San Sebastian, Donostia, Geografia e Historia


Download 3.52 Mb.

bet7/47
Sana15.05.2019
Hajmi3.52 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   47

RIOS
1 Oria
2 Añorga
3 Urumea
4 Oiartzun
Ríos principales del término municipal de 
San Sebastián (limites coloreados en rojo).
(Fuente GIS  de URA (Agencia Vasca del Agua)

50
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
encajonamiento del río en este tramo así como a la 
propia torrencialidad del agua, como consecuencia, 
por una parte, de la intensa actividad ferrona y car-
bonera de la que ha sido objeto y, por otra, de la sus-
titución de dicha vegetación autóctona por bosques 
de  explotación  (pinares). A  pesar  de  ello,  podemos 
afirmar que la vegetación de ribera presenta en las 
cuencas altas y media un buen estado de conserva-
ción, siendo destacables las importantes extensiones 
de robledales autóctonos que permanecen intactas a 
lo largo de su curso, configurando un paisaje de gran 
belleza que merece ser protegido y conservado.
Superada ya la altura de Ereñozu (Hernani), el río en-
tra en su cuenca baja, siendo su pendiente media en 
este tramo del 0,224% y desembocando en el mar a 
la altura del puente de la Zurriola de San Sebastián, 
entre los montes Urgull y Ulía. Es interesante señalar 
en este punto el hecho de que antes de la conocida 
transgresión  flandriense,  la  desembocadura  del  río 
Urumea se situaba mucho más lejana que en la ac-
tualidad (entre la isla de Santa Clara y Urgull), debido 
Río URUMEA (en 
Ereñozu)Caudal medio 
mensual expresado 
en m
3
/sg (Fuente: 
Diputación Foral de 
Gipuzkoa)
Río ORIA (en Lasarte)
Caudal medio mensual 
expresado en m
3
/sg 
(Fuente: Diputación 
Foral de Gipuzkoa)
Río OIARTZUN (en Oi-
artzun) Caudal medio 
mensual expresado 
en m
3
/sg (Fuente: 
Diputación Foral de 
Gipuzkoa)

51
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
a que el nivel del mar se situaba entonces por debajo del nivel 
actual. Sin embargo, dicha transgresión unida a las corrientes 
marinas, al oleaje, al viento y a los propios aportes de sedimen-
tos del río, supuso la acumulación en el tiempo y en el espacio 
de toda una serie de materiales al pie de la vertiente meridional 
del monte Urgull, originando el amplio tómbolo que hoy en día 
conocemos y en el que se asentó precisamente el primer núcleo 
de población de San Sebastián.
Durante este tramo y salvo su recorrido entre las localidades de 
Ereñozu y Epele, área en la que su drenaje sobre materiales de 
alta erosionabilidad, en primer lugar, conglomerados, areniscas 
y lutitas y a continuación margas y margocalizas cretácicas (in-
ferior  y  superior)  produce  un  ensanchamiento  significativo  del 
valle, su curso transcurre sobre materiales cuaternarios, bási-
camente gravas, arenas y limos, es decir materiales aluviales 
depositados a lo largo de su lecho, junto con otros materiales 
coluviales, correspondientes a depósitos de ladera, e incluso ya 
en la zona más próxima a su desembocadura otros de origen 
marino.
Es concretamente en Epele, en donde el Urumea recibe a otro 
de sus tributarios de importancia: la regata Landarbaso que deli-
mita la mitad norte de un enclave perteneciente a San Sebastián 
y que, con un curso de dirección S.-O., aporta sus aguas al cau-
ce principal a la altura de la localidad citada. Si bien y en líneas 
generales la calidad de las aguas de esta regata es excelente, 
hasta hace unos años su tramo bajo se encontraba fuertemente 
contaminado por los vertidos del polígono industrial ubicado en 
Epele. Sin embargo y como consecuencia de la incorporación de 
dichos vertidos al Colector del Urumea, su calidad ha mejorado 
sensiblemente, habiendo aparecido incluso algún ejemplar de 
salmón, síntoma evidente de su recuperación.
Si hasta Ereñozu la calidad de las aguas del río Urumea siempre 
ha  sido  excelente,  no  se  puede  decir  lo  mismo  de  su  cuenca 
baja, donde los vertidos urbanos e industriales de poblaciones 
como Urnieta, la propia Hernani (Lastaola, Carabel), Astigarra-
ga-Ergobia e incluso de algunos polígonos industriales de San 
Sebastián (Martutene, polígono 27) así como una serie de obras 
de defensa acometidas (especialmente aguas abajo de Cara-
bel), han impedido la capacidad natural de autodepuración del 
río, de tal forma que éste ha sido incapaz de asumir la carga con-
taminante que dichos vertidos le han impuesto, perdiendo sus 
características "naturales" y la capacidad para mantener la vida 
piscícola que le caracterizaba hasta casi la primera mitad del s. 
Puente de María Cristina sobre el río Uru-
mea.
El Urumea a su paso por el barrio de Mar-
tutene. (Fuente: Diputación Foral de Gipuz-
koa).

52
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
XX (trucha y salmón como especies principales). Sin 
embargo, esta situación se ha revertido sensiblemen-
te en los últimos años con la construcción del Colec-
tor del Urumea, al cual se han canalizado buena par-
te de los vertidos industriales y urbanos de la zona, 
de tal forma que en la actualidad el tramo de Lastaola 
se puede considerar una zona de transición entre la 
mejor conservada (cuencas alta y media) y la situada 
aguas abajo de Ergobia (índice biótico BMWP', cla-
se IV: mala calidad), altamente contaminada debido 
a que parte de los vertidos de esta zona no han sido 
recogidos todavía por el citado colector. De hecho, 
es interesante remarcar que desde el punto de vis-
ta piscícola, en Carabel y ya en el año 1.994 se re-
gistró la presencia de seis especies: salmón (Salmo 
salar), trucha (Salmo trutta fario), ezkailu (Phoxinus 
phoxinus),  anguila  (Anguilla  anguilla),  platija  (Plati-
chthys  flesus)  y  locha  (Noemacheilus  barbatulus), 
destacando por su alto valor ecológico más que por 
sus porcentajes (o,5% y 0,2%, respectivamente) las 
dos primeras. Sin embargo, cabe esperarse que las 
obras de saneamiento iniciadas ya en esta zona, per-
mitan una pronta recuperación de un río que como el 
Urumea posee un importante potencial atractivo no 
sólo para San Sebastián sino para buena parte de la 
comarca.
Son precisamente la contaminación y las obras de 
defensa llevadas a cabo así como la propia implanta-
ción urbana e industrial y la utilización de las riberas 
como áreas más fértiles destinadas a prados y culti-
vos las que han provocado la desaparición mayorita-
ria de la vegetación autóctona de ribera en este tra-
mo bajo, correspondiente a alisedas cantábricas, con 
presencia un árbol ribereño por excelencia: el aliso 
(Alnus glutinosa). Así, en la actualidad, la presencia 
de dichas formaciones vegetales se reduce con ex-
clusividad a pequeñas manchas dispersas, aisladas 
y de entidad poco significativa al paso del río por los 
municipios de Hernani y Astigarraga y muy puntual-
mente a su entrada en el municipio de San Sebastián.
Ya dentro de San Sebastián, en donde el Urumea se 
adentra procedente de Astigarraga, son numerosas 
las tributarias que recibe, contabilizándose un total 
de unas 18, aunque muchas de ellas corresponden 
a pequeñas regatas y arroyos de carácter temporal, 
sin un caudal significativo que aportar al cauce prin-
cipal. Hay que indicar además que los tramos finales 
de la mayor parte de dichos afluentes se encuentran 
encauzados y soterrados como consecuencia de la 
implantación urbana (caso de las regatas que des-
cienden desde las inmediaciones de la Policlínica y 
Miramón, regata Morlans, etc.).
La mayor parte de ellas y exceptuando la regata Lan-
darbaso a la que ya se ha hecho mención, poseen 
superficies de cuenca comprendidas entre 0,12 y 2 
Km2, con longitudes de cauce que van desde 0,3 Km 
hasta 2,8 Km. Merecen destacarse tan sólo la rega-
ta Austitxo (Oiola/Oyola) que, procedente del monte 
Oriamendi (165 m), discurre con un curso SE.-ENE. 
por la vaguada situada al sur de la zona hospitalaria 
de San Sebastián virtiendo sus aguas por la margen 
izquierda del curso principal aguas abajo del barrio 
de Sarrueta, y la regata Telleribia y su tributaria Erraz-
ki que delimitan la divisoria municipal a la altura apro-
ximada de Martutene.
3.5.2 CUENCA DEL RÍO ORIA
La relación de la cuenca del río Oria con el municipio 
de San Sebastián corresponde únicamente al encla-
ve de Zubieta (entre Lasarte-Oria y Andoain), de tal 
forma que su área de influencia es de tan sólo 11,34 
Km2, porcentaje ciertamente reducido (1,23%) si te-
nemos en cuenta que el río Oria, el de mayor longitud 
del territorio guipuzcoano (78,5 Km), drena un cuen-
ca total de 888 Km2.
Su nacimiento se sitúa en plena sierra de Aitzgorri, a 
partir de la confluencia de numerosos arroyos y re-
gatas que, procedentes de las cotas más altas de la 
zona sur del territorio guipuzcoano, aportan sus aguas 
al Oria, configurándolo como cauce único a partir de 
la altura aproximada de la localidad de Otxaurte. Su 
cuenca alta presenta fuertes pendientes, ya que a 
tan sólo escasos kilómetros de su cabecera se sitúa 
a  cotas  de  200  m,  formando  un  amplio  valle  fluvial 
en comparación con los restantes ríos guipuzcoanos, 
cuya formación parece haber sido favorecida por la 
intensa erosión hídrica a la que se ha visto sometida 
su cuenca alta, dejando al descubierto importantes 
afloramientos  de  materiales  de  fácil  erosionabilidad 
(arcillas triásicas). Si hasta la altura de la localidad 
de Beasain, su caudal no es significativo (caudal me-
dio diario de 0,609 m3/s en el año hidrológico 95-96), 
en esta zona el Oria recibe a tres importantes tribu-
tarios: el río Estanda por su margen izquierda y los 
ríos Agauntza y Amundarain por la derecha, cuyas 
aportaciones suponen un incremento muy significa-
tivo de su caudal. Tras su paso por los municipios de 
Itsasondo, Legorreta y Alegia, el río alcanza la locali-
dad de Tolosa, en donde recibe a otros tres afluentes 
de importancia: los ríos Araxes y Berastegui por su 
margen derecha y la regata Albiztur o Salubita por la 
izquierda. Su recorrido continua hacia el municipio de 
Andoain, en el que recibe el importante caudal apor-
tado por su tributario el Leizarán (margen derecha), 
que, procedente al igual que el Araxes de la vecina 
Navarra, presenta el mayor caudal específico de toda 
la cuenca.
Una vez superada la altura de Andoain, el río entra 
en Lasarte-Oria, localidad en la que su rumbo, hasta 
ahora SO.-N., cambia bruscamente, sufriendo un giro 
de  casi  90º  para  dirigirse,  con  rumbo  E.-NNO.  tras 
su paso por la localidad de Usúrbil, hasta su desem-
bocadura en el mar a la altura del municipio de Orio.
Se trata de una cuenca fuertemente industrializada, 
especialmente en su tramo medio, de tal forma que 

53
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
si los vertidos han supuesto un grado de contamina-
ción elevado de sus aguas, las numerosas obras de 
infraestructura (encauzamientos, obras de defensa, 
etc.) y los propios asentamientos urbanos e industria-
les han derivado en una mala conservación del hábi-
tat fluvial, especialmente en su cuenca media, entre 
las localidades de Beasain y Tolosa. Por el contrario, 
su cuenca alta (aguas arriba de Zegama) posee una 
calidad buena de aguas, con una fauna piscícola es-
table, mientras su cuenca baja, gracias a su menor 
industrialización y a los aportes del Leizarán en An-
doain, presenta cierto grado de autodepuración aún 
cuando éste no es aún suficiente para mantener po-
blaciones estables de truchas, siendo otros ciprínidos 
como el barbo (Barbus graellsi), el ezkailu (Phoxinus 
phoxinus)  y  la  loina  (Chondrostoma  toxostoma)  las 
especies dominantes.
Es precisamente en este tramo final, y concretamen-
te antes de entrar en el municipio de Lasarte-Oria, en 
donde el río Oria discurre por territorio donostiarra, 
configurándose como divisoria entre Zubieta y dicha 
localidad así como parcialmente de la de Usúrbil du-
rante un recorrido total de casi 4 Km. Durante este 
trayecto y especialmente a su entrada por la zona sur 
de Zubieta es especialmente destacable su vegeta-
ción de ribera, correspondiente a una de las aún po-
cas alisedas cantábricas de cierta entidad de todo el 
territorio guipuzcoano, a pesar de que las actividades 
urbanas, industriales y agropecuarias han supuesto 
una importante pérdida de las existentes antaño en 
esta zona. La principal y prácticamente única tributa-
ria del Oria en Zubieta es la regata Abaloz. Con una 
superficie de cuenca de 9,32 Km2 en la que drena 
areniscas y conglomerados (en cabecera) y margas 
y areniscas (en el resto de su trayecto), y una longitud 
de unos 6-6,5 Km, dicha regata se configura a partir 
de los aportes de diversos arroyos procedentes de la 
vertiente oriental del municipio de Zizurkil, aportando 
sus aguas al cauce principal a la altura aproximada 
de Buruntza, configurándose además como divisoria 
entre los términos municipales de Zizurkil y Andoain 
así como de este último con Zubieta, siendo de des-
tacar de forma especialmente significativa la impor-
tante extensión de bosques (robledal acidófilo-roble-
dal bosque mixto) asociada a su curso.
3.5.3 CUENCA DEL RÍO OIARTZUN
El área de influencia de la cuenca de este río a su 
paso por el municipio de San Sebastián es escasa-
mente  significativa.  Podemos  hablar  de  una  super-
ficie total de cuenca de en torno a 5,18 Km2, repar-
tidas entre siete pequeñas regatas que vierten sus 
aguas directamente a la ría de Pasajes (Pasaia), las 
principales a Pasajes Ancho y el resto desde la ladera 
sur del monte Ulia a Pasajes de San Pedro.
De  todas  ellas,  la  de  mayor  significación  tanto  por 
la superficie de cuenca que drena (2,82 Km2) es la 
regata Arechijo o Zillargiñene, aguas abajo conocida 
como Molinao, cuyo recorrido discurre por calizas 
arcillosas y margas del Cretácico superior Su naci-
miento se sitúa en la ladera suroccidental del monte 
San Marcos a una cota aproximada de 150 m, si bien 
parte de la vaguada correspondiente a su cabecera 
se encuentra en la actualidad ocupada por el anti-
guo vertedero de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) 
de San Marcos. Con una longitud total que supera 
los 2,5 Km, esta regata nace con un curso de direc-
ción SE-NO y tras un recorrido aproximado de unos 
625 m, sufre un cambio de rumbo, que pasa a ser 
S-NE hasta su desembocadura en el puerto de Pa-
saia (cota 0 m), aunque en su último tramo y en con-
creto a su paso por el barrio de Molinao, se encuentra 
canalizada. Durante su trayecto y fundamentalmente 
por su margen izquierda recibe los aportes de diver-
sos tributarios que contribuyen a incrementar su cau-
dal aguas abajo, siendo los más importantes los que 
descienden de las pequeñas vaguadas existentes al 
NE.-E. del caserío Lau Haizeta (regata Mekearko, lo-
calizada en las proximidades del vertedero Amueder 
antes del cruce con la autopista A8; regatas que na-
cen en la zona suroriental del barrio de Alza) y que, 
con un curso de dirección NO.-SE., confluyen con el 
cauce principal dentro del término municipal de Do-
nostia-San Sebastián).
Los vertidos que recibe esta regata son numerosos. 
Así y además de los propios lixiviados del vertedero y 
de cierta contaminación agraria difusa derivada delas 
actividades agropecuarias desarrolladas en su entor-
no  próximo  (Lau  Haizeta,  Molinao, Alza,  etc.),  esta 
regata recibe algunos aportes de aguas residuales in-
dustriales de empresas localizadas en el citado barrio 
de Molinao, los cuales afectan muy negativamente al 
ecosistema, de tal forma que la mayor parte de su 
fauna piscícola (truchas), en tiempos abundante, ha 
desaparecido casi por completo a pesar de las repo-
blaciones que de tiempo en tiempo se vienen reali-
zando en la zona.
3.5.4 CUENCA DE LA REGATA AÑORGA
Conocida desde el s. XI bajo la denominación de 
Gorga, las aguas de esta regata no sólo estuvieron 
asociadas en tiempos pasados a una intensa activi-
dad molinera, sino que su calidad era tal que poseía 
una rica y variada vida piscícola, desde cangrejos de 
río hasta truchas y anguilas. Estas últimas eran pes-
cadas ya en las proximidades de su desembocadura 
hasta principios del s. XX, época en la que su cuenca 
baja era aún navegable.
Con  una  superficie  de  cuenca  de  16,84  Km2,  una 
longitud para el curso principal cercana a los 7 Km 
y una pendiente media de la cuenca del 36,13%, su 
nacimiento se sitúa en la divisoria de los términos 
municipales de Lasarte-Oria y San Sebastián, confi-
gurándose como curso principal a partir de los apor-
tes de pequeños arroyos y escorrentías que, proce-
dentes de las cotas más altas de la zona occidental 

54
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
del barrio Añorga, aportan sus aguas al cauce principal en las 
inmediaciones de la carretera N-I. La dirección de su curso, a lo 
largo del cual drena mayoritariamente margas, es desde su na-
cimiento hasta la altura de Rezola E.-NNE., sufriendo a la altura 
de la citada industria cementera un cambio de rumbo que pasa 
a ser N.-NNO. hasta prácticamente su desembocadura, la cual 
tiene lugar en Tximistarri.
El intenso crecimiento urbano experimentado por San Sebastián 
hacia dicha zona y la configuración del barrio de Añorga como 
un nudo viario básico que ha implicado la creación de diversas 
infraestructuras de comunicación, bien de paso (hacia Francia o 
Bilbao: A8, hacia Vitoria: A-I) o bien de acceso a San Sebastián, 
ha supuesto que en la actualidad la mayor parte del curso de 
esta regata se encuentre cubierta, de tal forma que se hace bas-
tante dificultoso poder seguir fielmente su recorrido, el cual, sin 
embargo, es fácilmente identificable en los mapas antiguos de 
San Sebastián.
El principal tributario de la regata Añorga es la regata conocida 
como Igara (también denominada Articula). Con un recorrido de 
aproximadamente 6 Km y un curso de dirección E.-NE., su na-
cimiento se sitúa a una altitud de unos 200 m en las inmediacio-
nes del monte Mendizorrotz (ladera sur-oriental), constituyendo 
la divisoria entre los municipios de San Sebastián y Usurbil. Tras 
un recorrido sinuoso, en el que recibe los aportes de numerosos 
tributarios por ambas márgenes y asociado al cual se conserva 
uno de los escasos robledales-bosques mixtos del territorio do-
nostiarra, confluye con el curso principal a la altura del barrio de 
Igara.
3.5.5 CURSOS DE AGUA QUE VIERTEN DIRECTAMENTE AL 
MAR CANTÁBRICO
Corresponden a las regatas o pequeños arroyos que proceden-
tes de las cimas más altas de la alineación costera (Mendizo-
rrotz-Igeldo  y  Ulia),  recogen  caudales  de  escasa  significación 
que son aportados directamente al mar. Cubren una superficie 
conjunta de entre 5,5 y 6 Km2, caracterizándose todas ellas por 
pendientes pronunciadas y por drenar areniscas y lutitas del Eo-
ceno inferior, materiales todos ellos que componen el sustrato 
básico de la alineación costera, desde la localidad de Orio hasta 
Punta Biosnar en Hondarribia (Fuenterrabía).
De todas ellas y a pesar de su escasa longitud y caudal, son 
especialmente destacables, por su mayor desarrollo, las locali-
zadas en la vertiente norte del monte Mendizorrotz, una de las 
cuales se constituye como divisoria entre los municipios de Orio 
y San Sebastián, aunque ambas vierten sus aguas en el área 
occidental de la Playa de Agiti.
La regata Añorga, ya canalizada,  en su últi-
mo tramo al descubierto. Al final se observa 
el inicio del cubrimiento, en el entorno del 
campus universitario.
La regata Añorga antes de entrar en el nú-
cleo urbano.

55
Geografía e Historia de Donostia / San Sebastián
3.6.1 CARACTERÍSTICAS FÍSICAS.
Luz-turbiedad.
El estudio de la penetrabilidad de la luz en los océanos es com-
plejo, ya que el agua de mar no es precisamente un medio óp-
ticamente puro. Las sustancias químicas disueltas o la materia 
orgánica y mineral en suspensión inciden de forma decisiva en 
el grado de penetrabilidad de la luz. De igual forma la superficie 
del mar, que normalmente no es plana debido al oleaje, varía 
continuamente el grado de incidencia de la luz sobre la superfi-
cie del océano.
Conforme aumentamos la profundidad van desapareciendo se-
lectivamente distintas longitudes de onda (colores) y en los diez 
centímetros superficiales se eliminan ya el 50% de las radiacio-
nes ultravioletas, a 15 metros quedan tan sólo un 1% de las ra-
diaciones rojas, a 80 metros un 1% de las verdes y a 130 metros 
penetran tan sólo un 1% de las radiaciones azules. Por debajo 
de esta profundidad prácticamente no existe iluminación solar 
(sí existe quimio o bioluminiscencia).
A un nivel general, podemos diferenciar tres zonas en el océano 
en función de la iluminación:
•  Zona fótica o bien iluminada, va desde la superficie hasta los 
50 metros de profundidad y en esta zona los procesos foto-
sintetizadores se realizan sin dificultad (la amplitud de esta 
zona puede variar de un lugar a otro o en un mismo lugar 
a lo largo del año en función de la turbiedad de las aguas).
•  Zona oligofótica, se extiende desde los 50 a los 500 metros 
y los vegetales autótrofos aunque no son capaces de reali-
zar una fotosíntesis activa, pueden sobrevivir durante cierto 
tiempo.
•  Zona afótica, por debajo de dicha profundidad existe una to-
tal oscuridad rota tan sólo por fenómenos de luminiscencia.
Frente a San Sebastián (a medio Km de distancia de la costa) la 
profundidad de compensación, en la cual los procesos de foto-
síntesis se compensan con la tasa de respiración de los organis-
mos autótrofos, es decir la frontera que limita la producción pri-
maria (vegetal, tanto de fitoplancton como del macrofitobentos) 
varía entre los 15,8 m. en verano y los 35 m. en primavera, con 
un valor medio de 26 metros. Si nos alejamos más de la costa
a seis Km de distancia, la profundidad de compensación media 
aumenta hasta los 40 metros.
Olas en el exterior de la bahía de la Concha.
Bajamar viva, que permiter apreciar la rasa 
mareal frente al Paseo del Tenis.

Do'stlaringiz bilan baham:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   47


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling