Y su entorno Parque Natural Sierra Norte de Sevilla


Download 0.79 Mb.
bet5/9
Sana14.08.2018
Hajmi0.79 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Cortijo “El Rabo 

de la Burra” (Real 

de la Jara)

Tiempo:


4,5 horas

Dificultad:



Media

Longitud:



13,5 km

Trayecto circular

Senderos

Senderos


66

Ruta 11


Sendero El Castillo

El sendero tiene su inicio cerca del Museo de las Ciencias Natura-

les, situado en el centro urbano de la localidad de El Real de la Jara, 

junto al Cuartel de la Guardia Civil.

Comienza en una calle muy estrecha y empedrada, donde las ca-

sas y los muros de piedra aportan un aspecto medieval, en conso-

nancia con el castillo que se observa en lo alto de la colina. Esta 

fortaleza construida por el rey Alfonso XI, entre los siglos XIII y XIV, 

servía como herramienta de defensa frente a los continuos ataques 

de los portugueses.

Mientras se sube hacia el Castillo, se puede ver una antigua era, 

que en otros tiempos se utilizaba para separar el grano de la paja, 

después de la trilla y la recolección de cereal, se accede al interior 

de la fortaleza por un arco restaurado, atravesando robustos muros 

de piedra de dos metros de espesor. El sendero finaliza en el mira-

dor que se ubica en una de las almenas del castillo, desde donde 

se puede disfrutar de unas agradable panorámica.

Datos de la ruta

Punto de inicio:

Museo Ciencias 

Naturales (Real 

de la Jara)

Tiempo:


30 minutos

Dificultad:



Baja

Longitud:



410 metros

Trayecto lineal

6

Ruta 12


Vía Verde de la Sierra Norte

Este sendero discurre en buena parte por el antiguo trazado 

ferroviario del ramal que unía la línea Zafra-Sevilla con el Ce-

rro del Hierro. El primer tramo, de 4 km, transcurre por una 

vía pecuaria. Aquí ya aparece el compañero de gran parte 

del viaje: el río Huesna. Al poco tropezamos con el Descan-

sadero de la Rivera del Huesna, donde los animales que tran-

sitaban por estos caminos podían pasar la noche. 

El recorrido a través del antiguo trazado ferroviario comien-

za en la bifurcación de Los Prados. En 1895 se inauguró el 

transporte  por  esta  vía,  por  la  que  se  conducía  el  mineral 

hasta el Puerto de Sevilla y en barco hasta Glasgow.

El puente de hierro sobre el Rivera del Huesna permite dis-

frutar  de  este  interesante  segundo  tramo.  Tras  este  oasis  el 

paisaje se hace más escarpado y el relieve origina saltos de 

agua, como el Monumento Natural Cascadas del Huesna. Así 

lo aprovechó el hombre para la producción de energía eléctri-

ca, cuya antigua central se ve desde nuestro recorrido.

Para  solventar  este  relieve  se  construyó  un  único  túnel  de 

105 metros. En su techo aún se ven manchas del hollín de las 

locomotoras. Además hay que fijarse en la cantidad de cons-

trucciones asociadas a la vía del tren: estaciones, viviendas 

de operarios, almacenes, etc. La vía dejó de usarse en 1970, 

cuando la mina perdió definitivamente su rentabilidad.

Más tarde llegamos a San Nicolás del Puerto cuyo puente 

romano merece una parada. Tras el Arroyo del Pozuelo y las 

extensas dehesas, alcanzamos el Poblado del Cerro del Hie-

rro y las casas de los mineros marcan el fin del camino.

Datos de la ruta

Punto de inicio:



Área Recreativa

Isla Margarita

sentido ascendente

Poblado minero del 

Cerro de Hierro

sentido descendente

Tiempo:


4 horas

Dificultad:



Media

Longitud:



15 km

Trayecto lineal

15 km adaptados a 

discapacitados .

Senderos

Senderos


68

Ruta 13


Sendero Las Laderas

Nuestro destino es la ribera del Huesna y el retorno por el camino 

viejo de la Estación (de ferrocarril), lo que da idea de que se tra-

taba de un sendero marcado por el uso como trayecto más corto 

entre el pueblo y el tren.

La  marcha  se  inicia  en  Cazalla  de  la  Sierra  por  El  Chorrillo,  en 

dirección  este,  tomando  la  vereda  del  Valle  o  camino  de  Las 

Laderas.  Hasta  el  Huesna  se  recorren  unos  4  km  cuesta  abajo. 

Primero,  por  los  siempre  fértiles  alrededores  del  pueblo,  entre 

huertos, prados y también olivares, salpicado por cortijos y ha-

ciendas. Después el sendero se encaja entre elevaciones de más 

pendiente, y se observan encinares, alcornocales y quejigos.

Atravesada la vía del tren, aparece el cortijo de Las Laderas y ya 

la ribera del Huesna, a la altura del puente de los Tres Ojos. Aquí 

se inicia un paseo río arriba durante un trecho de menos de un 

kilómetro que también corresponde al recorrido del sendero del 

Molino del Corcho.

Está señalizado el punto en que se abadona la ribera para caminar de nuevo hacia Caza-

lla en el puente de Castillejo.

Datos de la ruta

Punto de inicio:

Plaza Mayor de 

Cazalla de la 

Sierra

Tiempo:


3 horas

Dificultad:



Media-baja

Longitud:



8,3 km

Trayecto circular

Senderos

Senderos


6

Ruta 14


Sendero de los Molinos

Comenzamos nuestro camino en el casco urbano de Almadén de 

la Plata. Separando los campos de cultivos de secano y las huer-

tas de regadío del camino por el que discurrimos, se encuentran 

los tradicionales muros o paredes de piedra. 

Tras los cultivos y las huertas se encuentra el paisaje más carac-

terístico de Almadén y, por extensión, de todo el Parque Natural 

Sierra Norte: la dehesa.

La segunda parte del tramo la inaugura el paso sobre el Arroyo 

de los Molinos al cual acompañaremos hasta su unión con el Río 

Cala. Encontramos seis molinos en su orilla. El primero de éstos es 

el del Manadero, ahora convertido en cortijo.

El último de ellos, el Molino 

de la Ribera, uno de los que 

se encuentra en mejor esta-

do,  marca  el  fin  de  nuestro 

recorrido.  En  este  punto,  el 

camino se abre para dejarnos ver la unión del Arro-

yo de los Molinos con el Río Cala. 

Datos de la ruta

Punto de inicio:

Casco urbano de 

Almadén de la 

Plata

Tiempo:


1 hora

Dificultad:



Media-baja

Longitud:



2,8 km

Trayecto lineal

El Parque

 

y su entorno



Localidades

0


Enclavada  en  pleno  corazón  del  Parque 

Natural de la Sierra Norte de Sevilla se en-

cuentra la villa de Alanís a unos 100 kiló-

metros  de  la  capital.  Entre  los  municipios 

de Guadalcanal y San Nicolás del Puerto, 

se abre este vergel regado por las fuentes 

de  Santa  María,  la  Salud  y  el  Pilarejo,  así 

como el arroyo del Parral.

Son muchos los que creen que el pueblo 

debe su nombre al hecho de ser la cuna de 

la raza de perros alana.

La  estructura  urbana  actual  presenta  una 

forma en estrella al situarse el núcleo urba-

no en la confluencia de las tres carreteras 

señaladas. 

Dadas las buenas condiciones agrícolas de 

la zona, las industrias de transformación de 

productos agrarios han dejado su impronta 

en  la  estructura  urbana  de  la  villa,  situán-

dose  los  mas  importantes  al  sureste  y  al 

noreste. 

Además de los vestigios arqueológicos de 

diferentes etapas, especialmente de la ro-

mana, el catálogo monumental y artístico 

de  la  localidad  sevillana  se  abre  con  los 

restos  del  Castillo  medieval  que,  recons-

truido por los franceses del monarca José 

I, fue volado en parte por el destacamento 

galo cuando abandonó el paraje en las in-

mediaciones de la rendición. Pero lo que 

queda, que no es poco, exhibe una impo-

nente  estampa  de  grandeza  que  domina 

las perspectivas a partir del cerro en que 

se ubica.

Entre  la  arquitectura  religiosa  se  aprecian 

joyas  como  la  Iglesia  de  Nuestra  Señora 

de las Nieves, del siglo XIV y remodelada 

posteriormente, la Capilla de Jesús Nazare-

no, de finales del XIX, la ermita de Nuestra 

Señora de las Angustias y la Ermita de San 

Juan Evangelista. 

Historia

La fundación de esta villa data de la época 

céltica,  siendo  su  denominación  primiti-

va Iporci hacia los siglos VI o V antes de 

Cristo. El desarrollo de la población llegaría 

con la República Romana, y posteriormen-

te con el Imperio, hasta que en el siglo II 

de  nuestra  era  declinaría  su  importancia 

Alanís

Provincia: Sevilla



Distancia a la capital (km): 106

Altitud nivel del mar (m): 660

Extensión (km

2

): 



280

Núm. de habitantes: 

2.047

Gentilicio:  



Alanisenses

Código Postal: 

41380

Teléfono de información: 



Ayuntamiento: 954 88 50 04

1

La “tierra próspera” de los árabes



2

iniciándose un proceso de destrucción. No 

obstante estos datos, Alanís se cita por pri-

mera  vez  como  tal  en  un  documento  de 

1392,  cuando  nació  el  verdadero  castillo 

del  lugar  que  estuvo  precedido  de  edifi-

caciones  fortificadas,  ya  que  el  valor  es-

tratégico  de  la  zona  hacía  recomendable 

su custodia constante. Su escudo data del 

siglo XV y fue usado por las milicias conce-

jiles en la guerra contra los moros, y en la 

guarnición del castillo. 

Conquistada  por  Fernando  III  en  1249, 

meses  después  que  Sevilla,  Alanís  fue  es-

cenario de enfrentamientos nobiliarios en 

la Baja Edad Media, sobre todo en las crisis 

de sucesión de Los Reyes Católicos y entre 

los  linajes  de  Guzmán  y  Ponce  de  León. 

A  partir  de  entonces  no  se  conocieron 

trastornos  mayores  en  este  territorio,  ex-

cepción hecha del levantamiento popular 

contra las tropas napoleónicas, a principios 

del siglo XIX. 

La evolución histórica del núcleo urbano 

puede  resumirse  tres  etapas  muy  claras 

en  su  evolución.  Una  primera  etapa,  en 

la  que  el  núcleo  originario  se  ubica  en-

tre  la  falda  del  cerro  en  que  se  ubica  el 

castillo  y  la  travesía  de  la  carretera  local 

procedente del vecino municipio de San 

Nicolás  del  Puerto.  Es  en  esta  zona  en 

la que se ubican la Iglesia Parroquial y el 

Ayuntamiento así como las casas de más 

valor  artístico  de  la  villa.  Una  segunda 

etapa de desarrollo del núcleo hace que 

éste  se  extienda  entre  las  travesías  de  la 

carretera anteriormente citada y la trave-

sía de la carretera comarcal 421. La última 

etapa de expansión del núcleo se produce 

muy recientemente y durante ella, la edi-

ficación supera hacia el norte la carretera 

comarcal mencionada. 

Alanís


3

Patrimonio histórico y artístico

Entre  los  edificios  principales  de  esta  villa  se  en-

cuentran:

Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves. Construc-

ción  tradicional  de  tres  naves  que  data  del  año 

1356.  Es  de  destacar  su  valioso  retablo  barroco, 

que  adorna  todo  el  frontal  del  altar  mayor,  y  que 

data del siglo XVI. En el interior hay una capilla del 

siglo XVI decorada con azulejos mudéjares.

Ermitas. En el panorama arquitectónico y urbanísti-

co de la villa de Alanís ocupan un significativo lugar 

las ermitas, profundamente enraizadas en su trama 

urbanística y en la imagen de sus campos. 

Ermita de Nuestra Señora de las Angustias. Se erigió 

en recuerdo de la victoria obtenida contra los “moros” a 200 metros de la población, en el 

llamado valle de Matamoros. Su construcción consta de tres tramos y entrada.

El primer tramo fue construido en el siglo XVIII, existiendo una lápida con la inscripción 

de la fecha de 1656. En su interior se guarda y venera la imagen de Nuestra Señora de las 

Angustias, Patrona de la localidad, cuya primitiva imagen fue destruida durante la Guerra 

Civil, siendo posteriormente sustituida por la actual obra del escultor Castillo Lastrucci. 

Ermita  de  San  Juan  Evangelista.  Edificio  del  siglo  XIV,  parcialmente  reconstruida  en  la 

actualidad, y que fue antiguamente la parroquia de la villa. Antiguo patrón del pueblo, ac-

tualmente abandonada en el Cerro del Castillo. De gran influencia sobre el pueblo a través 

de leyendas y sortilegios. Se encuentra en la actualidad en proceso de restauración.



4

Ermita de Jesús Nazareno: Edificio perteneciente 

al  antiguo  hospital  de  la  Caridad,  hoy  desapare-

cido,  que  cuenta  en  su  interior  con  un  retablo 

de estilo barroco. En ella se venera la imagen de 

Nuestro Padre Jesús Nazareno, titular de una de 

las  cofradías  de  penitencia  más  populares  en  la 

localidad.

Ermita  de  San  Miguel  de  la  Breña.  Situada  a  es-

casos  kilómetros  de  la  localidad,  en  la  carretera 

que  conduce  a  Malcocinado  y  en  una  finca  de 

propiedad particular, es el último vestigio que se 

conserva del antiguo monasterio basílico que en 

su día existió.

Del castillo y la ermita se dicen que están encan-

tados  y  que  allí  se  aparece  la  morisca  Acsia.  La 

leyenda  contribuye  a  reforzar  la  teoría  de  que  el 

subsuelo  del  pueblo  está  lleno  de  pasadizos  que 

conducen al castillo.

Alanís




Fiestas

En Alanís tiene una importancia extraordinaria la cele-

bración de las Cruces de Mayo. También se festeja la 

Romería de San Pedro el último domingo de mayo.

Agosto acoge, entre el 20 y el 24, la feria de Alanís.

Las fiestas de la patrona, Nuestra Señora de las An-

gustias, tienen lugar a primeros de septiembre. El día 

8 tiene lugar la procesión de la imagen de la santa por 

las calles del pueblo.

El 7 de diciembre se celebran las fiestas de las Can-

delitas.

Gastronomía

Como otros productos de la Sierra Norte y siguiendo 

sistemas  tradicionales  de  elaboración,  los  derivados 

del cerdo y el venado presentan uno de los atractivos 

culinarios de Alanís. Cerdo y cordero son dos produc-

tos estelares, en sus variedades simples de braseado 

y horneado, o bien en recetas más elaboradas, como 

en caldereta. 

También se degustan aves, de abundante captura en 

la zona, como la perdiz, la codorniz, paloma, etc. 

Pero  hay  que  equilibrar  la  dieta  con  los  vegetales. 

Además de los habituales, puede el viajero descubrir 

variedades como es la romanza, parecida a la vista a 

la espinaca, pero más verde y con un sabor del todo 

distinto, o la colleja, suave, tierna y de hojas diminutas 

y otras como tagarninas, berros, etc. 

Y el gazpacho, que en Alanís se sirve de una forma 

muy variada. 

Otra de las grandes riquezas gastronómicas es la repos-

tería, muy influenciada por el pasado árabe. El dulce de 

miel, el pestiño, o su primer hermano, el gañote.

Alanís


6

Almadén de la Plata



Minera por los cuatro costados

Almadén de la Plata es un pequeño munici-

pio situado en el cuadrante noroccidental 

de la Sierra Norte de Sevilla, delimitada por 

las provincias de Córdoba, Huelva y Bada-

joz, y sumergida entre los altos y abruptos 

montes que la Sierra Morena precipita ha-

cia los Valles del Guadalquivir.

Almadén  debe  su  nombre  a  la  importan-

cia de sus antiguas minas, en especial de 

mármolazul  y  argentíferas.  Así,  su  núcleo 

urbano, parapetado entre cerros, posee la 

forma propia de los pueblos mineros, con 

casas alineadas en calles rectilíneas.

Desde el Neolítico hay presencia humana 

en  Almadén,  la  árabe  Al-Medin  (la  mina). 

Algo  menos  de  2.000  habitantes  acoge 

hoy este espacio privilegiado entre los ríos 

Viar y Cala. Fenicios y griegos explotaron 

sus  riquezas  de  mármol  y  plata,  que  con 

los romanos –cuando se llamaba Iluria– al-

canzaron su auge.

Almadén  ofrece  hoy  al  viajero  un  paseo 

por la historia, que empieza en la cueva de 

los  Covachos.  Aunque  se  llega  a  ella  por 

un camino en mal estado, es una gruta lar-

ga, con un interior bien conservado y con 

varias salas individualizadas. Además de la 

cueva, existen dos necrópolis dolménicas: 

Cañalazarza y los Castillejos. De su arqui-

tectura  civil  destaca  el  Ayuntamiento,  del 

siglo XVIII, utilizado primero como hospital 

y luego como ermita.

Historia

Almadén  de  la  Plata  siempre  estuvo  liga-

do a la minería, así el aprovechamiento de 

estos  productos  mineros  se  dio  ya  en  las 

remotas épocas de la prehistoria. 

La abundancia de éstos favoreció el arrai-

gamiento  de  sus  habitantes,  potenciando 

la  creación  de  un  mínimo  número  pobla-

cional que más tarde daría origen a Alma-

dén de la Plata. 

Los pobladores siguientes de dichos terre-

nos  continuaron  extrayendo  metales  de 

sus  inagotables  vetas,  siendo  por  fin  en 

la época arábiga cuando aquel surgió a la 

sombra del yacimiento que adquirió la de-

nominación, de Al-Medin, cuya traducción 

“el minero”, “la mina”, no puede ser más 

explícita.

De esta época musulmana procedería qui-

zás  el  levantamiento  del  castillo,  a  cuya 

sombra, se alzó la villa. Hoy, apenas se vis-

lumbran los restos de lienzos de murallas 

Almadén de la Plata

Provincia: Sevilla

Distancia a la capital (km): 59

Altitud nivel del mar (m): 507

Extensión (km

2

): 256



Núm. de habitantes: 1.716

Gentilicio: Melojeros

Código Postal: 41240

Teléfono información

Ayuntamiento: 954 73 50 82




8

y  el  basamento  de  un  torreón  en  lo  que 

debió  ser  su  recinto,  localizados  en  lugar 

inmediato a la iglesia parroquial y al Ayun-

tamiento.

Almadén que desempeñaba un importante 

papel  defensivo  con  su  castillo,  fue  con-

quistado por la Orden de Santiago. Se une 

así Almadén a la etapa histórica que llega 

a nuestros días como villa de realengo, es 

decir, rindiendo vasallaje, jurisdicción y se-

ñorío al rey, y perteneciendo además a la 

tierra de Sevilla. 

Se cree que estos reyes otorgaron escudo 

a Almadén, dotándolo en su campo de un 

olmo  acostado,  un  león  rampante  y  una 

torre. Respecto al núcleo urbano, a finales 

del siglo XVIII, estaba conformado por sie-

te  calles  y  una  plaza.  En  esos  años,  y  ya 

desde  mediados  del  siglo  XVIII,  “el  Alma-

dén”, como hasta entonces fuera denomi-

nado, comenzaría a tildarse “de la Plata”, 

quizás  para  distinguirlo  de  la  también  mi-

nera población de Almadén en la provincia 

de Ciudad Real.

Pocos cambios sufriría Almadén en la cen-

turia siguiente, sobre todo debido a su ca-

rácter de realengo, no afectándole, por tan-

to,  las  leyes  de  supresión  de  los  señoríos 

jurisdiccionales  ni  la  desamortización  de 

bienes eclesiásticos, acaecida en el primer 

tercio del siglo XIX. 



Patrimonio histórico y artístico

La Iglesia de Santa María de Gracia, data 

finales  del  siglo  XVI  y  principios  del  XVII, 

fue  construida  entre  otros,  por  los  presti-

giosos Vermondo Resta y Hernán Ruiz II, 

se trata de una planta de nave simple, con 

campanario en el atrio, sobresale la bóve-

da de media naranja sobre la pechina de la 

Capilla Mayor y arcos perpiaños en el resto 

de la nave. 

Su espléndido retablo recoge esculturas de 

santos del siglo XVIII, el Cristo del Crucero 

(XVI), y una Inmaculada de finales del XVII 

(Ntra. Señora de Gracia). La orfebrería de 

esta  iglesia  cuenta  con  una  cruz  de  plata 

del siglo XVII, y un cáliz del mismo material 

del XVIII).

Las  antiguas  dependencias  municipales, 

edificio del siglo XV y que fue antiguo hos-

pital,  denominado  hospital  de  los  “Ange-

les”; más tarde, en el siglo XVII se reformó 

en “ermita”, conservando actualmente sus 

formas arquitectónicas (planta de nave úni-

ca con cúpula achavada).

Almadén de la Plata




En 1905, a este edificio se le embutió una 

torre de inspiración neomudejar, de planta 

cuadrada con reloj en la parte superior, de-

nominada Torre del Reloj, en la cual queda-

rá instalado un Mirador Panorámico.

La Casa Consistorial, de reciente construc-

ción, y asentada sobre los restos de un cas-

tillo árabe, y que ha sido declarada Bien de 

Interés Cultural por la Consejería de Cultu-

ra de la Junta de Andalucía.

El Monumento al Rehalero, representa una 

estampa  tan  conocida  por  las  sierras  de 

Andalucía.




Do'stlaringiz bilan baham:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling