Me parece que el secreto de la vida consiste simplemente en aceptarla tal cual es


Download 156.44 Kb.
Sana14.08.2018
Hajmi156.44 Kb.

Diócesis de Ávila.     

J

UNIO

2017 | 

NÚMERO

96     

ÉPOCA

2

“Me parece que el secreto de la vida consiste simplemente en aceptarla tal cual es.”  San Juan de la Cruz

amino    e     glesia

C

C

I



I

d

N



UEVO

D

IÁCONO

El próximo 11 de junio,

el seminarista Nicolás

Ruiz Humanes será or-

denado diácono en la

Catedral


¡Muchas felicidades!

C

UMPLEAÑOS

E

PISCOPAL

Don Jesús acaba de

cumplir los 75 años, con

una felicitación muy es-

pecial de los alumnos

del Diocesano



R

UTAS

T

ERESIANAS

Bonilla de la Sierra (en la

imagen) es una de las lo-

calidades por donde

transcurrirán las nuevas

rutas para ganar el jubi-

leo del Año Teresiano

Encuentro 

de 

familias


Os invito a participar en el Encuentro

Diocesano  de  las  Familias,  organizad

por el Secretariado de Familia y Vida del

Obispado de Ávila, el próximo sábado

10 de junio, en el Noviciado de Santa

Teresa, frente al parque del Soto. Será

unencuentro para compartir la alegría

del amor que nace de nuestras familias.

Loharemos en la convivencia, en la ora-

ción, escuchando y dialogando sobre las

Aplicaciones prácticas de ‘Amoris laeti-

tia’ en Ávila, con el testimonio de algu-

nos  matrimonios,  con  la  comida  y

momentos  lúdicos,  finalizando  a  las

cinco de la tarde con la eucaristía, presi-

dida por el Obispo.



Gran desafío para la Iglesia es

alentar a las familias a crear

comunidad que se alimenten del

Evangelio y sean

evangelizadoras. 

Llevamos  tiempo  reflexionando  en

grupos de matrimonios la exhortación

apostólica La alegría del amor. El Papa

nos plantea el desafío de vivir la alegría

del amor en la familia y con las familias.

Por eso el objetivo de este Encuentro se

va a centrar en presentar la experiencia

y el valor que tiene el compartir la fe

entre matrimonios y en la parroquia.

La parroquia es, en efecto, el ámbito

natural en el que las familias comparten

su fe, el “hogar” en el que somos intro-

ducidos  como  “piedras  vivas”  por

medio del Bautismo; la “casa” en la que

los niños reciben la fe, comienzan a ser

amigos de Jesús y van creciendo hasta

descubrir su vocación en la Iglesia. La

parroquia es también nuestro “ambula-

torio  espiritual”,  en  el  que  curamos

nuestras heridas con los sacramentos de

sanación. Es la presencia de la Iglesia en

la sociedad, «ámbito de la escucha de la

Palabra, del crecimiento de la vida cris-

tiana, del diálogo, del anuncio, de la ca-

ridad  generosa,  de  la  adoración  y  la

celebración. A través de todas sus acti-

vidades, la parroquia alienta y forma a

sus miembros para que sean agentes de

evangelización.  Es  comunidad  de  co-

munidades, santuario donde los sedien-

tos van a beber para seguir caminando,

y centro de constante envío misionero»

(EG 28).


Gran desafío para la Iglesia es alentar

a las familias a crear comunidad que se

alimenten del Evangelio y sean evange-

lizadoras. En varias parroquias de nues-

tra  Diócesis  han  surgido  grupos  de

matrimonios  que  comparten  la  fe  se

forman  y  crecen  en  amor  conyugal,

ponen en común sus dificultades y se

plantean el desafío de la educación de

los hijos. Estas iniciativas y el Encuentro

de Familias nos renuevan y nos animan

a ser familias misioneras.



El objetivo de este Encuentro se

va a centrar en presentar la

experiencia y el valor que tiene

el compartir la fe entre

matrimonios y en la parroquia

Ante nosotros aparece un nuevo Sí-

nodo de los obispos sobre: Los jóvenes,

la fe y el discernimiento vocacional. Es

un reto para las familias acompañar a los

jóvenes hoy, ayudarles a crecer, brindar-

les acogida y escucha a sus inquietudes,

apoyarlos en sus dificultades, en su ex-

periencia de fe y su vocación.

Queridos  amigos,  atreveos  a  vivir  y

transmitir la mística de la fraternidad.

«Si pudiéramos seguir ese camino, ¡sería

algo tan bueno, tan sanador, tan libera-

dor, tan esperanzador! Salir de sí mismo

para unirse a otros hace bien» -asegura

el Papa- (EG 87). Reitero mi invitación

a todos a participar en el Encuentro dio-

cesano de las Familias. Comenzaremos a

las 11 horas y, si tenéis niños pequeños,

no os preocupéis porque habrá monito-

res para que los entretengan y así po-

dréis participar con mayor sosiego en la

convivencia.

En varias parroquias de

nuestra Diócesis han surgido

grupos de matrimonios que

comparten la fe se forman y

crecen en amor conyugal, ponen

en común sus dificultades y se

plantean el desafío de la

educación de los hijos.

Que el ejemplo y la intercesión de la

Sagrada Familia haga de nuestras fami-

lias lugar de comunión y cenáculo de

oración,  escuelas  del  Evangelio  y  pe-

queñas iglesias domésticas.



Mensaje de nuestro Obispo

Encuentro diocesano

de las familias

D. J

ESÚS

G

ARCÍA

B

URILLO

O

BISPO DE

Á

VILA

- 2 -

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A



J

UNIO

2017

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A



J

UNIO

2017

- 3 -

Ha sido noticia

Celebración del Día del Mundo Rural

Veneración de la reliquia de

la Virgen de la Cinta

El Colegio-Abadía de la Santísima Trinidad

de El Tiemblo ha celebrado el Año Jubilar de

Nuestra Señora de la Cinta al acoger la peregri-

nación de más de un centenar de personas per-

tenecientes a la Real Archicofradía de la Virgen

de la Cinta de Tortosa, diócesis de origen de

esta Virgen.

Este acontecimiento tuvo su punto álgido con

la celebración de la Eucaristía en la iglesia del

monasterio, y permitió venerar la reliquia au-

téntica de la Virgen de la Cinta que los tortosi-

nos acercaron hasta la localidad tembleña. A lo

largo de la tarde tuvo lugar un encuentro fra-

terno de todos los presentes.  

Las Madres Benedictinas y la comunidad edu-

cativa del colegio han mostrado su alegría por la

gracia concedida por el papa Francisco ante la

concesión  del  Jubileo  Mariano.  La  abadía

cuenta con una imagen de Nuestra Señora de

la Cinta, obra del escultor Inocencio Soriano-

Montagut, realizada en 1957.



Adiós a D. Ignacio

El 5 de mayo falleció el sacerdote abulense D.

Ignacio Ortiz Aboín, a los 81 años de edad. Na-

tural de Ávila, tras estudiar en la Universidad

Pontificia de Comillas, había sido ordenado sa-

cerdote el 21 de diciembre de 1963. Su labor

pastoral ha transcurrido siempre por la zona de

Barco y Piedrahíta, de donde ha sido arcipreste

en varias ocasiones. Su primer cargo pastoral lo

desempeñó como Ecónomo de Barajas (1964),

y ha pasado por localidades como Hoyos del

Collado  (1991),  San  Bartolomé  de  Tormes

(1991), Hoyocasero (1996), Medinilla (1999),

San  Bartolomé  de  Béjar  (1999),  o  Becedas

(1999). Aunque deja un especial recuerdo en

Navarredonda de Gredos, localidad de la que

ha sido Ecónomo primero y Párroco después,

y a la que ha estado ligado desde 1967 hasta

bien entrada la década de los 90.

La celebración de exequias tuvo lugar en la

iglesia de Las Gordillas, tra lo cual las cenizas

de D. Ignacio fueron depositadas en el cemen-

terio municipal de Navarredonda de Gredos,

pueblo que siempre tuvo en su corazón.

El Movimiento Rural Cristiano, bajo el lema “Todos se van…y lo que había

nos lo quitan” celebró el 14 de Mayo, víspera de San Isidro, el Día del Mundo

Rural. El lugar, Benitos del Rebollar,  fue elegido por un doble motivo: es uno

de los pueblos donde la despoblación es más manifiesta, y también porque nos

quisimos hacer solidarios con la denuncia de la Plataforma de la Sierra de Ávila

contra la Mina. 

La realidad de la despoblación en nuestra tierra hace que contemos poco,

que quedemos excluidos de los planes políticos, que los recursos naturales que-

den al interés del mejor postor. Ha sido duro escuchar la utilización de la pro-

pia despoblación: “quedan mayores, de nivel cultural bajo, de baja cualificación

profesional”, para crear una Mina a cielo abierto en la Sierra de Ávila y  en más

lugares de la provincia. El encuentro abierto, en diálogo profundo, con de-

nuncias a los políticos y Ayuntamientos por su inacción, y a la gente por ese in-

dividualismo  que  no  le  importa  el  problema  como  si  no  le  fuera  a  tocar,

recibiendo llamadas para el futuro inmediato: conectar con otras Plataformas

a nivel nacional y europeo, ir tejiendo alianzas, transfiriendo información, dar

el paso a propuestas positivas para el desarrollo de las distintas zonas… 

Como siempre, el encuentro se celebró haciendo Eucaristía, acción de gra-

cias por tanta vida como hay en nuestros pueblos cuando todo parece que está

muerto, y merienda compartida de los frutos de la tierra.



En portada

Encuentro diocesano de las Familias

El 10 de Junio va a tener lugar el

Encuentro Diocesano de las Familias

en la Casa de Ejercicios de Santa Te-

resa, frente al Soto. Queremos invitar

a todas las familias de Ávila para pasar

un día de fiesta, compartiendo entre

todos y dando gracias a Dios por toda

la  alegría  de  poder  vivir  en  familia.

Aunque parezca extraño, somos mu-

chos los que somos felices e intenta-

mos sonreír ante las dificultades del

día a día. Cada miembro de la familia

es un regalo para el otro pero hay que

saber acogerle, renunciar a tus egoís-

mos y salir de ti para estar con el otro. 

La propuesta para este año será em-

pezar con juegos y pintacaras para los

más  pequeños  y  una  mesa  redonda

para  los  mayores  donde  reflexionar

entre todos Cómo aplicar la Exhorta-

ción  Apostólica  Amoris  Laeticia  en

nuestra  Diócesis.  Porque  cada  día

somos más familias las que queremos

compartir nuestra alegría con otras y

así convertir nuestra Diócesis el lema

de la jornada: "Somos una gran familia".

A las 14 compartiremos entre todos

una Gran Paella y por la tarde a las 17

tendremos  una  Eucaristía  presidida

por nuestro Obispo.Os animamos a

que  nos  acompañeis,  si  no  podeis

todo el día, al menos un ratito. Que

Dios os bendiga y la Virgen cuide de

todas nuestras familias.


- 4 -

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A



J

UNIO

2017

Actualidad Diocesana

Cardenal Blázquez: “De la gratitud

siempre nace el servicio”

R

EDACCIÓN

M

emoria y gratitud. Son las dos



palabras que han marcado la

ponencia  del  Cardenal  Ri-

cardo Blázquez en el marco de la fiesta

de San Juan de Avila, patrono del clero

español. Y es precísamente lo que les ha

pedido a los sacerdotes abulenses: que

sean agradecidos, pues "de la gratitud

siempre surge el servicio". Mons. Bláz-

quez presentaba así su último libro, que

recoge la memoria de la historia vivida

por  él  en  primera  persona  en  sus  50

años de sacerdocio. Ha reconocido que

le  habían  recomendado  seguir  escri-

biendo a pesar de sus muchas ocupacio-

nes. Consejo que ha cumplido con esta

obra,  que  le  ha  servido  para  echar  la

vista atrás en momentos tan especiales

como el V Centenario de Santa Teresa,

el Año de la Msericordia, o el final del

Concilio Vaticano II. "Hay que mirar al



pasado, pero no con añoranza, sino para valo-

rar aquellos momentos que nos sostienen ahora

en el presente", destacaba.

También habla sobre lo que significa

ser  Cardenal  y  cómo  se  enteró  de  su

nombramiento: "iba conduciendo, pues venía



de decir Misa en una residencia de ancianos en

Valladolid. Pongo la radio a la una, y escucho

lo que el Papa había dicho a las doce, que me

iba a crear cardenal. Yo pensé "¿pero esto qué

es?"

Tras la presentación del Cardenal, la

diócesis ha homenajeado a los sacerdo-

tes que cumplen sus 60 y 50 años de or-

denación  sacerdotal,  quienes  han

recogido un pequeño detalle de manos

de  los  dos  últimos  presbíteros  que  se

han ordenado en Avila.



Foto de los homenajeados en San Juan de Ávila, con Don Ricardo y Don Jesús

El próximo 11 de junio, el

seminarista de Ávila Nicolás

Ruiz Humanes (31 años) será

ordenado  diácono.  La  cele-

bración  tendrá  lugar  en  la

S.A.I. Catedral del Salvador a

las 18 horas. Nicolás, que ac-

tualmente se encuentra en 2º

del Bienio de Teología y rea-

liza  labores  pastorales  en  la

unidad parroquial de Piedra-

híta,  recibirá  este  sagrado

orden del diaconado de manos del Obispo de Ávila, Mons.

Jesús García Burillo.

El  sacramento  del  Orden  tiene  tres  grados:  episcopado,

presbiterado y diaconado. El diácono ha recibido el sacra-

mento del Orden, pero no es propiamente un sacerdote, y no

tiene determinadas potestades sacerdotales, como son la ce-

lebración de ciertos Sacramentos (Eucaristía, Penitencia, Un-

ción de los enfermos, Confirmación). 

Ordenación de diácono

Nuestro Obispo Don Jesús ha cumplido 75 años. Una ono-

mástica que han querido celebrar con él los alumnos de ter-

cero de primaria del Colegio Diocesano a las puertas de su

despacho, donde le han hecho llegar varios presentes: cartas

y dibujos, en los que mostraban su cariño por Don Jesús, y le

representaban desde una óptica muy particular.

Celebraciones aparte, el hecho

es que ha llegado el día en el que

el Obispo cumple 75 años, mo-

mento en el que debe presentar al

Papa la renuncia a sus cargos pas-

torales. Se trata de una práctica

que se acordó en el Concilio Va-

ticano  II.  Esto  no  quiere  decir

que  el  Obispo  deje  inmediata-

mente  de  ocupar  su  puesto,  ya

que  el  proceso  para  su  marcha

puede prolongarse. Y es que será

finalmente el pontífice el que de-

cida sobre su continuidad o no.  

¡Felicidades, Don Jesús!


C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A



J

UNIO

2017

- 5 -

Actualidad Diocesana

Rutas teresianas para ganar el Jubileo en Ávila



A

UXI

R

UEDA

L

a  Diócesis  de  Ávila,



en  colaboración  con

la  Diputación  abu-

lense,  han  anunciado  la

puesta en marcha de nuevas

rutas teresianas de peregrina-

ción  que  transcurrirán  por

toda  la  provincia  castellana

en el marco de la celebración

del primer Año Jubilar Tere-

siano, que se celebrará a par-

tir de octubre de este 2017.

El objetivo principal de estas

nuevas sendas de peregrina-

ción es que, quienes realicen

su recorrido puedan lucrar la

indulgencia plenaria. 

El  Delegado  diocesano

para el Año Teresiano, Jorge

Zazo, ha agradecido la impli-

cación de la Diputación Pro-

vincial  en  esta  iniciativa,  al

tiempo que ha recordado la

importancia que dichas pere-

grinaciones tienen de cara a

un  “enriquecimiento  espiri-

tual”  como  fruto  vivo  del

próximo Jubileo. “No nos olvi-

demos que un cristiano no es tal si

no se pone en camino, es decir, sale

de su acomodo y se pone en mar-

cha hacia el Señor. Además, esta

metáfora del camino es muy im-

portante para la propia Santa Te-

resa, hasta el punto de titular así

una de sus obras más conocidas

(“Camino de perfección”), seña-

laba Zazo.

Desde la Diócesis ya se han

iniciado los contactos con los

párrocos  de  las  localidades

por  donde  transcurrirán  las

rutas, puesto que “se espera que

sean las parroquias quienes hagan

una acogida de los peregrinos que

lleguen hasta ellas, haciéndoles par-

tícipes  de  la  espiritualidad  de

Santa Teresa”. 

LA CURACIÓN

DE BECEDAS

El primero de los iti-

nerarios propuestos re-

corre 120 kilómetros, y

atraviesa una docena de

municipios.  Recorda-

mos  que  en  Becedas

pasó Santa Teresa una

larga temporada, recu-

perándose  de  una  ex-

traña enfermedad, y es

donde en cierta manera

su vida experimenta un

cambio espiritual signi-

ficativo. Esta ruta trans-

curre  además  por  las

localidades  de  El

Barco  de  Ávila,  Piedrahíta,

Mesegar de Corneja, Bonilla

de  la  Sierra,  Villanueva  del

Campillo, Vadillo de la Sierra,

San Juan del Olmo, Ortigosa,

Manjabálago,  Muñico,  Cha-

martín y Martiherrero. 



LA RUTA DEL

CONFESOR

La segunda ruta une Arenas

de San Pedro y Ávila, tiene un

recorrido de unos 118 kiló-

metros.  Podría  considerarse

como “la ruta del confesor”,

y es que no hay que olvidar

que en Arenas se encontraba

San  Pedro  de  Alcántara,  a

quien  la  Santa  pedía  buen

consejo. Esta ruta transcurre

por  El  Arenal,  Cuevas  del

Valle, San Martín del Pimpo-

llar, Hoyos de Miguel Muñoz,

Navalsáuz,  Mengamuñoz,

Muñogalindo, Padiernos y El

Fresno. 

EL PASO DESDE

TOLEDO

La tercera ruta recorre mu-

nicipios del Alto Tiétar y la

comarca  de  Alberche-Pina-

res.  Simboliza  los  viajes  de

Santa  Teresa  hasta  Toledo,

donde tuvo una importante

tarea epistolar, en el marco de

la reforma del Carmelo que

había  emprendido  previa-

mente.  Este  itinerario  com-

prende 100 kilómetros desde

Sotillo  de  La  Adrada,  pa-

sando por Casillas, El Tiem-

blo, Cebreros, San Bartolomé

de Pinares, Herradón de Pi-

nares y Tornadizos, hasta lle-

gar también a Ávila. 



DEL SEPULCRO A

LA CUNA

Esta cuarta ruta ya lleva en

funcionamiento desde la ce-

lebración  del  V  Centenario

(2015). Comienza en Alba de

Tormes (Salamanca), donde

se  encuentra  el  sepulcro  de

Santa Teresa. Transcurre por

la  zona  de  la  Moraña,  pa-

sando por lugares tan emble-

máticos  como  Fontiveros

(cuna  de  San  Juan  de  la

Cruz). Y termina como todas

en Ávila capital, donde nació

la Doctora de la Iglesia.

Iglesia de Bonilla de la Sierra, por donde transcurrirá una de las rutas

Se buscan

Voluntarios

En 2015, más de 600 vo-

luntarios vivieron una gran

experiencia.  Muchos  de

ellos están deseando repetir.

Otros  tantos,  quizá,  estén

deseando vivirla en primera

persona. El Año Teresiano

busca voluntarios como tú.

Para  organizar  las  grandes

celebraciones. Pero también

para  acoger  a  los  miles  de

peregrinos  que  llegarán

hasta la provincia de Ávila a

través  de  cuatro  rutas  que

recorrerán nuestros pueblos.

Si tienes más de 16 años, y

quieres disfrutar de esta ex-

periencia  única,  ¡contamos

contigo!  Entra  en  la  web



jubileoteresiano.com y re-

llena el formulario que apa-

rece.  Así  de  fácil,  así  de

rápido.


Porque  dentro  de  muy

poco, Ávila volverá a latir al

ritmo  de  la  solidaridad  de

los voluntarios del Año Te-

resiano.


- 6 -

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A

-

J

UNIO

2017

Crónicas

Encuentro sacerdotal para analizar la nueva

atención pastoral a las parroquias

J.

M



GARCÍA SOMOZA

(V

ICARIO DE

P

ASTORAL Y

C

LERO

)

E

l pasado día 22 de Mayo a las 10 de la mañana, con-



vocados  por  el  Sr.  Obispo,  nos  reuníamos  todo  el

presbiterio de la Diócesis en el Seminario Diocesano.

Queríamos poner delante el horizonte de nuestra Iglesia Dio-

cesana, necesitada de una nueva atención pastoral. Traíamos a

nuestras espaldas cuatro años de llamadas a la conversión per-

sonal  en  los  retiros  espirituales  y  de  reflexión  compartida

sobre la conversión pastoral. El objetivo de este encuentro era

vernos todos juntos con nuestro obispo para acoger los re-

sultados de nuestro discernimiento y precisar la aplicación en

los años venideros.

Comenzamos la jornada diciendo con Pedro: “por tu pala-

bra echaré las redes” (Lc 5,5). Con estas palabras el Sr. Obispo

nos presentaba la jornada y nos introducía en las dos ponen-

cias de la mañana. D. Olegario González de Cardedal nos in-

troducía en“una sociedad nueva, pensando en Ávila”, para

ayudarnos a estar en el lugar debido en este momento de nues-

tro ministerio sacerdotal. El posterior diálogo y descanso com-

partido nos ayudaba a situarnos con paz y esperanza en esta

hora.

En la segunda ponencia escuchábamos a D. Alfonso Crespo



Hidalgo, que vive de cerca esta etapa nuestra en el horizonte

nacional.  Nos  señalaba  “actitudes  del  presbítero  ante  una

nueva atención pastoral”, cómo la conversión personal activa

la conversión pastoral. Estas dos conversiones vienen reno-

vadas y promovidas por la Misericordia. Nos abría a un diá-

logo interior, compartido con los hermanos, y nos alentaba

en esta nueva atapa, que seguirá de cerca, desde su parroquia

de Málaga.

Por la tarde entrábamos en la tercera ponencia de la mano

de D. Juan José Beltrán Yagüe. Visualizaba todos los datos que

le habíamos ofrecido en nuestras aportaciones. Lo hacía con-

fiado en el camino que teníamos por delante: “no hay otro”.

Vimos proyectados los datos de nuestra población, la esta-

dística de los sacerdotes de hoy y una proyección a diez años,

el diseño de los seis nuevos Arciprestazgos y de las veintiséis

nuevas Unidades Parroquiales. Pudimos perfilar la ordenación

de nuestra propia vida en la misión en este momento.

D. Julián Alonso Zamorano, desde nueve pueblos pequeños

en la Moraña, y D. Anastasio Díaz Gonzalo, desde tres pue-

blos grandes del Tiétar, nos mostraban los pasos sencillos que

iban dando. Su testimonio precisaba bastante lo que hemos ir

haciendo en el futuro. Como decimos los castellanos con es-

peranza y realismo “vamos yendo”.

Cerrábamos la jornada, pasadas la seis de la tarde, recitando

la oración a la Virgen María, Estrella de la Evangelización. Ya

nos guía, nos ilumina y ruega por nosotros.



Á

LVARO

M

ATEOS

T

odos conocemos lugares que, irre-



mediablemente,  nos  traen  el  re-

cuerdo de determinadas personas.

Rincones impregnados de su alma, su ca-

rácter o su legado. Si alguno de los bene-

volentes lectores conoce el Barrio de la

Estación y su iglesia de la Asunción, en

Las Navas del Marqués, sin duda, tiene

que pensar inmediatamente en la menuda

y, con el tiempo, cada vez más encorvada,

figura de don Francisco Martín.

Don Francisco era un buen hombre y,

además, sacerdote. Aunque de vocación

tardía, al haber muerto a los 97 años, ha

ejercido su vocación durante la friolera de

57  y  bien  puede  decirse  de  él  que  ha

muerto  con  las  botas  puestas.  No  obs-

tante,  hasta  la  pa-

sada 


Semana

Santa, se ha encar-

gado  de  todas  y

cada una de las ce-

lebraciones  de  la

Iglesia de la Esta-

ción,  una  realidad

que hoy es lo que es, gracias a este entra-

ñable toledano, adoptado por la diócesis

de Ávila. Digo entrañable, porque lo era,

pero su genio no se lo quitaba nadie. 

A lo mejor, no era un gran teólogo, pero

sí un sacerdote que conocía los problemas

de sus parroquianos, que se preocupaba

por adaptar las Escrituras a la vida real, in-

merso en la formación y catequesis de los

niños hasta ayer, como quien dice, y al que

se  le  iba  generando  un  vacío  cada  vez

mayor, cuando comprobaba cómo se des-

poblaba el día a día cotidiano de su barrio. 

Aunque no fuera el “culpable” del edi-

ficio, ya que la construcción de la Iglesia

de la Estación es una historia en la que

convergen las voluntades de don Santos

Moro, la Unión Resinera y un grupo de

familias, se hizo cargo del templo y de la

escuela a los dos años de ser ordenado sa-

cerdote. Una parroquia (que aunque no

canónica, prácticamente hacía las veces)

que aglutinaba también los servicios de

Ciudad Ducal. 

Pasarán los años;  las piedras quedarán,

la romería de San Miguel se celebrará con

el mismo aire festivo, pero el recuerdo al

bueno  de  don  Francisco,  permanecerá

siempre.      



Don Francisco, el alma del barrio de La Estación

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A



J

UNIO

2017

- 7 -

C

ARIDAD

L

ÓPEZ

(A 

LA LUZ DE LAS ORIENTACIONES SOBRE

D

ERECHO

M

ATRIMONIAL

C

ANÓNICO DE

R

VDO

. D. J

UAN

I

GNACIO

B

AÑARES

.)

M

uchas personas y espe-



cialmente muchos jóve-

nes  se  plantean  esta

pregunta. Si se trata de fieles cató-

licos, se preguntaran también por

qué la Iglesia interviene en el ma-

trimonio, y qué hay de especial en

el matrimonio de los cristianos. In-

tentaremos presentar unas cuantas

respuestas breves. 

El amor de verdad, que supera la

simple  atracción  instintiva  o  el

solo sentimiento, surge de lo más

hondo  de  la  voluntad  de  la  per-

sona humana, mujer o varón. Así,

tenemos  que  preguntarnos  si

¿puede  decirse  que  “casarse  es

quererse”? Es cierto que los que se

casan se quieren entre sí, pero también se quiere a los padres,

a los amigos…Por lo que afirmar que casarse en quererse es

erróneo. Para casarse hay que querer casarse, es decir, no basta

con decirse “te quiero”: casarse es decir: “te quiero como es-

poso y me doy a ti como esposa” o “te quiero como esposa”.

De este modo, ocurren varias cosas simultáneamente cuando

dos que se aman deciden casarse: entre ellos se da un amor es-

ponsal; compromiso; unión específica, indisoluble; cada uno

de los esposos pasa a ser del otro; exclusiva; los fines son el

bien del otro y el bien de los hijos que puedan venir. Pues

bien, cuando existe ese amor esponsal y se realiza ese acto de

entrega y aceptación mutuos con las características señala-

das… ¡a eso se llama matrimonio! 

Ahora, ¿por qué los ritos y ceremonias? Existen diversos

motivos por los que conviene que este acto se realice en un

contexto social o público: cada matrimonio constituye una de

las cédulas de la sociedad y el acto de darle inicio pide por sí

mismo un carácter abierto y social. También porque el ma-

trimonio forma parte del bien común de la sociedad y por

tanto, el Estado tiene el derecho y el deber de defenderlo.

Otro motivo es la certeza del matrimonio contraído y la se-

guridad jurídica: el Estado o la Iglesia no hacen el matrimo-

nio,  simplemente  son  testigos  cualificados  de  que  los

contrayentes manifiestan mutuamente la voluntad de consti-

tuirse en cónyuges. 

Por último, ¿qué tiene que ver la Iglesia con el matrimonio?

Entre los cristianos el matrimonio es sacramento, es decir, la

unión conyugal es signo de la unión indisoluble, fiel y fecunda

de Cristo con su Iglesia; también les hace presente el com-

promiso de Cristo de ayudarles en la realización de su vida

conyugal y familiar. Los esposos deben reflejar las virtudes

cristianas y difundir con su ejemplo, su palabra y su acción. 

En definitiva, ¿por qué casarse? Porque ser esposo es algo

especial: y uno quiere darse y recibirse como esposo y esposa

y no les basta “con estar juntos”. ¿Por qué la ceremonia? Por-

que se trata de un acto de gran relevancia para la protección

del matrimonio mismo. Y ¿Por qué por la Iglesia? Porque la

Iglesia tiene encomendado cuidar de sus fieles y del matri-

monio, que es uno de los siete sacramentos, y que es muy im-

portante en la vocación cristiana de cada fiel y de cada familia

y en la vida y acción misionera de la Iglesia misma.



El COF al habla

¿Por qué casarse?

¿Y por qué casarse por la Iglesia?

La alegría del amor:

testimonios

“La alegría del matrimonio solo se vive cuando haces a

Dios participe en tu matrimonio, cuando celebras las bue-

nas noticias junto a él y compartes el peso de las malas”. 



Soraya y Luis Carlos, profesores. 15 años casados (Ávila)

- 8 -

C

A M I N O D E

I

G L E S I A

. D

I Ó C E S I S D E

Á

V I L A

-

J

UNIO

2017

C

amino 

d

I

glesia

Publicación mensual de la Iglesia Diocesana de Ávila

Edita:

Obispado de Ávila - Oficina de Comunicación w Plaza Teniente Arévalo, 5. 05001  Ávila

)

920 353 900 w



+

comunicacion@diocesisdeavila.com

Suplemento del Boletín Oficial del Obispado 

w

Depósito Legal:

Av. 28-2014 

w

ISSN

1885-1223

C

Cd



I

I

Los tuits



del Papa

@Pontifex_es



Hagamos crecer la

fraternidad y el intercambio: la

colaboración es lo que ayuda a

construir sociedades pacíficas y

mejores (2 de mayo)

Que nuestra actitud sea

siempre pacífica y humilde,

atenta al cuidado de los pobres

(3 de mayo)

Todos tienen una

aportación que ofrecer a la

sociedad, nadie está excluido de

aportar algo para el bien de

todos (9 de mayo)

Cada vez que miramos a

María volvemos a creer en la

fuerza revolucionaria de la

ternura y del cariño (13 de

mayo)

Dios hace crecer sus flores

más hermosas entre las piedras

más áridas (18 de mayo)

Intentemos mantener

siempre alto el «tono» de

nuestra vida, recordando por

qué inmenso premio existimos,

trabajamos, luchamos y

sufrimos (19 de mayo)

Invito a todos a una

comunicación constructiva que

rechace los prejuicios hacia el

otro y transmita esperanza y

confianza en nuestro tiempo.

(28 de mayo)

Vida Religiosa

Contemplar el mundo con la

mirada de Dios   

J

UAN

N

AVARRO

(V

ICARIO PARA LA

V

IDA

C

ONSAGRADA

)

E

l pasado verano el Papa Francisco



publicaba una Constitución Apos-

tólica sobre la vida contemplativa

femenina en la que encontramos esta ex-

presión : “Quien se sumerge en el misterio de la



contemplación ve con ojos espirituales : esto le per-

mite contemplar el mundo y las personas con la mi-

rada de Dios”. De aquí ha surgido el lema

para la Jornada de la vida contemplativa

para este año 2017, que se celebra el 11 de

junio, solemnidad de la Santísima Trinidad.

La vida contemplativa de nuestra dióce-

sis de Ávila, dentro de una amplia variedad

de situaciones, es una realidad muy viva.

Con toda verdad se puede aplicar a los 14

monasterios, con las 196 monjas que en

ellos viven, lo que los Obispos de la Co-

misión para la Vida Consagrada escriben a

este respecto : “ Han sido miradas por Dios con un



amor que ha cautivado sus corazones transformándo-

los. Contempladas por la Trinidad aprenden a diario

ellas mismas a contemplar el mundo y a cada persona

con esa mirada divina, amorosa y compasiva, interce-

sora y benévola, bendita y salvífica, amando hasta co-

mulgar con las penas y las tristezas de los hombres, con

sus gozos más nobles y sus esperanzas más altas”.

En el tiempo que ha transcurrido del año

2017 hubo en nuestros monasterios diversos

acontecimientos: llegaron diez nuevas voca-

ciones, ocho hermanas tomaron el hábito de

su orden, hicieron tres la profesión religiosa

temporal.  Citamos  y  felicitamos  especial-

mente a las cinco hermanas que celebraron la

profesión perpetua : Francisca, Susana y Lucía

del monasterio de la Conversión de Sotillo de

la Adrada, Isabel en el convento de Carmeli-

tas Descalzas de Duruelo y Geraldine, venida

de Kenia, en las Concepcionistas Francisca-

nas de Candelada. Por otro lado vivimos con

dolor la muerte repentina de la hermana Son-

soles y el cierre temporal de su  convento de

Agustinas de Gracia de Ávila, a las que agra-

decemos tantos siglos de presencia en nuestra

ciudad, con una hermosa historia de de san-

tidad; seguimos en relación con estas herma-

nas que marcharon a Talavera de la Reina,

como parte de nuestra familia. También fue-

ron llamadas a la Casa del Padre las hermanas

: Carmela, del convento de la Encarnación y

Ángeles, del convento de la Magdalena.

Vivimos con alegría y agradecimiento esta

Jornada de la vida contemplativa, en el Cen-

tenario de las apariciones de la Virgen a los

tres  pastorcitos  de  Fátima,  en  las  que  les

pedió oración y penitencia por la conversión

y salvación de todos los hombres y por la paz

del mundo, petición a la que responden con la

entrega total de su vida, desde sus monaste-

rios, nuestras hermanas contemplativas. Ora-

mos  para  que  esta  presencia  siga  siendo

significativa en nuestra diócesis y en toda la



Iglesia.


Do'stlaringiz bilan baham:


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling