ficha_san_pedro_de_latarce.pdf [San Pedro de Latarce]


Download 151.66 Kb.
Sana14.08.2018
Hajmi151.66 Kb.

 

 

 



 

P

P

R

R

O

O

G

G

R

R

A

A

M

M

A

A

 

 

D

D

E

E

 

 

E

E

D

D

U

U

C

C

A

A

C

C

I

I

Ó

Ó

N

N

 

 

A

A

M

M

B

B

I

I

E

E

N

N

T

T

A

A

L

L

 

 





A

A

G

G

U

U

A

A

,

,

 

 

R

R

E

E

S

S

I

I

D

D

U

U

O

O

S

S

 

 

U

U

R

R

B

B

A

A

N

N

O

O

S

S

 

 

Y

Y

 

 

A

A

G

G

R

R

O

O

G

G

A

A

N

N

A

A

D

D

E

E

R

R

O

O

S

S





 

 

 

 

 



D

D

I

I

A

A

G

G

N

N

Ó

Ó

S

S

T

T

I

I

C

C

O

O

 

 

D

D

E

E

L

L

 

 

A

A

G

G

U

U

A

A

 

 

Y

Y

 

 

L

L

O

O

S

S

 

 

R

R

E

E

S

S

I

I

D

D

U

U

O

O

S

S

 

 

A

A

G

G

R

R

O

O

P

P

E

E

C

C

U

U

A

A

R

R

I

I

O

O

S

S

 

 

E

E

N

N

 

 

4

4

2

2

 

 

M

M

U

U

N

N

I

I

C

C

I

I

P

P

I

I

O

O

S

S

 

 

D

D

E

E

 

 

L

L

A

A

 

 

P

P

R

R

O

O

V

V

I

I

N

N

C

C

I

I

A

A

 

 

D

D

E

E

 

 

V

V

A

A

L

L

L

L

A

A

D

D

O

O

L

L

I

I

D

D

 

 

 

 

 



 

 

SEPTIEMBRE 2004 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

ELABORACIÓN:

 

 



FICHA MUNICIPAL: 

SAN PEDRO DE LATARCE 

 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

ASPECTOS GENERALES DEL MUNICIPIO 



SUPERFICIE TOTAL

: 4.453 hectáreas 

POBLACIÓN (2003):

 617 habitantes 



COMARCA:

 Tierra de Campos 



MANCOMUNIDAD:

 Serman 


DESCRIPCIÓN GENERAL DEL TERRITORIO

 

El municipio de San Pedro de Latarce se sitúa al norte de la provincia de Valladolid, a 706 metros

sobre el nivel del mar, dentro de la comarca de Tierra de Campos, en el valle del río Sequillo, la cual 

delimita por el norte a otra gran unidad ambiental, los Montes Torozos. En general, predominan las suaves 

lomas y alguna pequeña elevación. El Sequillo apenas ha excavado de forma natural un cauce, 

discurriendo por la campiña arcillosa. 

Municipio eminentemente agrícola y ganadero, característico de la comarca, carece de toda industria 

de transformación, apareciendo varios establecimientos hosteleros, almacenes y algún pequeño taller. 



USOS DEL SUELO (2003)

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

Fuente: Junta de Castilla y León 



PRINCIPALES VALORES NATURALES Y RASGOS AMBIENTALES

 

El paisaje típicamente terracampino de San Pedro de Latarce se corresponde con el hábitat típico de 

las llanuras cerealistas en las que aparece una comunidad de aves muy singular, con especies propias de 

medios abiertos de tipo estepario, como la emblemática avutarda (Otis tarda), el sisón (Tetrax tetrax), el 

alcaraván (Burhinus oedicnemus), el aguilucho cenizo (Circus pygargus)... así como otras más populares 

como la perdiz (Alectoris rufa) y la codorniz (Coturnix coturnix). 

Por ello, una importante parte del término municipal de San Pedro de Latarce ha sido designada 

como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) denominada “Tierra del Pan” (ES0000209) de la 

red Natura 2000. 

La inclusión de una parte de este municipio en la red Natura 2000 debe contemplarse, a la vez, como 

una garantía de conservación de los recursos naturales y como una oportunidad para el desarrollo local y 

la atracción de fuentes de financiación para el desarrollo de actividades sostenibles.

 

PERCEPCIÓN DE LAS CUESTIONES AMBIENTALES POR LOS RESPONSABLES MUNICIPALES

 

Se considera que el principal problema ambiental en el municipio es la contaminación de las aguas 

del río Sequillo por los vertidos urbanos. 

Las iniciativas en materia ambiental impulsadas en los últimos años desde el Ayuntamiento han 

consistido en plantaciones de árboles y en la restauración de escombrera municipal. 

Se considera que una actuación en materia ambiental de interés consistiría en la financiación de una 

instalación depuradora, así como la repoblación de ciertos terrenos municipales.

 

 



0

718


122

3

146



3.185

0

500



1.000

1.500


2.000

2.500


3.000

3.500


Ba

rbe


ch

os

Pr



ad

os

 y 



pa

sti


za

les


M

on

te



Otr

as 


su

per


fici

es

Hect



ár

eas

Barbechos

17,2%

Monte


0,1%

Otras 


superficies

3,5%


Cultivos 

herbáceos

76,3%

Prados y 



pastizales

2,9%


 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

EL AGUA I



 

EL USO DEL AGUA EN LA AGRICULTURA

 

LA AGRICULTURA EN SAN PEDRO DE LATARCE

 

Según el Censo Agrario del año 1999, en San Pedro de Latarce existen 117 explotaciones agrícolas, que 



empleaban en 2001 al 48% de la población ocupada del municipio. El 62% de las explotaciones cuentan con más de 

20 hectáreas de superficie agrícola utilizada (SAU), que alcanza una media de 41 hectáreas por explotación, dividida 

en 20,1 parcelas, fraccionamiento sensiblemente superior al provincial. El 59% de la SAU se explota en régimen de 

propiedad; el resto en régimen de arrendamiento (18%), aparcería (22%) u otros (<1%).



 

EL REGADÍO EN SAN PEDRO DE LATARCE 

San Pedro de Latarce no presenta superficies dedicadas a cultivos leñosos. La siguiente tabla muestra la 

distribución de la Superficie Agrícola Utilizada en el año 2003, según se trate de secano o regadío: 

DISTRIBUCIÓN DE LA SUPERFICIE AGRÍCOLA EN SAN PEDRO DE LATARCE (2003) 

Cultivos 

Secano 

Regadío 

Cultivos Herbáceos 

Remolacha forrajera 

0



Veza para forraje 

0



Alfalfa 41 

23

Girasol 259 



134

Trigo 442 

37

Remolacha azucarera 



103


Otras hortalizas 

1



Guisante seco 

87 


0

Cereales para forraje 

0

Garbanzo 0 



1

Lenteja 11 

0

Maíz 0 


218

Cebada 1.516 

173

Avena 39 



0

Centeno 78 

0

Veza 16 


0

Cultivos Leñosos 

0

Barbechos 713 



5

Prados y Pastizales 

122 

0

TOTAL 3.330 



695

Por tanto, cerca del 83% de la superficie agrícola se explota en secano, cobrando importancia la superficie 

regada. El riego de estas hectáreas se realiza mediante las aguas subterráneas, que se captan preferentemente del 

acuífero aluvial superficial del río Sequillo, sobrepuesto al acuífero detrítico profundo perteneciente a la unidad 

hidrogeológica Región del Esla-Valderaduey (a la cual está vinculado el conocido humedal de las lagunas de 

Villafáfila, Zamora), mediante pequeños pozos superficiales, no existiendo tomas directas del cauce del río Sequillo. 

No existe tampoco en el municipio infraestructura alguna para el regadío (tales como balsas, canales o acequias).



 

EL CONSUMO DE AGUA POR LA AGRICULTURA 

CONSUMO MÁXIMO PERMITIDO POR CULTIVOS EN SAN PEDRO 

A partir de las dotaciones máximas 

permitidas por el Plan Hidrológico de la Cuenca 

del Duero, se han determinado los consumos 

máximos permitidos para cada tipo de cultivo. 

En San Pedro de Latarce el consumo total 

de agua es elevado, acercándose a los 3 Hm

3

 



anuales. El principal cultivo que absorbe este 

consumo es el maíz, seguido por la cebada y la 

remolacha azucarera. A continuación se sitúa el 

girasol, siendo inferiores las cifras 

correspondientes a alfalfa y trigo. 

 

 

 

 

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de la Junta de Castilla y León y de la Confederación Hidrográfica del Duero

 

Cultivo 



Superficie 

regadío 

(Ha) 

Consumo máximo 

por cultivo y año 

(m

3

/Ha/año) 

Consumo 

máximo 

(m

3

/año) 

Cultivos herbáceos 

Remolacha azucarera 

103 

6.000 


618.000

Cultivos hortícolas 

Otras hortalizas 

4.000 



4.000

Cultivos forrajeros 

Alfalfa 23 

7.500 


172.500

Otros cultivos, barbechos y prados 

Barbechos 5 

3.700 


18.500

Cebada 173 

3.700 

640.100


Garbanzo 1 

3.700 


3.700

Girasol 134 

3.700 

495.800


Maíz 218 

3.700 


806.600

Trigo 37 

3.700 

136.900


TOTAL 2.896.100

Regadío


17,3%

Secano


82,7%

Fuente: Junta de Castilla y León. Superficies en hectáreas

 

 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

EL AGUA II



 

LOS ECOSISTEMAS ACUÁTICOS

 

El municipio de San Pedro de Latarce se localiza en la subcuenca del río Sequillo, que atraviesa el término en 



dirección nordeste-suroeste, así como el sector meridional de la comarca de Tierra de Campos, presentando en San 

Pedro de Latarce algunos pequeños arroyos afluentes de escasa entidad (como el arroyo Bruñil). 

El caudal medio del río Sequillo, según la 

estación de aforos y de calidad de las aguas nº 

124 de la Confederación Hidrográfica del 

Duero, ubicada en Medina de Rioseco, es de 

1,11 m

3

/s, habiendo alcanzado en alguna 



ocasión caudales máximos que se han 

acercado a los 50 m

3

/s y mínimos 



prácticamente nulos. Periódicamente, el río 

sufre importantes crecidas, pudiendo inundar 

los campos aledaños. Su aportación media en 

este punto es de 35,1 Hm

3

/año. 


La  calidad de las aguas del río Sequillo 

tras su paso por Medina de Rioseco no es 

conocida, al situarse la única estación de 

control de este cauce en esa localidad, aguas 

arriba de los vertidos de la misma, por lo que es previsible que sea peor que la ya delicada por amonio, fósforo, 

nitritos y sólidos en suspensión registrada en el punto citado. El principal vertido autorizado en el municipio se realiza 

directamente al río y corresponde al colector municipal, con un caudal de 34.300 m

3

 anuales de aguas residuales sin 



depurar. Respecto a las aguas subterráneas, según el sondeo de control nº 135 de la Confederación Hidrográfica del 

Duero, ubicado al sur del casco urbano de San Pedro de Latarce, las aguas del acuífero profundo gozan de buena 

calidad, sin que se aprecie en las mismas ningún problema para el consumo humano. 

La vegetación en el Sequillo ha sido históricamente muy alterada debido a las transformaciones que se han 

realizado sobre la morfología de su cauce. Así, las formaciones vegetales originarias, con un rosario de múltiples 

microhábitats (con bosquetes de sauces -Salix sp.-, pastizales húmedos -Juncus sp., Scirpus sp.-, choperas y 

alamedas -Populus sp.-, bordes espinosos -Crataegus sp., Rubus sp., Rosa sp.-, pequeñas playas y zonas 

remansadas con carrizales y espadañares -Phragmites sp., Typha sp.-, meandros abandonados, etc.) han sido 

drásticamente eliminadas, apareciendo en la actualidad un cauce canalizado y uniforme en el que esta vegetación es 

muy reducida o prácticamente nula. 

Esta  estructura artificial de cauce se ha ido 

conformando desde hace décadas para permitir un 

uso más eficaz del territorio, en términos productivos, 

y para conseguir un modelo de cauce más eficiente en 

cuanto a la circulación y la evacuación de las aguas, 

que evite los fenómenos de inundación. Se trata de 

una situación común a otros ríos provinciales 

(Valderaduey, Esgueva) y a una gran parte de los ríos 

y arroyos ibéricos producto de una óptica 

excesivamente desarrollista de los aprovechamientos 

del territorio. En la actualidad se impulsan desde los 

ámbitos de la investigación y de la conservación 

europeos modelos para una gestión de los ríos más flexibles, que permitan una “naturalización” de los canales en 

que se han convertido, incrementando su riqueza natural y sus posibilidades de uso social. 

Respecto a las zonas húmedas, aunque de forma natural, dispersas por toda la Tierra de Campos han 

existido innumerables pequeñas lagunas, la intensificación de los usos agrícolas (drenajes de tierras, 

concentraciones parcelarias, roturaciones de herbazales húmedos...) o la implantación de usos urbanos ha hecho 

desaparecer a gran parte de ellas. En el municipio de San Pedro de Latarce no existen en la actualidad humedales 

relevantes por su valor natural, pudiéndose destacar a este respecto únicamente algunas zonas de pastizales 

húmedos vinculadas al Sequillo, que llegan a formar zonas encharcadas con valor para la fauna local, o las “Balsas 

de San Pedro de Latarce”, situadas hacia el centro de la mitad norte del municipio, que representan zonas con agua 

estacional inmersas en la campiña de secano predominante. 



Fuente: Elaboración propia a partir de datos de la Confederación Hidrográfica del Duero.

 

CAUDALES MEDIOS MENSUALES (m3/sg)



Estación Sequillo (nº 124)

0,00


0,50

1,00


1,50

2,00


2,50

Sequillo (nº 124) 0,71 0,99 1,65 2,15 1,57 1,16 0,96 0,90 0,88 0,73 0,79 0,87

OCT NOV DIC ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP

Chopo lombardo, 

álamo

 

Carrizal



Cultivos

Camino


 

Caballón


Cauce

 

Elaboración propia

Esquema tipo de la sección transversal del río 

Sequillo a su paso por San Pedro de Latarce 



 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

EL AGUA III



 

DOSSIER FOTOGRÁFICO

 

 



 

 

Las características de los cultivos del municipio 



responden al esquema tipo de la comarca de 

Tierra de Campos, con una gran superficie 

dedicada a cultivos cerealistas en secano 

(fundamentalmente cebada). El regadío en 

San Pedro de Latarce presenta cierta 

relevancia 

El río Sequillo, principal curso del municipio, ha

sido profundamente modificado, presentando

un aspecto canalizado y encauzado por altos

caballones o “parvas”. El ecosistema fluvial

que sustenta ha sido muy alterado, mermando

las posibilidades de ofrecer hábitats a especies

animales singulares. A sus aguas llegan los

vertidos no depurados del pueblo 

La intensificación de los usos agrícolas ha 

conllevado una drástica alteración de los 

arroyos, que han sido simplificados, perdiendo 

sus características naturales 



 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

LOS RESIDUOS ORGÁNICOS I



 

RESIDUOS GANADEROS

 

LA GANADERÍA EN SAN PEDRO DE LATARCE 

La siguiente tabla muestra la distribución por especies de la cabaña ganadera del municipio: 



CABAÑA GANADERA EN SAN PEDRO DE LATARCE (CABEZAS) 

Porcino

1

 

Bovino

2

 

Reproductor 

Cebo 

Ordeño 

Carne 

Cebo 

Ovino

3

Caprino

4

 

Equino5 

Conejo6 

Aves7 

214 2.873 

128 



351 



6.082 

0  32 933 

16.714 

Fuente: Junta de Castilla y León, Censo Ganadero de 2003 (1, 2, 3, 4 y 6). Instituto Nacional de Estadística, Censo Agrario de 1999 (5 y 7). 

 

La ganadería en San Pedro de Latarce, presenta 



dos características: un carácter tradicional e inicialmente 

familiar, con instalaciones pequeñas y distribuidas y la 

importancia de la ganadería ovina, con más de 6.000 

ovejas. En segundo lugar, la progresiva implantación de 

ganadería porcina que domina actualmente en el 

municipio y que marca el paso a la ganadería industrial. 

 

 

LA RESIDUOS GANADEROS EN SAN PEDRO DE LATARCE

 

La principal fuente de producción de residuos de carácter orgánico en San Pedro de Latarce procede de las 



explotaciones ganaderas existentes. La producción anual en toneladas de residuos ganaderos es la siguiente: 

PRODUCCIÓN ANUAL DE RESIDUOS GANADEROS EN SAN PEDRO DE LATARCE

 

Porcino



1

 

Bovino

2

 

Reproductor 

Cebo 

Ordeño 

Carne 

Cebo 

Ovino

3

Caprino

4

 

Equino5 

Conejo6 

Aves7 

2.675 21.548 

2.560 6 

4.011 15.205 

265 


15 

276 


Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia. Cantidades en toneladas. La cantidad de deyecciones anuales considerada para cada individuo de 

especie ganadera (Tm/año) es la siguiente: Porcino reproductor-2,900; Porcino cebo-2,000; Bovino ordeño-20,000; Bovino carne-10,000; Bovino cebo-

6,000; Ovino y caprino-2,500; Equino-11,000; Conejos-0,016; Aves-0,035. 

Los purines porcinos, el residuo dominante en la localidad, superan las 25.000 toneladas. Estos residuos se 

distribuyen en fresco en los terrenos de cultivo, lo que supone un cierto riesgo de contaminación y pérdida de 

recursos, además de malos olores y molestias si el tratamiento no es adecuado. Los problemas derivados de este 

tipo de estiércol pueden llegar a tener una cierta importancia. 

La presencia de explotaciones porcinas en la comarca de San Pedro, sin ser una producción excesiva, resalta 

sobre un paisaje tradicional y más volcado en otras ganaderías. En este caso, la solución a los problemas derivados 

de la gestión de residuos orgánicos deba referirse al modelo de desarrollo elegido por los pueblos, armonizando una 

ganadería moderna con la necesaria conservación del patrimonio natural de la zona. Un aspecto especialmente 

delicado y que debe ser evitado a toda costa es el vertido, accidental o no, de purines y orgánicos en el río Sequillo. 

El resto de la ganadería tiene un carácter, menos industrial, con instalaciones menores. El compostaje es una 

de las alternativas más interesantes para el uso estos estiércoles y otros residuos orgánicos, si bien debe ser 

realizado bajo unas condiciones estrictas. Existen pequeños problemas derivados del manejo de estos montones de 

estiércol, como malos olores puntuales o pérdida de nitrógeno por lavado hacia el interior del suelo (lo que puede 

contribuir a la contaminación del mismo y a empeorar la situación de los acuíferos subterráneos). Algunos purines y 

estiércoles líquidos (de difícil compostaje) son distribuidos por las tierras en fresco. Estas actuaciones generan 

algunos problemas, ya que las pérdidas de nitrógeno y los malos olores se incrementan sustancialmente por lo que 

resulta necesario tomar precauciones y ejecutar estas labores con mucho cuidado para evitar procesos locales de 

contaminación. Las deyecciones procedentes de las ovejas, en gran parte pastoreadas en el campo, quedan en 

parte distribuidas por los lugares de pastoreo: pastos, eriales, barbechos, etc. 

La superficie cultivada de San Pedro de Latarce no resulta suficiente para admitir todo el residuo orgánico 

procedente de la ganadería local. Los residuos ganaderos, especialmente los purines, deben gestionarse desde una 

perspectiva comarcal y ser distribuidos en otras localidades del entorno, aunque también en el entorno inmediato la 

concentración de instalaciones hace difícil esta planificación. La producción de residuos ganaderos puede estar 

causando daños ambientales y otros problemas. Se proponen algunas soluciones en el apartado correspondiente.

 

Distribución de la cabaña por unidades 



ganaderas (1999)

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Ovinos; 608,20

Caprinos; 0,00

Porcinos; 968,90

Bovinos; 409,60

Equinos; 19,00

Conejas madres; 

14,00

Aves; 117,00



 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

LOS RESIDUOS ORGÁNICOS II



 

OTROS RESIDUOS ORGÁNICOS

 

RESIDUOS AGRÍCOLAS Y FORESTALES 

 

PRODUCCIÓN DE RESIDUOS AGRÍCOLAS 

Con la cosecha de los cultivos agrícolas se produce una 

elevada cantidad de residuos (paja, rabillos, hojas, palos, etc.). 

Para el cálculo de la producción de residuos agrícolas en el 

municipio se han estimado unos coeficientes conforme a la tabla 

adjunta. 

La agricultura de San Pedro de Latarce, centrada en la 

producción de cereales en secano, produce anualmente unas 

16.000 toneladas de residuos de cosecha. La paja tiene, en 

general, múltiples usos, una parte de esta producción es excedentaria y se vende empacada al exterior. 

Parte de la producción de paja y residuos de cosecha suele tradicionalmente aprovecharse con distintos fines: 

camas para el ganado, alimento (pastoreo de rastrojeras o recogida y trituración para pienso), sarmientos para 

combustión..., lo que valoriza el residuo y previene problemas ambientales. No obstante, cierta cantidad queda 

abandonada en el campo o no se utiliza, originando la pérdida de un recurso interesante y un incremento del riesgo 

de incendios y otros problemas. La quema de rastrojos, en este aspecto, supone además de los problemas 

ambientales (como la destrucción de la materia orgánica y la pérdida de la capacidad de retención del suelo) la 

desaparición de un recurso valioso y aprovechable. La pequeña producción de regadío, incrementada los últimos 

años, produce en proporción una gran cantidad de residuos orgánicos en verde. En general, este tipo de residuos, 

como las hojas y coronas de la remolacha presentan un valor nutricional alto y son útiles como forrajes. 

En cuanto a los residuos forestales, San Pedro de Latarce carece de superficie ocupada por montes, por lo 

que no se producen residuos de este tipo.

 

Producción de residuos agrícolas y 

forestales (Tm/año) 

Cultivos en secano 

7.724,48

Cultivos en regadío 

6.968,84

Cultivos leñosos 

1.615,54

Total Residuos agrícolas 

16.308,86

Residuos forestales 

0,00

Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia.

 

RESIDUOS URBANOS E INDUSTRIALES BIODEGRADABLES 

Los residuos urbanos de San Pedro de Latarce, unas 190 toneladas al año (Junta de Castilla y León, 2003), 

son gestionados por la Mancomunidad Serman y depositados en el vertedero provincial de Valladolid. Esta basura 

doméstica contiene una cantidad aproximada del 39% en peso de materia orgánica. Por tanto, los residuos urbanos 

de San Pedro de Latarce contienen 73 Tm/año de materia orgánica, que es mezclada con los demás residuos y 

depositada en el vertedero. A pesar de que la gestión ha mejorado en los últimos años, este modelo retira un 

residuo orgánico rico en nutrientes que podría ser utilizado conjuntamente con el resto de residuos orgánicos del 

municipio si existiera la infraestructura adecuada. 

El municipio de San Pedro de Latarce no posee otras producciones de residuos orgánicos destacables, ya 

que no se localizan en el mismo industrias agroalimentarias u otras industrias productoras de residuos orgánicos. 

No hay depuradora de aguas residuales, mataderos ni otro tipo de instalaciones. Los cadáveres que produce la 

cabaña ganadera son trasladados a una planta de transformación.

 

RESUMEN DE LA ESTIMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS 

Como resumen, la tabla presenta la estimación de las cantidades de residuos orgánicos que se producen 

anualmente en el municipio de San Pedro de Latarce: 

 

PRODUCCIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS 

EN SAN PEDRO DE LATARCE (2003) 

Tipo de residuo 

Toneladas 

Ganaderos 46.560 

Agrícolas 16.309 

Forestales 0 

Urbanos biodegradables 

73 


Industriales biodegradables 

Lodos de depuradora 



Matadero y animales 

muertos n.d. 

TOTAL aproximado 

63.000 

Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia. 

n.d.: dato no disponible

 

Los residuos orgánicos de San Pedro de Latarce



proceden sobre todo de la ganadería, donde la amplia

cabaña porcina, sobre todo, produce una gran cantidad

de residuos orgánicos utilizados como fertilizantes en

terrenos de cultivo. Se han detectado molestias como

vertidos al río Sequillo y posibles problemas

ambientales derivados de la gestión de estos residuos

que podrían abordarse desde una perspectiva

comarcal. 



 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

LOS RESIDUOS ORGÁNICOS III



 

DOSSIER FOTOGRÁFICO

 

 



 

 

El ganado ovino destaca sobre las restantes



especies en el municipio de San Pedro

Latarce, con unas 6.000 cabezas censadas en

el año 2003, concentradas en una veintena de

apriscos, siendo también muy elevada la

cabaña de porcino (con medio centenar de

naves). Gran parte de las correspondientes

explotaciones se concentran  en al zona sur

del núcleo. 

Curiosamente, entre las naves ganaderas

aparece alguna instalación de producción de

energía solar. 

Una de las producciones ganaderas de San

Pedro de Latarce es la avícola, conservando

explotaciones de producción de pichones,

tradicionales de la Comarca 


 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

PROPUESTAS PARA LA MEJORA AMBIENTAL DEL AGUA



 

MEJORA DE LA GESTIÓN DEL AGUA EN LA AGRICULTURA Y OTROS USOS 

El municipio de San Pedro de Latarce dispone en la actualidad de una superficie relativamente 



importante dedicada a cultivos en regadío. No existe previsión de que esta superficie vaya a ser 

incrementada sustancialmente en los próximos años. Se señalan las siguientes medidas generales para 

una mejor gestión del agua de riego: 

•  Impulsar la utilización de variedades que permitan adelantar la época de siembra y floraciones. 

•  Promover la modernización de explotaciones que permita la automatización y el riego nocturno. 

•  Desarrollar programas de divulgación de las modernas técnicas de aplicación del agua entre los 

usuarios. 

•  Favorecer el ahorro de agua mediante la implantación de tarifas vinculadas con el consumo real 

de agua, abandonando el sistema actual de imposición de un canon por hectárea regada. 

•  Sistematizar el uso de riego automatizado por goteo en las zonas verdes municipales, 

especialmente en las de nueva creación, eludiendo utilizar para ello el agua de la red de 

abastecimiento. Esto es, por tanto, de aplicación para el campo de fútbol actualmente en 

proyecto. 

Por otra parte, más adelante se indica la necesidad de acometer la depuración de las aguas 

residuales del municipio. Unido a ello, las aguas depuradas podrían ser objeto de reutilización directa 

con fines beneficiosos, tales como el riego agrícola o de jardines. De esta forma, se aprovecha el valor 

fertilizante de esta agua y se evita la contaminación de ríos. 

MEJORA DE LOS ECOSISTEMAS ACUÁTICOS 

Las propuestas que cabe realizar respecto a la mejora de los ecosistemas acuáticos en el municipio 

de San Pedro de Latarce son las siguientes: 

•  San Pedro de Latarce carece de instalación de depuración, no existiendo actuación prevista en 

esta materia. La reducida población del término municipal, la inexistencia de industria y la 

disponibilidad de abundante terreno aconsejan tomar en consideración el estudio de un posible 

sistema de depuración mediante tratamiento de tipo “filtro verde”. 

•  Incorporar el municipio a un proyecto integral de mejora ambiental de todo el curso del río 

Sequillo, cuyo fin último sea la naturalización de su actual estructura artificial. 

Se trataría de romper la actual 

morfología del cauce, encajonado 

entre dos caballones laterales, 

suavizando sus actuales formas 

artificiales y creando tramos con 

ambientes de ribera naturales 

(pequeñas zonas de inundación, 

parcelas de restauración vegetal con 

especies de ribera, pastizales 

húmedos, etc.), transformando su 

aspecto actual en un esquema como 

el adjunto. Esta actuación debería 

tener en cuenta, por ejemplo, la solución a las inundaciones que anualmente se producen en la 

localidad (que afectan al colegio, entre otras instalaciones). 

•  También sería conveniente actuar sobre los pequeños arroyos que atraviesan el municipio, 

mediante la revegetación de sus orillas con arbustos (sauces, espinosas) que creen refugio para 

la fauna y diversifiquen el paisaje. 

 

 

 



Chopera-sauceda

 

Carrizal



 

 

 



Arbustos espinosos

 

Camino



 

Cultivos


 

Cauce


 

Esquema general de restauración ambiental en el río Valderaduey

 

 

 

Camino


 

Esquema general de restauración ambiental 

en el río Sequillo 

Elaboración propia 

 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

 

PROPUESTAS PARA LA MEJORA AMBIENTAL DE LA GESTIÓN 



DE LOS RESIDUOS ORGÁNICOS

 

MEJORA DE LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS GANADEROS 

Los residuos ganaderos procedentes de explotaciones porcinas o intensivas en general deben ser 

objeto de planes  de abonado específicos, que ajusten el calendario, la cantidad y la forma de 

incorporar estos materiales al suelo.  

Una línea de trabajo sería la de incorporar equipos de asesoramiento específicos para los 

ganaderos de la zona, y facilitar el acceso de éstos a los equipos o a empresas especializadas que 

puedan gestionar de forma adecuada dichos residuos. 

Los purines y los estiércoles líquidos que vayan a ser distribuidos en fresco deben ser 

correctamente almacenados, transportados, esparcidos sobre el terreno (o si es posible inyectados en 

el mismo) y enterrados de inmediato, para evitar contaminación y malos olores. 

La producción a pequeña escala de residuos ganaderos en San Pedro Latarce, hace que su 

gestión deba afrontarse fundamentalmente desde la perspectiva de las buenas prácticas ambientales, 

como las recogidas en el Código de Buenas Prácticas Agrarias de Castilla y León y otras 

publicaciones de ámbito similar. 

•  La fertilización de las tierras debe hacerse siguiendo un calendario estricto para reducir 

las pérdidas de nitrógeno y la contaminación por nitratos. En general, los estiércoles deben 

aplicarse de 4 a 6 meses antes de la siembra. Los estiércoles de vaca y cerdo son más 

lentos que los de caballo o la gallinaza y deben aplicarse antes. En el caso del cereal, 

deben aplicarse a finales de verano o principios de otoño para que faciliten la 

descomposición de los restos de paja y otros materiales depositados. 

•  Resulta importante evitar el “hambre de nitrógeno” que el terreno desarrolla después de la 

aplicación de estiércol o purín, cuando los microorganismos necesitan todo el nitrógeno 

disponible para atacar a la materia orgánica y pueden causar déficits serios en los cultivos. 

Por tanto, se aconseja utilizar siempre que sea posible compost o estiércol muy curado

•  La aplicación de abonos cercanos a corrientes de agua corre el riesgo de contaminar las 

aguas superficiales. Es aconsejable delimitar bien el terreno donde no deben aplicarse 

estos tratamientos y dejar una franja de 2 a 10 metros de ancho junto a todos los cursos de 

agua y una distancia de 35-50 m. de fuentes, pozos o perforaciones que suministren agua 

para el consumo humano u ordeño), es importante también mantener con hierba y 

vegetación natural los bordes, arroyos setos y linderos. 

•  El manejo del estiércol debe ser objeto de un cuidado especial en todas las fases, 

empezando por mantener la higiene, sanidad y alimentación de los animales en 

condiciones adecuadas: Las camas del ganado resultan muy importantes para facilitar la 

aireación del estiércol y garantizar un proceso de fermentación óptimo. 

•  Los  estercoleros deben tener el suelo impermeable y estar protegidos de la lluvia. Las 

aguas que emanan del estiércol deben ser recogidas en una red estanca y reutilizadas 

para el riego del propio estiércol. Se recomienda tener depósitos diseñados para el 

almacenamiento del estiércol con capacidad suficiente para cubrir los períodos sin 

distribución. 

•  En el campo no debe dejarse el estiércol amontonado, sino distribuirse de inmediato por 

el terreno de forma homogénea y enterrarse con una labor somera (10-15cm). La 

aplicación del estiércol depende también del tipo de suelo, siendo necesaria una mayor 

frecuencia en los suelos calizos, una mayor curación en los arcillosos y el acompañamiento 

de enmiendas calizas (no coincidentes con la estercoladura) en los suelos ácidos. 

•  Los estiércoles frescos deben ser enterrados inmediatamente para reducir las pérdidas 

de nitrógeno por volatilización, siendo interesante su inyección en el suelo, que suprime 

olores y mejora la localización del fertilizante. 

• 

Es recomendable que se establezcan planes de abonado, según las características de los 



suelos y cultivos, para permitir el seguimiento y mejora de los mismos.

 


 

 

 



 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS” 

10 

 

ESQUEMA MUNICIPAL



 

 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

www.diputaciondevalladolid.es



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



ELABORACIÓN:


Do'stlaringiz bilan baham:


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling