San miguel de abona


Download 1.58 Mb.
bet11/20
Sana14.08.2018
Hajmi1.58 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   20

L

 

 

D

D

E

E

 

 

L

L

A

A

 

 

A

A

C

C

T

T

I

I

V

V

I

I

D

D

A

A

D

D

 

 

E

E

C

C

O

O

N

N

Ó

Ó

M

M

I

I

C

C

A

A

 

 

En la zona baja se da el abandono de la agricultura originaria de secano, que en una pequeña parte ha 

sido reemplazada por el tomate. Hay una pequeña zona de platanera y de cultivo especializado en in-

vernadero ligada a la carretera a Las Galletas. 

La totalidad de los conos volcánicos ha sufrido algún tipo de extracción de picón para su uso como ári-

do en la construcción. En Montaña Amarilla se han extraído los finos para construcción en su parte ba-

ja  y  cráter.  Extracción  de arena  en  Playa  Colmenares  y  de  grava en  la  zona  del  Saltadero,  junto  a  El 

Guincho. 

La  actividad  turística  ha  conseguido  prosperar  en  los  últimos  años,  contando  con  las  urbanizaciones 

turísticas Golf del Sur, Amarilla Golf y el Hotel San Blas, que ofertan un turismo de carácter deportivo. 

De esta manera se supera la economía basada en el sector agrícola de medianías, por el que tradicio-

nalmente se caracterizaba San Miguel de Abona. 

A ambos lados de la autovía TF-1 se da el uso industrial-comercial, unido al residencial. 

En la medianía baja la agricultura de secano originaria está abandonada. Se ha ido transformando en 

bancales para huertas de regadío, papas y hortalizas, concentrada en la zona de Aldea y Las Zocas, nú-

cleos eminentemente rurales en los cuales se concentran las edificaciones residenciales. 

Igualmente los conos volcánicos han sufrido extracciones de picón, sobre todo en los volcanes de Ju-

reña y La Estrella, bastante alterados. La zona está bastante ocupada, en cuanto al uso del suelo po-

tencialmente útil, si bien cabe la transformación del suelo de secano originario y el uso de agricultura 

intensiva en invernaderos. 

La medianía alta está prácticamente ocupada en su zona útil por la agricultura de regadío, en bancales 

enarenados de jable, para papas, vid y hortalizas. El fenómeno urbano es consecuencia de este uso in-

tensivo del suelo, consolidándose a lo largo de los caminos y concentrándose en los núcleos origina-

rios. Cabría cultivos alternativos y diversificados, frutal, hortaliza, papas y vid, si bien la estructura de 

la propiedad, como veremos, y las dificultades de mecanización por la topografía, incidirían negativa-

mente en la racionalidad de la operación. 



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 64  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



La zona alta es una extensión de la zona de medianía, el originario cultivo de secano, va siendo reem-

plazado por el regadío, papa, sobre todo con vid y hortaliza, concentrado en la carretera del Frontón. 

La  mayor  dificultad  topográfica,  así  como  la  insuficiencia  de  la  infraestructura,  condiciona  negativa-

mente la extensión del cultivo. 



A

A

4

4

.

.

2

2

.

.

2

2

.

.

 

 

S

S

E

E

C

C

T

T

O

O

R

R

 

 

P

P

R

R

I

I

M

M

A

A

R

R

I

I

O

O

 

 

Tradicionalmente, San Miguel de Abona, ha basado su economía en el sector primario, principalmente 

en la ganadería y una agricultura de medianías. Las fincas en forma de bancales bañados en jable son 

muy comunes en gran parte del municipio. A día de hoy, muchas de estas huertas se encuentran en 

estado de abandono o se han reconvertido para otros usos. El agricultor ha dejado poco a poco de cul-

tivar la tierra para dedicarse a los sectores terciario o secundario. 

Se ha construido una nave en la zona de Las Chafiras para instalar el Mercado del Agricultor, donde los 

propios agricultores comercializan directamente sus productos, así como los ganaderos, reposteros y 

artesanos, contribuyendo a la dinamización y al impulso del sector primario en el municipio. 

Este mercado parte como proyecto en el año 1996, acabándose la obra y abriendo sus puertas el año 

2000. Esta asociación creada sin ánimo de lucro basa sus esfuerzos, no sólo en comercializar los pro-

ductos de la huerta de la comarca, sino que trabaja a su vez muy estrechamente en tareas tan diversas 

como asesoramiento técnico, gestión de subvenciones, preparación de cursos y charlas, etc. A él acu-

den no sólo los vecinos del municipio, sino también del resto de la comarca, así como turistas. 



Aprovechamientos agrícolas 

Una de las primeras actividades de los vecinos de San Miguel fue la agricultura, sin embargo se conta-

ba con bastantes dificultades debido a la escasez de agua por la falta de lluvia, únicamente el barranco 

de La Fuente Blanca proporcionaba para el riego de algunos trozos de tierra. Cuando había verdaderas 

sequías, los vecinos emigraban a la banda norte. También sucedían otros desastres agrícolas como las 

plagas del cigarrón. 

En 1850, se cultivaban cereales, principalmente trigo y cebada, cochinilla, papas, higueras, viñedo, y 

pastos para el ganado. El cultivo de la cochinilla durante esta época era el de mayor rendimiento. Los 

nopales se mantuvieron tras la crisis del siglo XIX durante buena parte del siglo XX, al no encontrarse 

otro cultivo que la sustituyera. Aunque la época de prosperidad fue de 1850 a 1870, propiciada por la 

comercialización en los mercados internacionales. 

El viñedo que, si bien por estos años no tenía tanta importancia en la zona, empezó a ir aumentando 

en la jurisdicción, sustituyendo a otros cultivos. Su desarrollo se vio igualmente limitado por la propa-

gación de ciertas plagas. Así en 1926, una plaga de lagartos causo grandes estragos en las vides. 

En 1959 se funda la Cooperativa Agrícola de San Miguel (CASMI) por un grupo de agricultores del pue-

blo,  como  consecuencia  de  la  delicada  situación  de  los  cultivadores  de  papas,  especialmente  en  la 

condición  de  agricultores  medianos  y  pequeños  y  ante  los  precios  vigentes  que  se  pagaban  por  las 

producciones obtenidas. El registro definitivo fue concedido con fecha 2 de febrero de 1960. La coope-

rativa realizaba labores de ayuda y suministros de materiales necesarios. Sin embargo, las disposicio-

nes monetarias eran escasas. 

La exportación de la papa con la marca CASMI se inicia utilizando los barcos de exportación de toma-

tes. Esta venta se realizaba en consignación con dos firmas inglesas con directores canarios, conocedo-

res  de  las  actividades  agrarias  de  la  cooperativa  agrícola.  Desde  Londres  se  enviaban  las  oportunas 


PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 65  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



cuentas de ventas en libras esterlinas, cambiándose en pesetas en los diferentes bancos. El impacto 

positivo  fue  tan  grande  que  los  socios  desearon  incrementar  sus  actividades,  mejorando  sus  fincas, 

cultivos, instalaciones de riego, etc. Los materiales eran suministrados por la cooperativa a crédito, al 

mismo tiempo que para la transformación y mejoras del terreno (sorriba, eliminación de morros, cons-

trucción de paredes...), daba créditos a largo plazo, bajo interés y parte de subvención a fondo perdi-

do, el instituto nacional de colonización, posteriormente denominado IRYDA. De esta forma aumentó 

de forma considerable la extensión de “huertas de jable” y con ello la producción vinculada con la co-

operativa. 

Entre los años 1965-1978 se creó un movimiento provincial cooperativo basado en los resultados, al-

tamente positivos, de la cooperativa agrícola de San Miguel. Este movimiento hizo resurgir cooperati-

vas como las de San Lorenzo (Valle de San Lorenzo, Arona) y San Isidro (Granadilla) u otras más aleja-

das como los Roques (Fasnia), Lomo de Mena (Güimar), Sur de Tenerife (Güimar), Coprova (La Orota-

va), etc. Fue tal el incremento de la actividad que las cooperativas representaban el 65/70 % del volu-

men de importaciones y exportaciones de la isla. 

En 1978 al incluirse el Reino Unido en el Mercado Común Europeo, se implantó una aduana de valores 

en  destino  del  20  %.  Estos  porcentajes  restaban  en  gran  manera  los  saldos  netos  de  las  cuentas  de 

ventas, siendo a partir de entonces poco interesante la exportación al mercado tradicional inglés Se 

buscaron nuevos mercados y se intentó diversificar la producción. Se creó el grupo de pimientos, co-

mo consecuencia del incremento de dicho cultivo en invernadero. Su volumen de divisas fue conside-

rable, contrarrestando la crisis de la exportación de las papas y contribuyendo, en gran medida, a am-

parar la estabilidad de la cooperativa. 

Este último cultivo tuvo complicaciones de continuidad, por el descenso de los precios en el mercado, 

por  la  competencia  del  Mediterráneo  Español  y  la  contaminación  del  cultivo  de  virosis.  En  1985  se 

creó el “grupo de los vinos” instalándose una bodega con técnicas más adelantadas, tanto en procesos 

de fermentación como en los de conservación y embotellado. Esto ha permitido obtener un producto 

de alta calidad y con gran aceptación entre los consumidores, a la vez que ha estabilizado el precio de 

la uva entre los agricultores. 

En 1990 se constituyó el “grupo de los plátanos”, sector que ha evolucionado de forma favorable en 

cuanto a su volumen y actividad, ya que se ha encontrado con la mayor infraestructura ya creada. Ha 

influido favorablemente, en esta evolución, la Organización Común de Mercado de la Comunidad Eu-

ropea, estableciendo un precio de garantía al productor, así como la vinculación de las cooperativas a 

entidades de segundo grado, para facilitar el control de calidad, junto a contratos de transportes y fle-

tes globales, que reducen los costes, en beneficio neto para los agricultores. 

En la actualidad el principal cultivo es el de la papa sobre jable. En las últimas décadas se fue abando-

nando la agricultura para desviar la actividad económica hacia otros sectores, especialmente al tercia-

rio debido a los nuevos servicios que oferta la zona costera del municipio, así como la franja que bor-

dea la Autopista TF-1. Sin embargo en la franja más alta del municipio, en la zona de medianías, se ob-

serva en la actualidad un resurgimiento de las labores agrícolas, lo que presupone un aumento de la 

población que se está dedicando a la agricultura. 

La agricultura se localiza en áreas bien diferenciadas. Una de ellas sería la zona baja del municipio cen-

trada en los bordes de la TF-1 y en la zona de Oroteanda, y Punta del Lomo (platanera y tomates). Por 

encima de la montaña de Los Erales nos encontramos con unas importantes fincas dedicadas a la agri-

cultura del tomate. Estas siembras se caracterizan  por cultivarse bajo el sistema de invernadero. Un 

poco más arriba nos encontramos con las faldas de la montaña de Chinbesque hasta lo que se conoce 



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 66  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



Lomo Blanco, donde se encuentran algunas plantaciones de platanera (invernadero). Cabe decir que la 

zona de la cual hacemos mención cuenta con unas potencialidades muy grandes, ya que la mayoría de 

las huertas, aunque abandonadas, se encuentran en un estado óptimo para comenzar nuevamente la 

actividad (los terrenos están en perfectas condiciones y cuentan con líneas de riego). Por último des-

tacar lo que pudiéramos definir como las medianías (entre los 400 y 800 metros) donde destacan cul-

tivos como la papa, hortalizas y la viña. Cuando ascendemos desde Aldea a San Miguel no podemos 

obviar que circulamos por un continuo de fincas abancaladas que se extienden a lo largo de toda la ca-

rretera. Si tuviéramos que definir áreas más específicas de cultivo, podríamos identificar el corredor 

formado desde el Roque hasta el Frontón pasando por San Miguel. El resto de las medianías podemos 

decir que se encuentra salpicado por plantaciones activas entre fincas abandonadas. 



Aprovechamientos ganaderos 

En la época anterior a la conquista, la ganadería desempeñó un papel determinante en la estructura 

de la comarca, tanto en su economía como en su organización social, no sólo por ser la actividad a la 

que se dedicó más trabajo, sino también porque de ella se obtenían los componentes básicos de la di-

eta alimenticia. En general las tierras del sur, tan extensas y con múltiples dificultades para cultivarlas, 

poco atrajeron a los europeos. La solución fue mantener el antiguo régimen ganadero, como explota-

ción principal, con familias mayoritariamente guanches y de origen canario. 

El  cabildo  mostró  interés  en  fomentar  la  ganadería  en  Abona,  dictando  numerosas  disposiciones  y 

creo así las leyes de mesta. En 1503 se dispuso que fuesen llevadas las vacas de la Laguna a Tegueste, 

Adeje o Abona. En 1850 se presenta un aumento significativo del ganado mular, debido principalmen-

te a su importancia en las labores agrícolas como bestia de carga. En 1859 se introdujeron camellos, 

importados de África, para diferentes labores agrícolas. 

La cabaña ganadea ha ido reduciéndose muchísimo, hasta el punto de desaparecer casi por completo, 

si exceptuamos pequeños rebaños caprinos en Aldea. Las causas de este descenso hay que buscarlas 

en la mecanización del campo y el empleo de abonos químicos, en las demandas del sector servicios y 

en  una  deficiente  política ganadera.  Últimamente  el Excmo. Cabildo  Insular  de Tenerife  está  fomen-

tando la ganadería, en especial la de ganado caprino, por adaptarse mejor a la región. 

Aprovechamientos forestales 

Comprende un conjunto de sectores dispuestos en la Zona Alta del municipio mezclados con terrenos 

agrícolas. Se concentra mayoritariamente en el sector Nordeste y donde las elevadas pendientes han 

condicionado la escasa intervención humana, con recuperación de pequeñas masas boscosas de pino 

canario que paulatinamente han ido colonizando terrenos abandonados que originariamente fueron 

destinados a cultivos de regadío consistentes en la vid, papas y hortalizas. 



A

A

4

4

.

.

2

2

.

.

3

3

.

.

 

 

S

S

E

E

C

C

T

T

O

O

R

R

 

 

S

S

E

E

C

C

U

U

N

N

D

D

A

A

R

R

I

I

O

O

 

 

El polígono industrial de Las Chafiras se dedica básicamente al almacenaje y la venta, habiendo muy 

poca fabricación y casi limitada al ensamblaje de piezas. 

Alimentación, bebidas y tabacos. No existe ningún tipo de fabricación, sino de almacenaje y distribu-

ción. Concentrándose principalmente en el polígono de las Chafiras. Destaca una nave del Grupo Je-

suman y una distribuidora de Coca-Cola. 

Textil. En el polígono de las Andoriñas existen dos naves dedicadas al almacenamiento y distribución 

textil. 


PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 67  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



Cuero, calzado, confección. Venta en  pequeñas tiendas para el uso local. 

Madera y corcho. Pequeñas carpinterías para la construcción local, en Guargacho y San Miguel. 

Papel  y  artes  gráficas.  Existe  una  nave  industrial  dedicada  a  las  artes  gráficas,  en  el  polígono  de  las 

Chafiras II. 



Químicas. En el polígono de las Andoriñas existe una nave de la compañía Canarias Explosivos, S.A. 

Cerámica, vidrio y cemento. En el polígono de las Chafiras existen diversas empresas dedicadas a la 

distribución de materiales de construcción, destacando entre ellas Las Chafiras, S.A. 



Canteras o pedreras. San Miguel cuenta con buenas canteras en explotación. Arribas y Sánchez en su 

libro “A través de las Islas Canarias”, destaca como principal industria de San Miguel, la de extraer lo-

sas basálticas que se exportaban para las demás islas y para Cuba. Estas canteras estaban situadas en 

el barranco de Orchilla y en la Mesa y se dedicaban principalmente a la fabricación de losas y pretiles. 



La alfarería. Existieron en San Miguel dos importantes talleres  de cerámica: en el Drago, cerca de la 

Hoya y en la Montañita de Garañaña. Entre los tipos de piezas que se fabricaron en este alfar, desta-

can  las  tallas,  que  se  caracterizaban  por  tener  como motivos  decorativos  ocho arcos  semicirculares; 

los lebrijos, gánigos, bernegales, que se decoraban con once grupos de parejas de semicírculos. La al-

farería se consideró siempre como oficio exclusivo de mujeres y se realizaba como una actividad eco-

nómica complementaria a los trabajos agrícolas y domésticos. 



Los hornos de teja. En San Miguel existieron varios hornos de teja: uno en Oroteanda, otro en el Ro-

que, y tres en la Hoya. De los tres ubicados en la Hoya solo se conserva uno, recientemente restaura-

do. Este oficio artesano se transmitía de padres a hijos. Fue un trabajo ocasional, ejecutado mayorita-

riamente  en  la  época  de  verano.  Tratándose,  además,  de  una  ocupación  de  signo  complementario 

destinada a acrecentar los parcos ingresos proporcionados por la agricultura. Las materias empleadas 

en la confección de las tejas eran el barro y el agua. Se usaba una clase de barro fuerte, conocido co-

mo  “tierra  de  teja”,  al  que  se  reconocía  por  ser  un  barro  más  pegajoso,  abundante  en  los  terrenos 

“malos”, que no araban. 



Molinos. La elaboración de la harina y el gofio se efectuaba corrientemente mediante molinos de ma-

no, en cada vivienda, conforme a la tradición guanche. El pan solamente era fabricado por las familias 

más pudientes, para lo cual se tenía previsto hornos contiguos a las casas. En la primera mitad del si-

glo XX, aparecerían los molinos de gofio movidos por el viento o por las máquinas. Existió un molino 

de  viento en  el  Chorro, entre  los  movidos  por maquinas,  se  encontraba  uno  situado  en  el  casco  del 

pueblo. En 1948 se pidió permiso para instalar uno en Tamaide con destino a la molturación de granos 

tostados para gofio. Se apoyaba la petición en que Tamaide, El Roque, Aldea Blanca y Las Zocas no tie-

nen molino y que los situados en el casco tienen aglomeraciones además de las excesivas distancias y 

difíciles caminos de herradura. 

Metálicas  de  transformación.  Hay  pequeñas  industrias  de  transformación  de  metales  para  la  cons-

trucción, en el núcleo de Guargacho. 

Ahora bien, no podemos olvidar que la estructura industrial canaria ocupa una posición secundaria en 

la composición del Producto Interior Bruto regional ya que las actividades fabriles no han sido un pro-

tagonista de importancia en la estructura económica insular. Los factores condicionantes de este esca-

so desarrollo han sido las limitaciones geográficas para el alcance de las economías de escala y la leja-

nía de las fuentes de aprovisionamiento, lo que encarece el coste y la dependencia del transporte. To-

do ello determina el predominio de establecimientos pequeños en la mayoría de los subsectores, una 




Do'stlaringiz bilan baham:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   20


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling