San miguel de abona


Download 1.58 Mb.
bet17/20
Sana14.08.2018
Hajmi1.58 Mb.
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 98  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



 

PTEO del Turismo de Tenerife. Tipificación de las Áreas. 



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 99  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



 

PTEO del Turismo de Tenerife. Destino de las Áreas. 

Las Áreas Turísticas son aquellas superficies, en las que el desarrollo urbanístico se destina a albergar 

de  forma  exclusiva  o  mayoritaria  establecimientos  turísticos  en  parcelas  diferenciadas.  Desde  una 

concepción inicial de una compatibilidad mínima del uso residencial, limitado a la categoría de vivien-

da unifamiliar, se han categorizado las Áreas Turísticas atendiendo al grado de presencia de activida-

des turísticas y al nivel de consolidación de la edificación con este uso, así como su aptitud para el de-

sarrollo turístico conforme al modelo territorial propuesto remitiendo, en su caso, la admisibilidad de 

otras tipologías residenciales a su justificación en la ordenación pormenorizada del planeamiento ur-

banístico adaptado, dentro de los márgenes previstos en este Plan. Las Áreas de Reserva quedan in-



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 100  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



cluidas en esta concepción básica de destino, en virtud a su capacidad potencial, propiamente dicha, 

para este uso o como definitoria del entorno de los núcleos turísticos existentes o futuros. 

Las Áreas Residenciales son aquellas superficies destinadas a albergar el alojamiento permanente de la 

población local. En la zona litoral de San Miguel no se reconocen Áreas Residenciales. 

Las Áreas Mixtas son aquellas superficies en las que conviven usos turísticos y residenciales con distin-

tos niveles de intensidad. Estas áreas corresponden al modelo tradicional del espacio turístico en Te-

nerife. En todo caso, es una preexistencia que difícilmente se puede ignorar, que no cabe marginar y 

que constituye el gran reto para su trasformación -recuperación-, como modelo singular y diferencia-

do. A estos efectos, el Plan regula los criterios de compatibilidad de ambos usos desde una considera-

ción y exigencia de condiciones de calidad de la urbanización y edificación análogas, como integrantes 

ambos del espacio turístico, y por ello, al objeto de contribuir a la idoneidad del modelo turístico im-

plantado. Las condiciones de compatibilidad de ambos usos y en ellas, las reservas mínimas para, un 

determinado  uso,  son  variables  llegando  a  permitir  en  determinados  supuestos  la  exclusión  del  uso 

alojativo turístico, pero de forma que ello no invalide las condiciones de calidad específicas exigidas al 

uso residencial precisamente por su inserción en el espacio turístico. 

La Ley 19/2003 establece en sus disposiciones adicionales un conjunto de modificaciones legales ten-

dentes a reforzar la capacidad de intervención de las Directrices, y las determinaciones precisas que 

faciliten  su capacidad  de  actuación.  A  estos efectos, en  la  disposición  adicional  cuarta  se  establecen 

(ex legge) los cambios de clasificación y categorización sobre los suelos urbanizables con destino total 

o parcialmente turístico, cuando hubieran transcurrido los plazos para el cumplimiento de los respec-

tivos derechos urbanísticos y ello no fuera imputable al promotor, de forma que se recategorizan co-

mo suelo urbanizable no sectorizado los terrenos urbanizables sin Plan Parcial y aquellos que, contan-

do con Plan Parcial, no hubieran iniciado su ejecución, incumpliendo los deberes urbanísticos de equi-

distribución o no hubieran obtenido la aprobación del correspondiente proyecto de urbanización. Los 

sectores  totalmente  aislados,  por  su  carácter  contrario  a  aquel  modelo  compacto,  se  reclasifican  a 

suelo rústico en caso de incumplimiento de los mismos deberes anteriores o cuando no dispusieran de 

planeamiento parcial, aunque no se hubieran incumplido los plazos establecidos. 

Por análogos criterios el PIOT establece en sus normas de aplicación directa, artículo 1.1.3.4, la reclasi-

ficación como suelo rústico de protección territorial de los suelos previamente clasificados como suelo 

urbanizable no programado o apto para urbanizar sin plan parcial aprobado, o urbanizable programa-

do sin plan parcial aprobado cuando hubiera transcurrido el correspondiente plazo. En esta misma si-

tuación,  por  estricto  orden  cronológico  de  aplicación  de  estas  disposiciones  legales,  deben  quedar 

comprendidos  los  suelos  correspondientes  a  los  Planes  Parciales  extinguidos  por  inejecución,  de 

acuerdo  con  lo  establecido  en  la  Disposición  Adicional  Segunda  de  la  Ley  6/2001,  de  23  de  julio,  de 

medidas urgentes en materia de ordenación del territorio y del turismo de Canarias. En este escenario 

y desde la prohibición legal de la clasificación de nuevos suelos con destino turístico el PTOTT estable-

ce dentro de las Zonas Turísticas, la delimitación de las Áreas Colmatadas y las Áreas en Desarrollo con 

destino Turístico y Mixto en los suelos urbanos y urbanizables, cuenten éstos con planeamiento de de-

sarrollo o tengan la consideración de sectorizados, en ambos caso en plazo. Sólo las Áreas de Expan-

sión Urbana, con destino residencial, se delimitan también sobre suelos actualmente rústicos, cuya re-

clasificación será competencia del planeamiento urbanístico. El suelo rústico restante de las Zonas Tu-

rísticas constituye las Áreas de Reserva Turística. 

En la línea aquí expuesta, el Plan propone medidas adicionales en los suelos urbanizables sin Plan Par-

cial o que contando con Plan Parcial vigente éste no se hallara en proceso de ejecución material, que 

no hallándose en ninguno de los supuestos precedentes quedaran incluidos en las Áreas con destino 


PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 101  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



Turístico. Desde la argumentación del crecimiento cero establecido en el horizonte de este Plan por la 

Ley 19/2003, carece de sentido habilitar la trasformación del suelo mediante la aprobación del corres-

pondiente planeamiento de desarrollo y subsiguiente proceso de urbanización, cuando una vez alcan-

zada esta situación no será posible (en este horizonte) el ejercicio del derecho (deber) de edificar las 

parcelas (solares) resultantes. 

En  esta  situación,  el  desarrollo  urbanístico  de  estos suelos  estará  sujeto  a  criterios  de  temporalidad 

que permitan aunar las iniciativas de ejecución de la urbanización, con la viabilidad de las instalaciones 

turísticas, fueran éstas consecuentes de un proceso excepcional de declaración de interés general, un 

proceso de renovación edificatoria con traslado total o parcial de plazas o una instalación turística no 

alojativa, todas ellas con capacidad suficiente para justificar la operación de urbanización. 

Desde esta situación fuera de clasificación del suelo el PTOTT ha establecido la delimitación de las Á-

reas Turísticas -límites de suelos urbanos y sectores-, si bien, es obvio que este Plan no clasifica suelo 

por lo que, en todo caso, esta delimitación está supeditada a las líneas que limitan las clases y catego-

rías de suelo del planeamiento urbanístico vigente en cada momento. Como consecuencia de ello, las 

modificaciones  que  puedan  producirse  en  esta  línea  de  delimitación  de  clase/categoría  de  suelo  en 

respuesta a otros condicionantes o determinaciones, arrastrarán la delimitación de la correspondiente 

área, sin perjuicio de los criterios sobre la clasificación del suelo ya expuestos. 

En este mismo orden, la delimitación de las Áreas Turísticas cuando no es coincidente con límites de 

clases/categorías  de  suelo,  se  identifica  con  elementos  de  infraestructura  o  límites  de  manzana  del 

planeamiento vigente. En este caso cuando se produzcan modificaciones con la ordenación pormeno-

rizada del planeamiento, la delimitación del Área debe entenderse identificada en el elemento equiva-

lente más próximo que constituya al que le servirá de referencia. 

Desde estos mismos criterios, el Plan prevé la posibilidad de modificación de estas delimitaciones por 

el  planeamiento  urbanístico  general  en  los  casos  concretos  de  operaciones  de  borde  de  los  núcleos 

poblacionales respecto al medio rural, e incluso, para la incorporación de terrenos con destino a espa-

cios libres públicos y equipamientos públicos y privados o para la incorporación de terrenos a fin de 

adecuar  las  volumetrías  de  determinadas  parcelas  a  las  condiciones  de  densidad  establecidas  en  el 

Plan, cuando no supongan incremento de la capacidad alojativa ni de la superficie de suelo urbaniza-

ble previamente clasificada. 

Los  criterios  expuestos  justifican,  en  primera  instancia,  la  adecuación  de  las  Áreas  Colmatadas  y  en 

Desarrollo con las Áreas Urbanas y de Expansión Urbana del PIOT cuando tienen un destino turístico y 

mixto, bien por estar comprendidas en las Áreas Urbanas o Expansión Urbana explícitamente delimi-

tadas en el PIOT, bien por ocupar suelos urbanizables sectorizados clasificados por el planeamiento vi-

gente a la entrada en vigor del PIOT, en su mayor parte con planeamiento en ejecución como queda 

expuesto, determinación ésta establecida en el artículo 2.3.9.2.3 PIOT de carácter temporal hasta la 

aprobación del documento que defina los nuevos contenidos en materia turística, previsto en el artí-

culo 3.7.7.3 PIOT que el PTOTT establece. 

No  obstante,  las  mayores  afecciones  a  las  áreas  de  regulación  homogénea  de  protección  ambiental 

son: El Campo de Golf de Buenavista, parcialmente afecta a un área de malpaís y llanos; San Blas, en 

San Miguel y San Eugenio Alto y El Madroñal de Fañabé, en Adeje, todos en avanzado proceso de ur-

banización y edificación así como el sector situado al oeste del de Amarilla Golf, Segunda Fase, ya cla-

sificado en el planeamiento general vigente. 

Las Áreas de Reserva Turística segmentan el resto del territorio de la Zonas Turísticas expresamente 

remitido a su clasificación como suelo rústico y con remisión de su régimen de usos al establecido para 



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 102  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



el área de regulación homogénea del PIOT que las ubique, con la excepción de las Áreas de Reserva 

Turística Preferente en las que, por sus condiciones de situación respecto al núcleo turístico se le atri-

buye una especial vinculación a una futura actividad turística o complementariedad del núcleo y, en 

consecuencia, una mayor restricción respecto a la admisibilidad de otros usos. 

Las Áreas de Reserva Ambiental hacen referencia a sus homónimas del PIOT sin perjuicio de nuevas 

delimitaciones que por considerarse en este Plan que reúnen condiciones equivalentes, se reconocen 

como tales asignándoles el mismo destino. El Sur alejado históricamente de los centros tradicionales 

de la Isla, sufre profundas transformaciones a partir de la década de los 70, a raíz de la implantación 

de  las  grandes  infraestructuras  de  transporte,  que  facilitaron  la  recolonización  de  estos  territorios  y 

por ende del desarrollo del turismo masivo que va a marcar las pautas de ocupación del territorio en 

su espacio litoral. De esta forma el sistema de asentamientos tradicionales de medianías permanece a 

grandes rasgos invariable, vinculado a las explotaciones agrícolas tradicionales. En la costa los primiti-

vos asentamientos aislados crecen, convirtiéndose en núcleos de mayor entidad al servicio del desa-

rrollo turístico, arrastrando las deficiencias iniciales. En este proceso se sientan las bases del actual li-

toral turístico que va principalmente desde El Médano en Granadilla hasta Puerto de Santiago en San-

tiago del Teide y que tiene como vértice central la ciudad turística de Los Cristianos-Las Américas. 

Con respecto a las infraestructuras, las propuestas del PTOTT parten de la necesidad de construir un 

sistema territorial complejo, en el que se integren jerarquizadamente las vías insulares y comarcales 

con el sistema turístico y urbano, unido a la mejora y adecuación paisajística de estas vías, aspecto no 

suficientemente tenido en cuenta en la precisión y atención de algunos trazados. En el espacio turísti-

co, la red viaria, en general, pero muy particularmente los elementos que integran las redes de rango 

territorial y las de relación de las áreas y núcleos urbanos, cumplen una función mucho más compleja 

que facilitar unas condiciones de accesibilidad adecuadas a las demandas del tráfico en la zona. Estos 

elementos estructurales permiten contemplar la fachada del espacio turístico constituyendo su puerta 

de entrada, y por tanto, forman la primera imagen que el visitante recibe del destino. Constituyen el 

espacio público por donde el turista se desplaza en sus recorridos habituales, por lo que deberán de 

adaptarse a unas condiciones de amabilidad y facilidad de lectura de los itinerarios, proporcionando el 

reconocimiento y comprensión de los hitos singulares de su recorrido. 

Por estos motivos, las funciones que debieran cumplir las redes viarias de carácter estructural se con-

ciben a partir de los siguientes criterios: estructurar la distribución de usos en el territorio; garantizar 

la funcionalidad del sistema urbano e interurbano y dotar el área de atributos que la hagan legible y 

que permitan la orientación espacial del visitante. Este Plan, siguiendo los criterios del PIOT, establece 

un esquema básico de viario organizando la accesibilidad con rango territorial y la red que relaciona 

entre sí las áreas y núcleos urbanos dentro del espacio turístico, en los términos señalados en las DOG, 

remitiendo a los instrumentos de ordenación territorial o urbanística el establecimiento de las deter-

minaciones de ordenación pormenorizada de este espacio y, por tanto, el desarrollo del esquema via-

rio en atención a las necesidades de tráfico y con los criterios y demás disposiciones establecidas en 

este Plan. 

Por tanto, conforme con los criterios generales establecidos en las DOTC y el PIOT, el Plan hace una re-

ferencia especial al tratamiento y localización de  usos en los bordes de las redes viarias; su relación 

con los recorridos y sendas peatonales; su tratamiento desde criterios de integración paisajística; su 

relación –cruces, enlaces, etc.-, con las redes viarias urbanas y de forma muy especial, el tratamiento 

de sus márgenes, con ajardinamientos, etc. 

Pero un elemento especialmente importante en el espacio turístico es el trasporte público. Uno de los 

contenidos básicos de calidad del destino turístico es el acceso a la diversidad de atractivos y ofertas 


PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 103  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



que se proporcionan al visitante en un entorno más amplio que el de su alojamiento inmediato. Por 

eso, la calidad de un destino tiene como parámetro fundamental la diversidad de las piezas que cons-

tituyen la oferta de forma que, a la libertad de elección según las preferencias individuales se añada la 

libertad de elección de otras ofertas complementarias. Pero para esto, es preciso resolver satisfacto-

riamente el factor de movilidad, la posibilidad de desplazamiento y acceso que, lógicamente, requerirá 

el adecuado sistema de transporte público al no disponer el turista, en condiciones habituales, de ve-

hículo privado. El trasporte público también incide en la movilidad de la población de servicios, en sus 

desplazamientos al lugar de trabajo, en este sentido, la facilidad del trasporte público redundará en 

una reducción significativa del tráfico de acceso al núcleo turístico y muy especialmente de la deman-

da de aparcamientos dentro del núcleo. 

Por estos motivos, el Plan reitera sistemáticamente la necesidad de prever las demandas del trasporte 

público  de  forma  intermodal,  previendo  los  puntos  de  conexión  y  acceso  entre  distintos  niveles  de 

servicio y su relación con la localización de los usos y actividades. 

En el espacio turístico, la red viaria en general, pero muy particularmente los elementos que integran 

las  redes  de  rango  territorial  y  las  de  relación  de  las  áreas  y  núcleos  urbanos,  cumplen  una  función 

compleja  que  supera  la  de  facilitar  unas  condiciones de  accesibilidad  adecuadas  a  las  demandas  del 

tráfico en la zona. Estos elementos estructurales permiten contemplar la fachada del espacio turístico 

y  constituyen  su  puerta  de  entrada,  forman  la  primera  imagen  del  visitante  respecto  a  ese  destino; 

también son el espacio público por el que el turista se desplaza en sus recorridos habituales, lo que en 

razón a las debidas condiciones de amabilidad, exige una lectura fácil de los itinerarios precisos y una 

comprensión y posibilidad de reconocimiento de sus hitos o puntos singulares. Por estos motivos, las 

funciones de las redes viarias de carácter estructural se conciben a partir de criterios como: 

a) Estructurar la distribución de usos en el territorio. 

b) Garantizar la funcionalidad del sistema urbano. 

c) Dotar el área de atributos que la hagan legible y que permitan la orientación espacial del visitante. 

El  eje  de  comunicaciones  en  el  que  se  basa  la  accesibilidad  exterior  de  la  Zona  es  el  Anillo  Insular, 

identificado con la autopista TF-1, desde cuyos enlaces de Granadilla, San Miguel y Guaza se conectan 

las vías que dan acceso a los distintos núcleos de población. 

Las conexiones entre los núcleos a lo largo del litoral se limitan a la carretera TF-643 que une El Méda-

no con Los Abrigos, dando lugar a un sistema funcionalmente poco reconocible, lo que hace necesario 

la conexión horizontal en el interior de la Zona Turística. 

En aplicación de las determinaciones generales establecidas para las estructuras viarias en el artículo 

4.1.2 PTOTT, las políticas de intervención en la red viaria comarcal y sus conexiones con el Anillo Insu-

lar, estarán sujetas específicamente a las determinaciones siguientes: 

a) El tratamiento de los márgenes de la autopista TF-1 a su paso por el núcleo de Las Chafiras prestan-

do especial atención a los frentes de la edificación en sus bordes, el ajardinamiento de sus márgenes y 

muy especialmente a la preservación de sus condiciones paisajísticas. 

b) La aplicación de los criterios generales señalados para las vías de acceso a las zonas turísticas, en 

particular a la carretera de acceso a Amarilla Golf, actualmente a través de la zona industrial de Las 

Chafiras. 



PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN SUPLETORIO DE SAN MIGUEL DE ABONA   

 

VOLUMEN A. MEMORIA DE INFORMACIÓN. APROBACIÓN INICIAL

 

 

 



 

 

Página 104  



Ayuntamiento de 

San Miguel 

de Abona 

 

Noviembre, 2016 



Con la asistencia técnica de 

 

 



c) Identificar el sistema de comunicación horizontal de la Zona Turística, mediante su individualización 

frente a otros tráficos y su adecuación paisajística y ambiental. En este sentido: 

La conexión de las carreteras TF-65 y TF-652 debe producirse antes de llegar y con independencia de 

su enlace con la autopista, dando una clara continuidad al sistema que debe constituir las comunica-

ciones entre las instalaciones turísticas de San Miguel con dos alternativas, la prevista por el planea-

miento vigente entre el Plan Parcial El Carmen y el Golf del Sur o, en una cota superior, entre el espa-

cio  turístico  y Las  Chafiras  constituyéndose  a  su  vez,  en  un  elemento  de  separación  entre  estos  dos 

usos. La continuidad hacia el suroeste está garantizada por las conexiones de esta carretera con la TF-

66 por Las Galletas y La Estrella. 

d) El transporte público debería contemplar con especial atención este sistema de comunicaciones in-

terno y su conexión con las áreas residenciales próximas: San Isidro y la futura ciudad de Cabo Blanco. 

La conexión con el resto de la Isla puede obtenerse desde el enlace del sistema aeroportuario en el 

esquema propuesto para el tren del sur. 

Las características de las redes viarias urbanas que afectan a esta zona responden a la fragmentación y 

dispersión de las áreas urbanas y en ellas, a las condiciones de los tejidos urbanos consecuentes de sus 

procesos de formación, por tanto, las políticas de intervención, en aplicación de lo establecido para las 

estructuras viarias en el artículo 4.1.3.1 PTOTT, estarán sujetas a: 

1. La identificación de las vías principales de cada red viaria urbana. 

2. La construcción de rotondas o colocación de hitos en el área de Arenas del Mar - Ensenada Pelada - 

Médano Beach y el área de la Mareta- Canarias Sol y Costabella, que permitan el reconocimiento de 

los puntos de acceso y la simplificación del número de éstos a las vías generales. 

3. La mejora de la conexión de las tramas viarias secundarias desde Los Martines a Ensenada Pelada, y 

entre San Blas, Amarilla Golf y Golf del Sur a fin de favorecer su continuidad. 

El PTOTT establece el esquema básico de las vías que organizan la accesibilidad con rango territorial y 

la red que relaciona entre sí las áreas y núcleos urbanos dentro del espacio turístico, en los términos 

señalados en la directriz 9.1.a. DOTC. Los instrumentos de ordenación territorial o urbanística que es-

tablezcan  las  determinaciones  de  ordenación  pormenorizada  de  este  espacio,  desarrollarán  este  es-

quema viario en atención a las necesidades de tráfico y con los criterios y demás disposiciones esta-

blecidas en este Plan. 

En el diseño de los elementos de las redes de carácter estructural se aplicarán los criterios generales 

propuestos  en  las  directrices  94  y  siguientes  DOGC  y  las  determinaciones  del  artículo  3.7.4.6  PIOT1. 

Por su relevancia en el espacio turístico, se tendrán específicamente en cuenta los siguientes: 

a) El planeamiento adoptará las medidas precisas para impedir la implantación de actividades y usos 

urbanos en los bordes de las vías de acceso y comunicación de los núcleos turísticos, en especial su in-

dependencia  de  las  tramas  urbanas,  la  limitación  de  la  accesibilidad  a  las  parcelas  y  otras  que  irán 

orientadas  con  igual  finalidad,  prohibiéndose  expresamente  la  construcción  de  aceras,  instalaciones 

de servicios urbanos, y similares que puedan fomentar su transformación en calle o vía urbana. A tales 

efectos, el viario incluirá dos franjas paralelas en sus márgenes de ancho no inferior a 10 metros, me-

didos desde la arista exterior de la explanación, como elementos de protección, que deberán ser tra-

tados con ajardinamiento para la mejor imagen de la vía. 




Do'stlaringiz bilan baham:
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling