argumentan  los  recurrentes  que  las  acusaciones  particulares  han 
mantenido,  temerariamente,  acusaciones  por  lesiones  terroristas  y 
desórdenes  públicos  terroristas,  no  sólo  rechazadas  en  sentencia,  sino  que 
incluso han provocado hasta una anómala ruptura del derecho a ser juzgado 

    
 
por el juez natural, alterando la competencia ordinaria de los Tribunales de 
Navarra en favor de esta Audiencia Nacional, con los graves inconvenientes, 
no sólo procesales, que ello ha originado a los procesados (desplazamientos y 
estancias  de  los  mismos,  a  sus  defensas  y  a  sus  familiares,  entre  otros), 
habiendo sido absueltos de los delitos de lesiones terroristas y de desórdenes 
públicos  terroristas  de  los  que  venían  siendo  acusados,  procede  excluir  la 
parte correspondiente de dicha condena en costas. 
 
Sin  embargo,  no  puede  tenerse  la  actuación  de  las  acusaciones 
particulares como temeraria o arriesgada, por cuanto, por un lado, el propio 
Tribunal  Supremo,  en  su  Auto  de  junio  de  2017  atribuyó  la  competencia 
para  conocer  de  las  actuaciones  de  las  que  esta  resolución  trae  causa  a  la 
Audiencia  Nacional  y  a  los  Juzgados  Centrales  de  Instrucción,  pues 
consideró  que  los  hechos  indiciariamente,  no  podría  descartarse  fueran  de 
etiología  terrorista,  de  forma  que  la  misma  fue  defendida  también  por  el 
Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado; y por otro, dado que, como se ha 
hecho reseña en este escrito su intervención ha coadyuvado a la calificación 
definitiva  de  los  hechos  y  a  la  determinación  de  sus  consecuencias 
económicas. 
 
El motivo, pues, ha de desestimarse. 
 VIGESIMOPRIMERO.-  A  tenor  de  los  arts.  124  C.P  .,  de  conformidad 
con lo dispuesto en los artículos 239 y 240 LECRim., y 123 CP , se declaran 
de oficio las costas del recurso.  
Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,  
 
FALLAMOS 
 
1.- Que debemos desestimar en su integridad los recursos de apelación 
formulados  por  el  Ministerio  Fiscal,  por  el  Procurador  de  los  Tribunales 
Don Javier Cuevas Rivas, en nombre y representación de JOKIN UNAMUNO 
GOIKOETXEA,  ADUR  RAMÍREZ  DE  ALDA  POZUETA,  AINARA  URQUIJO 
COICOECHEA  y  ARATZ  URRIZOLA  ORTIGOSA,  por  el  Procurador  de  los 
Tribunales  Don  Juan  Antonio  Fernández  Múgica,  en  el  de  JULEN 
GOICOECHEA LARRAZA y JON ANDER COB AMIBILIA, por la Procuradora 
de  los  Tribunales  Doña  Rosario  Villanueva  Camuñas,  en  el  de  OHIAN 
ARNAZ  CIORDIA,  contra  la 
Sentencia  nº  17/2018,  de  1  de  junio  de  2018 
dictada en el Rollo 8/2016 por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la 
Audiencia Nacional, 
2.-  Que  debemos  estimar  parcialmente  el  recurso  de  apelación  deducido 
por  el  Procurador  de  los  Tribunales  Don  Javier  Cuevas  Rivas  en  nombre  y 
representación  de  IÑAKI  ABAD  OLEA  frente  a  dicha  Sentencia  y,  en 
consecuencia, revocamos parcialmente la referida resolución que, en lo que 
respecta  a  la  condena  de  este  último,  debe  quedar  establecida  de  la  siguiente 

    
 
forma:  Que  debemos  condenar  y  condenamos  a 
IÑAKI  ABAD  OLEA,  como 
autor de los siguientes delitos: a) un delito de atentado a los Agentes de la 
autoridad  en  concurso  ideal  con  un  delito  de  lesiones,  con  la 
concurrencia  de  la  circunstancia  agravante  de  abuso  de  superioridad  y  de 
discriminación,  a  la  pena  de  TRES  AÑOS  DE  PRISIÓN,  con  inhabilitación 
especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena; b) 
un  delito  de  lesiones,  con  la  concurrencia  de  la  agravante  de  abuso  de 
superioridad y de discriminación, a la pena de DOS AÑOS DE PRISIÓN, con 
inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo 
de condena; c) un delito de desórdenes públicos, a la pena de UN AÑO DE 
PRISIÓN,  con  inhabilitación  especial  para  el  derecho  de  sufragio  pasivo 
durante  el  tiempo  de  condena.  Debemos  absolverle  del  delito  de  lesiones 
terroristas, y del delito de desórdenes públicos terroristas y de los que venía 
siendo acusado. 
Por  vía  de  responsabilidad  civil,  IÑAKI  ABAD  OLEA,  deberá 
indemnizar conjunta y solidariamente, junto con OHIAN ARNANZ CIORDIA, 
JOKIN  UNAMUNO  GOICOETXEA,  JON  ANDER  COB  AMIBILIA,  JULEN 
GOICOECHEA  LARRAZA,  ADUR  RAMIREZ  DE  ALDA  POZUETÁ,    y  ARTAZ 
URRIZOLA  ORTIGOSA  E  IÑAKI  ABAD OLEA  al  Teniente  de  la  Guardia  Civil 
con  carnet  profesional  número  D-12312-P  en  9.200  euros  por  lesiones;  a 
Pilar Pérez Ortiz de Galisteo, en 6.100 euros por lesiones y en 25.000 euros 
por  secuelas  y  daños  morales;  y  a  la  Compañía  de  Seguros  Igualatorio 
Médico Quirúrgico y de Especialidades de Navarra, en la  cantidad de 5.834, 
73  euros  por  los  gastos  médicos  derivados  de  la  intervención  quirúrgica; 
cantidades  todas  ellas  que  deberán  ser  incrementadas  en  los  intereses 
legales  correspondientes  de  acuerdo  con  el  artículo  576  de  la  Ley  de 
Enjuiciamiento Civil. 
3.-  Que  debemos  confirmar  y  confirmamos  la  referida  Sentencia  de 
instancia  en  el  resto  de  sus  pronunciamientos,  declarando  de  oficio  las 
costas del recurso de apelación.  
Remítase testimonio de esta sentencia a la Sección Primera de la Sala 
de  lo  Penal  de  esta  Audiencia  Nacional,  con  sus  actuaciones,  a  los  efectos 
que procedan en su causa Rollo nº 8/2016.  
Notifíquese  la  presente  resolución  a  las  partes,  indicándoles  que 
contra  esta  Sentencia  cabe  interponer  Recurso  de  Casación,  por  infracción 
de ley y por quebrantamiento de forma en los supuestos previstos en el Art. 
847  LECrim.,  en  el  plazo  de  cinco  días  a  contar  desde  el  siguiente  al  de  la 
ultima  notificación  practicada  de  la  presente  Resolución,  para  su 
preparación  conforme  al  Art.  856  LECrim.,  mediante  escrito  autorizado  por 
Abogado y Procurador.  
Asíd  por  esta  Sentencia  de  la  que  se  llevará  certificación  al  Rollo 
correspondiente, juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.  
 
 

    
 
 
 
 
 
 
 
 
PUBLICACION.  -  Dada  y  pronunciada  fue  la  anterior  Sentencia  por  los 
Ilmos.  Sres.  Magistrados  que  la  firman  y  leída  por  el  Excmo.  Sr.  Presidente 
en el mismo día de su fecha, de lo que yo, la Letrada de la Administración de 
Justicia. Doy fe.  



Do'stlaringiz bilan baham:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2019
ma'muriyatiga murojaat qiling