Salamanca n.º 16 diciembre 2007


Download 235.96 Kb.
bet3/3
Sana14.08.2018
Hajmi235.96 Kb.
1   2   3

F

ACUNDO

SIMÓN HIERRO

14

Jugando al tira y afloja.



Los asistentes participando en los diferente juegos.

Repartiendo la suculenta paella.

Juego de los zancos.

N

Nu

ue



essttrra

ass  ffiie

esstta

ass


E

L día 14 del pasado mes de

Abril de este año que finali-

za, la Asociación tuvo la

reunión anual de la Asamblea

General. Empezamos reuniéndo-

nos en la portería del Colegio,

donde según íbamos llegando se

podían ver las caras de alegría y

satisfacción por el encuentro

anual. 

Seguidamente pasamos a cele-



brar la Eucaristía presidida por el

Director del Colegio P. José Luís

Belver y concelebrada con otros

compañeros agustinos, además de

el Prior del Colegio P. Jesús

Torres, el Párroco de la Santa

María de la Esperanza (Madrid) P.

Jesús Palacios. 

Después de oír misa, nos reuni-

mos en Asamblea General donde

la actual Junta Directiva propuso

para su aprobación, entre otros

asuntos, la liquidación de ingresos

y gastos del pasado curso y nos

presentó los presupuestos para el

actual, fueron aprobados por una-

nimidad, se presentó la nueva

página Web, cuya dirección es la

que sigue: www.asoagusa.org.

Inmediatamente salimos pitan-

do hacia la finca de Rodasviejas

que está ubicada a unos 35 Km. de

Salamanca en la carretera que nos

lleva a Ciudad Rodrigo; allí nos

esperaban una estupenda chacina

salmantina y una

exquisita fabada de

la que dimos buena

cuenta, “arrebaña-

do” el plato. La

sobremesa ameni-

zada por un coro,

surgido en ese mis-

mo instante, que

interpretó varias

canciones popula-

res con el acompa-

ñamiento de pal-

meros voluntarios

y algún que otro

guitarrista y des-

pués…, se daría

suelta a las vaqui-

llas para disfrute

de los más atrevi-

dos que lancearon

en el coso, mien-

tras que el público,

a ritmo de pasodo-

bles, vivía con

intensidad la fiesta.

Como todos

sabéis, la fiesta en

el campo estaba

organizada y muy

bien organizada

por nuestra secre-

taria Cristina y

como no podía ser

menos, contando

con la imprescin-

dible colaboración



M

ISA



FABADA Y CAPEA

Celebración de la Eucaristía.

Visita en tractor por la finca Rodasviejas.

El primer valiente.

Encuentro de amigos.

Los asociados, participando en la Eucaristía con devoción.

15


N

Nu

ue



essttrra

ass  ffiie

esstta

ass


16

EL JAMÓN DEL ABUELO

Especialidades en Ibéricos

y Pescados Frescos

Víctor Andrés Belaúnde, 36

28016 Madrid

Tel.: 91 458 01 63

Tel/Fax: 91 344 00 60

Cadena Gregorio

La Fuencisla

Ctra. Extremadura, Km 23,2, junto al Par-

que Coimbra

(antiguo Restaurante Las Tinajas)

Teléfs.: 91 647 22 89 - 91 647 23 02 (Mós-

toles)

Gran Terraza y Parquing

Gregorio I

Reyes Católicos, 16

Teléfs.: 91 613 22 75 - 91 618 05 40

Móstoles (Madrid)

Gregorio II

Héroes del Alcázar, 34

Teléfs.: 91 817 43 72 - 91 817 47 00

Camarena (Toledo)

Gregorio III

Bordadores, 5 - (Madrid)

Teléfs.: 91 542 59 56 - 91 548 38 14

de nuestro vicepresiden-

te Saturio. 

Hubo vaquillas para

todos, para poder demos-

trar lo mejor de nuestro

“arte” torero; en fin, nos

atrevimos con las vaqui-

lla, aunque pequeñas no

por eso dejaban de ser

bravas. 

Disfrutamos de lo lindo crean-

do afición y escuela entre todos

juntos y a las ordenes y consejos

de los más mayores; a pesar de

todo no se evitó que algunos

sufrieran unos buenos revolcones

sin mayores consecuencias, pero

eso no amedrentó a nadie y hubo

quien salió raudo a dar recortes de

antología.

Fue nuestra primera jornada

taurina. Nos juntamos un buen

número de asociados para disfrutar

de este evento de confraternidad

con sabor agustiniano. 

Para terminar, animaros a parti-

cipar en la próxima reunión, que si

Dios quiere la celebraremos el día

19 del próximo mes de abril.

Habrá fiesta campera. 

¡¡Ánimo, sólo hace falta ilu-

sión y ganas de divertirse un rato!!

F

ACUNDO

SIMÓN HIERRO

Los comensales en charla amigable.

Reunión de la Asamblea General de asociados.


IIn

n  M


Me

em

mo



orriia

am

m



17

M

E desperté el jueves con



un dolor fuerte en el

pecho, que se me pasó

cuando me duchaba. Es difícil

entender cómo cosas que te pasan

te pueden estar avisando de lo que

te puede suceder. Ese viernes iba a

ser un gran día: la recogida de dine-

ro para la esclerosis múltiple, des-

pués comer fuera, luego de com-

pras y, por último, de fiesta con

todos los de clase…y tú luego me

irías a buscar como hacías siempre.

Pero mi móvil sonó; ya todo

empezó a ir mal. Tía me dijo que tú

estabas muy mal en el hospital.

Grité y me tiré al suelo. Valiente

escándalo preparé cuando pensé

que aún estabas vivo, pero ¡qué

va!, ya te habías ido con Dios.

Mamá te pudo dar el último

abrazo; yo simplemente te vi con-

gelado, frío, sin ningún sentimiento

en tu cara, en tus preciosos ojos...

Ese viernes, y hoy, deseo que todo

quede en una pesadilla, que tú me

despiertes y que me des un abrazo.

Pero hoy es tan real como darse un

pellizco en la nariz. ¡Qué cruel es la

vida! Nos da palos cuando menos

lo esperamos.

Voy cruzando la avenida, ya se

duerme la ciudad, se me caen las

ideas y la gente tan deprisa se te

acercan sin mirar. ¿A quién le

importa lo que siento?...Siempre

alguien se va. Mi vida se detuvo

pero el mundo no puede parar.

Todo sigue igual, tú te fuiste y todo

sigue igual, menos yo, tratando de

sonreír, viviendo sin vivir, otro día

y tú no estás. Todo sigue igual.

Vuelvo a casa y es temprano,

tengo tanto que hacer, demasiado

tiempo que no pasé a tu lado para

hablarte como ayer. Inventando

que estás en tu habitación…para

salir de esta cruda realidad; pero ya

ni tu risa ni tu voz característica

están; decidieron marchar sin pre-

guntar y no me dejan respirar.

Tu vida se detuvo un 19 de

octubre, y todavía no puedo coger

su rumbo, su ritmo. Estás en mis

pensamientos todo el tiempo. Todo

lo que percibo por mis sentidos me

recuerda a ti. Todas las cosas que

hemos pasado juntos. ¿Te acuerdas

de la última Nochevieja? Me dijis-

te: ¿Por qué te pones tan guapa?,

¿para estar en el pueblo? Me prote-

giste toda la noche, como hacías

siempre. Tú, mi hermano, la mitad

de mi corazón te lo has llevado; ya

nada volverá a ser como antes, me

ha dejado un gran vacío.

Te quiero, cosa que nunca te

pude decir en vida. Siempre llevaré

la cruz que me trajiste de Pavía.

¡Qué ilusión me hizo¡ Sólo quiero

pedirte que cuando llore tú me con-

sueles, y que le des un gran abrazo

al abuelo de mi parte. Puedo pasar-

me toda la vida escribiéndote, pero

tú, sólo tú, sabes todo lo que yo

siento, todo lo que te quiero.

Una vez me dijeron que lo

mejor está por llegar. Ayúdame a

continuar con mi vida. Eternamen-

te estarás en mí. Tu ha sido mi

modelo a seguir.

Te quiero. Tu hermana.

E

STHER

D

EDICADO A

A

LBERTO

M

ARCOS



DE

20 

AÑOS



ANTIGUO ALUMNO DEL

C

OLEGIO

S

AN

A

GUSTÍN



Y

FALLECIDO SÚBITAMENTE EL

19 

DE

O

CTUBRE DE

2007

Alberto y Esther en la ofrenda de la Misa colegial.


D

Do

ob



blle

em

me



en

ntte


e  H

He

errm



ma

an

no



oss

I

NTRODUCCIÓN

Entre los 98 mártires agustinos beatifi-

cados recientemente en Roma se

encontraban Fray Macario y Fray

Tomás Sánchez López. Fray Macario y

fray Tomás, hermanos de sangre y her-

manos agustinos, fueron asesinados en

Paracuellos del Jarama el 30 de

noviembre de 1936 por no renegar de

su fe en Cristo después de pasar un lar-

go y penoso calvario de cuatro meses

en la cárcel de San Antón o Prisión Pro-

vincial de Hombres número 2, sita en la

calle de Hortaleza de Madrid en el cole-

gio de los escolapios: Las Escuelas Pías

de San Antón. Después de la guerra

civil, el conjunto recuperó su actividad

docente y religiosa hasta 1989. Por un

acuerdo entre el Ayuntamiento de

Madrid y el Colegio Oficial de Arqui-

tectos de Madrid (COAM), el edificio

se convierte en sede y museo del

COAM, e incorpora una serie de servi-

cios municipales como una escuela

infantil, una biblioteca, una piscina

cubierta, un patio central ajardinado y

un centro de mayores.

Fray Macario y Fray Tomás tenían

un hermano más, también hermano

agustino, fray Ángel, pero la enferme-

dad se lo llevó antes de la irracional

guerra fratricida que segó tantas vidas

inocentes. Fray Macario y fray Tomás,

junto con el resto de la Comunidad

agustiniana, fueron detenidos el día 18

de julio de 1936 por el mero hecho de

haber elegido tomar los hábitos para

dedicar su vida a Dios y al prójimo. 

Los tres hermanos frailes habían

nacido en un pequeño pueblo de Ávila,

Hoyocasero, situa-

do en la sierra de

Gredos. Muy pron-

to murió su madre

y su prima mayor

Juana López, casa-

da con Daniel

López, cuidó de

ellos y de su padre.

Padre e hijos se

dedicaron a las

faenas del campo

hasta que los jóve-

nes decidieron

hacerse agustinos.

Su tío Brígido

López, hermano de su difunta madre,

era sacerdote y animó a los jóvenes a

tomar esa decisión al observar la pro-

funda devoción religiosa de sus tres

sobrinos. Los jóvenes religiosos inter-

cedieron ante los Padres Agustinos para

contratar a su padre como hortelano de

la huerta del Real Monasterio del El

Escorial y así tenerlo cerca, evitándole

el doble vacío de vivir sin esposa y sin

hijos.

Fray Macario mostró unas dotes



especiales para la pintura, como pueden

comprobar hoy quienes se acerquen a la

iglesia de su pueblo, Hoyocasero, don-

de se encuentra la copia de uno de sus

cuadros más destacados representando

a Santa Teresa de Jesús; visiten algunas

residencias agustinianas como la del

Colegio Valdeluz de Madrid o la del

Real Monasterio de El Escorial, o visi-

ten el Museo Oriental de Valladolid, en

cuya entrada está su cuadro Los prime-

ros misioneros agustinos que dieron la

vuelta al Mundo. 

Un sobrino de

fray Macario y

fray Tomás, de

nombre Medicio,

siguió sus pasos,

adoptando el

nombre de Agus-

tín. Cuando fray

Agustín estaba a

punto de cantar

misa y convertirse

en el Padre Agus-

tín, una repentina

enfermedad le

arrebató la vida.

Un sobrino del

Padre Agustín, Emiliano López López,

también sintió la llamada agustiniana y,

aunque no llegó a tomar los hábitos,

confiesa que sigue sintiendo en su cora-

zón la huella agustiniana. Él ha colabo-

rado activamente para reunir los datos

de sus tíos abuelos fray Macario y fray

Tomás, como las actas de nacimiento.

Dichas actas nos han permitido conocer

fidedignamente los primeros detalles

de la biografía de estos mártires doble-

mente hermanos.

F

RAY

M

ACARIO

S

ÁNCHEZ

L

ÓPEZ

Fray Macario Sánchez López nació en

Hoyocasero el día 29 de febrero de

1884 a las 22 horas, hijo de D. Ignacio

Sánchez, labrador, y de Dña. María

López, dedicada –y citamos textual-

mente el acta de nacimiento-  a las ocu-

paciones propias de su sexo, ambos de

Hoyocasero. 

Fray Macario nació en la sencilla

casa familiar de Ignacio y María sita en

la calle de las Laruelas número 32. La

casa continúa en pie y prácticamente

igual. El poyo de la fachada es testigo

fiel de los pocos cambios que ha sufri-

do la casa y de su noble modestia.

Profesó de religioso agustino en el

Real Monasterio de San Lorenzo de El

Escorial en 1905. Tuvo de maestros en

pintura al Padre Víctor Villán y a

Gabriel Palencia. Fue profesor de ense-

ñanza primaria en el Real Colegio de

Alfonso XII y en el colegio del Dulcísi-

mo Nombre de Jesús de Palma de

Mallorca, y de Dibujo y Pintura en los

Dos mártires doblemente hermanos

Casa de los beatos en su pueblo natal.

Claustro del Monasterio de El Escorial.

18


mismos colegios y en el Real Colegio

Universitario de María Cristina.

Fray Macario orientó su arte al ser-

vicio de la Iglesia y su obra fue recono-

cida y admirada ya en vida del propio

Hermano. Así, el Padre Rabanal en el

periódico ABC del 7 de septiembre de

1930 escribía a propósito del Cantoral

de San Agustín: “Al pincel del Herma-

no fray Macario Sánchez pertenecen las

soberbias miniaturas que a las orlas

encuadran”.

Son numerosas las obras de fray

Macario que ha catalogado el Padre

Modesto González en su libro Autores

Agustinos de El Escorial publicado en

1996 por Ediciones Escurialenses.

Incluso en los meses que estuvo encar-

celado, fray Macario pintó varios retra-

tos a lápiz de sus hermanos agustinos.

Se conocen, por ejemplo, el retrato del

Padre Gerardo Gil Leal, firmado en la

prisión de San Antón el 2 de noviembre

de 1936, 28 días antes de que fueran

martirizados en Paracuellos del Jarama.

Junto a su firma escribió la dedicatoria:

“Fuerte, viril y Gallardo/éste es el

Padre Gerardo”. De alguno de ellos,

como el del Padre Arturo García de la

Fuente, se conserva el original donado

por la hermana del propio Padre Arturo,

Doña María García de la Fuente, a los

agustinos.

Fray Macario reprodujo con gran

fidelidad numerosas obras maestras de

pintores clásicos como Ribera, el Gre-

co, Rubens, Ticiano, Goya…, pues su

pincel siempre estaba dispuesto a reali-

zar las obras que le encargase su Comu-

nidad. Estas reproducciones le ayuda-

ron, además, a conocer profundamente

la manera de hacer de los clásicos y así

mejorar su propio estilo. 

Hay que destacar también su labor

como fotógrafo, pues, como cuenta el

Padre Rabanal en Los Cantorales, “la

mayor parte del tiempo lo pasaba

empleado en sacar fotocopias (fotogra-

fías) de los Códices de la Real Bibliote-

ca del Monasterio”.  A él se deben las

ilustraciones de la obra del Padre Joa-

quín García Las estampas de la biblio-

teca del Escorial  o las fotografías del

libro del Padre Vicuña titulado Los

minerales de El Escorial.

F

RAY

T

OMÁS

S

ÁNCHEZ

L

ÓPEZ

Fray Tomás Sánchez López nació el día

18 de septiembre de 1890 en Hoyocase-

ro a las 22 horas, la misma hora en la

que había nacido su hermano Macario

seis años antes. Quizá esta coincidencia

apuntaba que ambos tendrían un desti-

no similar y una misma muerte en un

mismo lugar, a la misma hora y defen-

diendo los mismos principios cristia-

nos. Como su hermano fray Macario,

nació en la sencilla casa familiar de sus

padres, Ignacio y María, sita en la calle

de las Laruelas número 32.

Profesó como religioso agustino en

el Real Monasterio de San Lorenzo de

El Escorial en 1905 donde sirvió a la

orden agustiniana devotamente hasta el

6 de agosto de 1936, fecha en la que fue

detenido con toda la Comunidad y con-

ducido a la cárcel de San Antón. Allí

pasó cuatro largos meses de cautiverio

hasta que el 30 de noviembre de 1936

fue martirizado en Paracuellos del Jara-

ma.

I

SIDRO

M

ORENO

D

Do



ob

blle


em

me

en



ntte

e  H


He

errm


ma

an

no



oss

Iglesia de Hoyocasero.

19

Habitaciones donde dormían los beatos en el Monasterio de El Escorial.



Interior Iglesia de Hoyocasero.

Interior casa de los nuevos beatos.


Do'stlaringiz bilan baham:
1   2   3


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling