Y su entorno Parque Natural Sierra Norte de Sevilla


Download 0.79 Mb.
bet6/9
Sana14.08.2018
Hajmi0.79 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Otros lugares de interés

En el Cerro de los Covachos se encuentra 

la cueva del mismo nombre, un enclave de 

importante interés, cuyas galerías alcanzan 

los 520 metros. Sus canteras de mármol se 

explotan desde la antigüedad.

En su interior se han encontrado restos de 

la época Calcolítica (3.000 a.C.), del Neo-

lítico  reciente  (6.000  a.C.),  hasta  el  Bajo 

Imperio Romano (siglos IV-V d.C.). Cuenta 

con numerosas muestras de arte rupestre: 

grabados con dominio de 

líneas  y  retículas,  y  pintu-

ras esquemáticas con pun-

tos de color rojo y trazos 

en  negro  y  que  represen-

tan  el  primer  exponente 

del  Arte  Rupestre  de  la 

provincia.

Fiestas

Son  varias  las  fiestas  im-

portantes en las que parti-

cipan los habitantes de Al-

madén a lo largo del año.

Los  Carnavales,  en  la  últi-

ma  semana  de  febrero  o 

primera de marzo.

La Feria del Jamón, que se 

celebra  la  segunda  o  ter-

cera semana de marzo y es una exposición 

y degustación de los productos típicos de 

la villa y de la comarca

La  Fiesta  de  Los  Judas,  que  tiene  lugar  el 

Domingo de Resurrección, destaca por su 

originalidad. Consiste en la colocación por 

la calle de muñecos de trapo y paja, que 

representan a personajes famosos o situa-

ciones de la actualidad, para destruirlos y 

lanzar sus restos al aire.

La Romería de La Pastora, que se celebra 

en  la  tercera  semana  mayo.  La  fiesta  del 

Pirulito, que tiene lugar en la noche de San 

Juan.


El primer domingo de agosto es la fecha de 

la Fiesta Patronal en honor a Ntra. Señora 

de Gracia.

Una  semana  y  media  después  de  la  pro-

cesión, tiene lugar la Feria Local en honor 

también a la Patrona.

La  Fiesta  Patronal  en  honor  al  Cristo  del 

Crucero se celebra normalmente el fin de 

semana mas cercano al 14 de septiembre.

La Feria Cinegética se celebra la última sema-

na de septiembre o primera de octubre.


80

Cazalla de la Sierra



La tierra del anís

Cazalla de la Sierra, la Callentum romana 

y la Castalla musulmana, es una bella po-

blación  localizada  en  el  corazón  del  Par-

que Natural de la Sierra Norte de Sevilla, a 

tan sólo 75 km de la capital.

El Conjunto Histórico de Cazalla de la Sie-

rra está situado en una cañada con cerros 

en  sus  alrededores.  Las  lomas  envuelven 

y protegen la ciudad por el Norte, Este y 

Oeste,  abriéndose  al  Sur  hacia  los  valles. 

Su  desarrollo  urbano  se  ha  producido  a 

lo  largo  del  eje  definido  por  la  carretera 

de la Fábrica de El Pedroso a Guadalcanal 

(C-421). 

Su núcleo surgió alrededor de un punto de 

defensa  y  tangencialmente  al  antiguo  ca-

mino de conexión entre Castilla y Andalu-

cía. Sus altitudes más significativas son: el 

Castillo, 606 m; la Plaza Mayor, 595 m y el 

Paseo del Carmen, 595 m. 

El trazado de sus calles es sinuoso y de an-

chura  variable,  resultando  manzanas  irre-

gulares y de grandes dimensiones. El Barrio 

Nuevo se estructura según largas calles pa-

ralelas  a  la  vaguada,  siguiendo  las  curvas 

de nivel, mientras que las perpendiculares 

son de corto desarrollo y fuerte pendiente, 

con  manzanas  estrechas  y  largas,  y  bas-

tante rectangulares. Se detectan dos tipos 

de  vivienda  unifamiliar:  la  casa  popular  o 

vivienda entre medianera de tres o cuatro 

crujías paralelas a fachada, y la casa-patio, 

con patio central, propias de la arquitectu-

ra culta. Generalmente poseen dos plantas 

o una más “doblao”.

Los  monumentos  más  interesantes  son  el 

Castillo, del que sólo quedan algunos res-

tos, la Iglesia de Nuestra Señora de la Con-

solación, y la Cartuja, todos ellos declara-

dos Monumentos Histórico-Artísticos.

Historia

El hombre ya habitó estas tierras serranas 

en  el  neolítico  y  el  calcolítico,  como  lo 

atestiguan diferentes restos arqueológicos. 

Sobre una antigua fortificación cartaginesa, 

los romanos fundan la localidad de Callen-



tum. Con la llegada de los árabes, pasa a 

denominarse  Castalla,  hasta  que  fue  con-

quistada por las tropas cristianas a media-

dos del siglo XIII. Pertenece durante varios 

siglos al Consejo de Sevilla y se convierte 

en una de las plazas fuertes que defienden 

su  Reino  de  los  ataques  portugueses.  La 

población  alcanza  su  esplendor  en  los  si-

Cazalla de la Sierra

Provincia: Sevilla

Distancia a la capital (km): 89

Altitud nivel del mar (m): 590

Extensión (km

2

): 357



Núm. de habitantes: 5.242

Gentilicio: Cazalleros

Código Postal: 41370

Teléfono información

Ayuntamiento: 954 88 42 36

81


82

Cazalla de la Sierra

glos XVI y XVII, llegando a convertirse en 

residencia del rey Felipe V a principios del 

siglo XVIII.

La  aparición  de  estelas  funerarias  en  las 

proximidades  de  la  iglesia  de  la  Consola-

ción  hace  pensar  en  la  existencia  de  un 

primitivo fuerte visigodo sobre el cerro del 

Castillo y de una necrópolis en su falda nor-

te. Pero es bajo la dominación musulmana 

cuando el asentamiento se configura como 

núcleo urbano. 

En  el  siglo  XIV  se  realizan  importantes 

reformas  en  la  fortaleza  almohade  y  se 

construye la iglesia de Consolación, que se 

convierte  en  hito  del  crecimiento  urbano 

hacia el norte. Durante el siglo XVI y la pri-

mera mitad del XVII se produce un fuerte 

desarrollo, llegando el núcleo hasta el lími-

te  natural  que  por  el  norte  representa  el 

hoy desaparecido Arroyo de Olivillas. Para 

la clase obrera temporera que explota las 

viñas se urbaniza el Barrio Nuevo, situado 

más allá de los citados conventos y en las 

faldas  occidentales  que  vierten  al  cauce 

del arroyo Egido. Su trama ortogonal, con 

un eje principal norte-sur paralelo al citado 

arroyo, se adapta a la topografía con man-

zanas alargadas en el sentido de las curvas 

de nivel, salvando las mayores pendientes 

las calles transversales.

En la segunda mitad del siglo XVIII se pro-

ducen significativas transformaciones en el 

casco urbano consolidado. El eje norte-sur 

se convierte en el más importante, y su pro-

longación constituye la base del desarrollo 

del  siglo  XIX,  que  transforma  el  esquema 

morfológico  radiocéntrico  de  Cazalla  en 

predominantemente lineal.

En este último siglo se reconstruye el Barrio 

Nuevo y se colmatan los barrios periféricos, 

pero sin generar grandes crecimientos en la 

trama urbana a causa del descenso demo-

gráfico. En la actualidad, el casco antiguo 

ocupa el sector sureste de Cazalla, con su 

forma  redondeada  y  pequeñas  manzanas 

de  formas diversas e  irregulares. El  poste-

rior crecimiento hacia el norte transforma 

la  fisonomía  del  núcleo  en  lineal.  En  los 

últimos años sí se ha producido la implan-

tación  de  diversas  actividades  industriales 

y  terciarias  en  los  extremos  meridional  y, 

sobre todo, septentrional. 



83

Cazalla de la Sierra



Patrimonio histórico y artístico

Dentro  del  recinto  urbano  de  la  villa  se 

conserva  un  conjunto  de  viviendas  de  in-

terés artístico. Las más antiguas datan del 

siglo XVI, pero las más numerosas son de 

época barroca especialmente del XVIII. 

Referentes  destacados  de  la  arquitectura 

religiosa son:

Iglesia  de  Nuestra  Señora  de  la  Consola-

ción (siglo XIII). Adosada a unos restos de 

muralla árabe, se construyó tras la Recon-

quista en 1300. Era de estilo mudéjar y en 

siglos  siguientes  se  remodeló  en  gótico  y 

barroco. Tiene tres naves con cubiertas de 

bóvedas  sostenidas  por  valientes  arcos  y 

haces de columna con capiteles.

Iglesia de Ntra. Sra. del Carmen (siglo XVIII). 

Conocida  antaño  como  de  San  Ginés.  El 

edificio pudo ser una primitiva obra mudé-

jar, como corresponderían algunos elemen-

tos exteriores. Tal y como se le conoce hoy 

puede ser datada del siglo XVIII. Es un pe-

queño edificio de una sola nave, divida en 

tres tramos, con capilla mayor cuadrada. 

Santuario de Santa María del Monte. Cons-

truido a mediados del s. XVIII, presenta una 

sola nave, precedida de un pórtico y capilla 

mayor con camarín. El retablo presenta un 

solo cuerpo dividido en tres calles por me-

dio de estípites y se decora con pinturas de 

la vida de la Virgen, pudiéndose fechar en 

el segundo tercio del XVIII.



84

8

Convento  de  Madre  de  Dios.  Construido  en  el 

siglo XVI, el Convento Madre de Dios fue recons-

truido  tras  el  deterioro  sufrido  en  1722  por  un 

incendio. Posee un bello Claustro con elementos 

mudéjares y renacentistas. Fue saqueado duran-

te la Guerra Civil Española, siendo restaurado a 

principios de los años 90.

Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Con-

cepción. El Monasterio de la Cartuja de la Inma-

culada Concepción fue edificado por los monjes 

de la Orden de San Bruno, filial al de Santa María 

de la Cuevas de Sevilla, comenzando sus obras 

sobre el año 1503. Su importancia se comprueba 

en  la  espadaña,  la  iglesia  y  el  campanario,  que 

aún conservan su estilo.

Cazalla de la Sierra


Fiestas

Cazalla celebra los carnavales en el mes de 

febrero. A continuación, en marzo o abril, 

tiene lugar la Semana Santa.

Mayo  se  convierte  en  escenarios  de  las 

Cruces,  concretamente  el  día  3.  La  fiesta 

de la Virgen del Carmen, tiene lugar en 16 

de julio. De relevancia es el Festival de Itáli-

ca, en julio, con representaciones de teatro 

y danza. 

La  romería  a  la  ermita  de  la  Virgen  del 

Monte, el 10 de agosto, se celebra en ho-

nor de la patrona de la ciudad. 

El verano acoge a la Feria del municipio, en 

la segunda quincena del mes de agosto.

Por  último,  en  la  primera  semana  de  di-

ciembre  se  celebra  el  festival  de  Música 

Antigua de la Provincia.



Artesanía

Cazalla fue un importante centro produc-

tor  de  vinos,  llegando  a  convertirse  en  el 

principal  exportador  de  este  producto  al 

Nuevo  Mundo,  cuya  fama  quedó  refleja-

da en obras de Cervantes, Lope de Vega 

y Mateo Alemán. La pérdida de importan-

cia  del  vino  de  Cazalla  se  compensó  en 

el siglo XX con la comercialización de los 

aguardientes.

Quince  fábricas  dedicadas  a  la  produc-

ción de aguardiente llegó a tener Cazalla 

(Anís  Corona,  Ideal,  La  Cepa,  Torre  del 

Oro, etc.), de las que sólo sobreviven dos: 

anís El Clavel y anís Miura. Tal fue el pres-

tigio y la difusión que alcanzó el producto 

que en muchos lugares de España la gente 

da al aguardiente el nombre genérico de 

Cazalla.

Cazalla de la Sierra

86


8

88

Constantina



Carácter medieval

Superando  los  7.000  habitantes  es  la  lo-

calidad  más  poblada  del  Parque  Natural. 

De  origen  celtíbero  —con  el  nombre  de 



Sucunmurgi—,  rebautizada  por  los  cartagi-

neses  como  Lacunimurgi,  las  legiones  de 

Escipión  la  nominaron  Constantina  Julia, 

cambiaron su asentamiento (del cerro del 

Castillo al del Almendro) y la privilegiaron 

con acuñación de moneda propia.

El núcleo urbano se asienta en un terreno 

ondulado y está rodeado de cerros, en uno 

de  los  cuales,  al  oeste  de  la  localidad,  se 

encuentra el castillo. En el emplazamiento 

originario  debieron  influir  las  condiciones 

topográficas,  que  facilitan  la  defensa,  la 

existencia  de  agua  abundante  y  buenos 

pastos en la zona, así como las minas de 

plata  y  de  cobre.  Constantina  se  localiza 

sobre el camino de Extremadura, al borde 

de la calzada romana que comunicaba His-

palis con Emerita Augusta.

Está  considerada  como  el  centro  de  los 

pueblos serranos y conserva aún el carác-

ter medieval de su fisonomía urbana en las 

proximidades del Castillo. 

Todo  el  conjunto  presenta  interés  para 

quienes se sientan atraídos por la arquitec-

tura popular, lo que ha servido para que se 

haya declarado Conjunto de Interés Histó-

rico-Artístico la mayor parte del núcleo tra-

dicional.  Es  aconsejable  que  los  visitantes 

recorran las calles de la ladera del Castillo, 

conocidas por el nombre popular de “Las 

Cuestas”, en cuya zona meridional está el 

barrio de “La Morería” que aún mantiene, 

en buena medida las formas de construc-

ción y el trazado musulmán, es la zona más 

primitiva de la población. En la zona norte 

de esta ladera se hallan los núcleos de las 

antiguas parroquias de Santa Constanza y 

Santiago,  con  una  tradición  constructiva 

muy semejante a la Morería. 

Historia

El origen de esta población está vinculado 

a  la  explotación  de  las  minas  de  cobre  y 

plata  de  sus  inmediaciones.  Las  fuentes 

hablan de una primitiva ocupación por los 

celtas beturienses y la arqueología testimo-

nia el contacto comercial con fenicios y la 

presencia  púnica.  El  nombre  de  tradición 

latina de Constantina y el hecho de hallar-

se  junto  a  una  calzada,  trazada  entre  As-



tigi  (Écija)  y  Emerita  Augusta  (Mérida),  así 

como múltiples testimonios arqueológicos 

Constantina

Provincia: Sevilla

Distancia a la capital (km): 87

Altitud nivel del mar (m): 556

Extensión (km

2

): 481



Núm. de habitantes: 7.246

Gentilicio: Constantinenses

Código Postal: 41450

Teléfono información:

Ayuntamiento: 955880700

8


0

ponen de manifiesto el desarrollo de esta 

localidad  en  tiempos  romanos.  La  ciudad 

se consolida plenamente bajo dominación 

musulmana. En esta etapa fue el centró de 

la cora (distrito) de Firrish.

Cristianizada  por  Fernando  III,  conservó 

población musulmana después de la con-

quista de Sevilla, como muestra la impor-

tancia de su Morería.

Jugó un papel destacado en las guerras de 

banderías entre las casas nobles dominan-

tes en Sevilla y finalmente, fue recuperado 

su castillo por las fuerzas reales de Isabel 

la Católica en 1478. A partir de entonces 

se desarrolló como una villa de realengo, 

vinculada al señorío de la ciudad de Sevilla. 

Ello  le  permitió  participar  en  cierta  forma 

de  las  consecuencias  del  Descubrimiento 

de América y en las actividades comercia-

les, de exportación de vinos y aguardientes 

hacia las Indias.

En  1810  sufrió  como  otros  muchos  luga-

res del país, la invasión del ejército francés, 

después de un destacable enfrentamiento 

que  tuvo  lugar  en  las  propias  calles  del 

pueblo  y  que  según  la  tradición  costó  la 

vida a trescientos lugareños. 

Obtuvo la concesión del título de ciudad, 

por el rey Alfonso XIII, en 1916 y vivió su 

mayor prosperidad económica y demográ-

fica entre los años 1940 y 1950, alcanzan-

do la cifra de quince mil habitantes, que se 

dedicaban a una intensa actividad ganade-

ra, agrícola, industrial y comercial.

Constantina



1

Patrimonio histórico y artístico

De los edificios más singulares resaltamos 

los siguientes:

Iglesia Parroquial de Santa María de la En-

carnación, del siglo XV. Edificio de tres na-

ves, con planta de salón, según la tradición 

del  mudéjar  sevillano.  En  la  imaginería  del 

templo debe destacarse el Cristo de la Hu-

mildad y Paciencia, atribuido a la escultora 

sevillana conocida como “La Roldana” (Lui-

sa Roldán), de finales del siglo XVII, y algu-

nos restos de un retablo de Felipe de Rivas.

El  Castillo.  Conserva  el  trazado  de  época 

almorávide según los especialistas. Se man-

tiene la mayor parte del recinto poligonal 

que cerraba y aún están completas tres de 

sus siete torres, destacando los 12 metros 

de altura de la Torre del Homenaje.

Ruinas de la Ermita de Nuestra Señora de 

la Hiedra. Sólo conserva el recinto exterior. 

Está  fechada  en  una  de  sus  albanegas  en 

el año 1570. 

Hospital de San Juan de Dios. Se conserva 

la Capilla del antiguo Hospital de Caridad, 

ahora asilo de ancianos regentado por las 

Hermanas Mercedarias. Es una sencilla in-

terpretación del Barroco sevillano del mo-

mento.


Ermita de Nuestro Padre Jesús. Edificio del 

siglo XVIII, construido en lugar de otro tem-

plo anterior. Responde al mismo estilo que 

el hospital. 

Constantina


2

Portada  del  Convento  de  Santa  Clara.  Es 

una  fachada  barroca  del  siglo  XVIII,  con 

dos  pilastras  laterales  y  gran  arco  central 

que  va  coronada  por  un  entablamiento  y 

frontón curvo partido, con azulejo dedica-

do a la Inmaculada y otros detalles decora-

tivos de cerámica Sevillana.



Fiestas

Para  vivir  el  espíritu  festivo  de  los  cons-

tantinenses,  el  mejor  momento  es  el  mes 

de agosto que empieza con la Velada del 

Calvario/Navas, sigue con la traída al pue-

blo de su patrona, la Virgen del Robledo, 

desde  su  ermita,  y  termina  con  la  Feria  y 

Fiestas  de  Constantina.  En  julio,  celebran 

la Velada de Santa Ana y, en septiembre, 

la Romería de la Virgen del Robledo. Ade-

más, durante los meses de julio y agosto, 

se  suceden  diferentes  actividades  cultura-

les y musicales en el Castillo. En octubre las 

Jornadas Micológicas, con salidas al campo 

para recoger setas, charlas de expertos en 

la materia, matanza popular del cerdo ibé-

rico y degustaciones tanto de setas como 

de los productos propios de la matanza. 


3

Gastronomía

Elementos básicos de la cocina en Constan-

tina serán en todo momento: carnes, caza, 

chacinas  y  embutidos.  En  la  primavera, 

debemos  degustar  los  espárragos  y  espa-

rraguillas  silvestres,  las  collejas,  tagarninas 

e hinojos, muy apreciados como aderezo 

en el típico cocido donde la pringá ha de 

hallarse siempre presente.

Para el verano tendremos diferentes tipos 

de gazpacho y las ancas de rana, preferen-

temente  rebozadas.  Características  de  la 

cocina otoñal son las setas de álamo y las 

gallipiernas:  asadas,  fritas  o  en  salsas,  así 

como  los  “faisanes”  (boletus  edulis),  bien 

asados o fritos, que constituyen un verda-

dero manjar de la sierra.

Cobra pujanza en los fríos meses del invier-

no serrano una migas con el especial toque 

de la tierra, o una caldereta de carnes de la 

cabaña local. 

Artesanía

La  repostería  nos  acercará  hasta  el  Con-

vento  de  Monjas  Jerónimas  o  bien  hasta 

las diferentes obradores del municipio, en 

los que degustaremos las muchas especia-

lidades  de  dulces  y  variedades  que  salen 

de sus hornos dispuestas a ser consumidas 

con deleite. 

En  Constantina  se  elabora  un  anís  propio 

de  la  tierra  y  una  crema  de  guindas  que 

hablan por sí solos de la tradición y la ela-

boración  artesanal  que  rezuma  en  el  mu-

nicipio.


4

Guadalcanal



Frontera entre provincias

Guadalcanal  es  el  pueblo  más  norteño 

de la provincia. Este rincón de la sierra de 

Sevilla es un trasiego de culturas, demos-

trado tanto por los restos neolíticos como 

por la calzada romana Sevilla-Mérida que 

por aquí pasaba.

Los  romanos  aprovecharon  los  vestigios 

de la anterior Tereses para refundar la villa 

de Sisapo. Es posible que en esa época ya 

recibiera  el  nombre  de  Canania  o  Cana-

lia, a la que los árabes antepusieron Wad 

como indicativo de la presencia de un río. 

Así que su nombre actual procede directa-

mente del árabe Guad-al-Kanal.

El  sector  primario  constituye  una  de  las 

fuentes importantes de ingresos de la lo-

calidad. Tradicionalmente la agricultura y 

la ganadería han sido el sustento de mu-

chas familias de esta localidad.

En el recorrido por el entorno natural de 

Guadalcanal, son paradas obligatorias dos 

miradores magníficos que se encuentra en 

la Sierra del Viento y en la Sierra del Agua. 

Se trata, respectivamente, del Mirador de 

la Capitana y del Mirador de Hamapega. 

Desde ellos, el visitante podrá disfrutar de 

una vista maravillosa ya que el municipio 

es  el  límite  de  las  dos  provincias  que  se 

divisan desde ellos. 

Mirando  al  sur  los  ojos  se  pierden  entre 

los  relieves  de  la  Sierra  Norte  sevillana. 

Mirando  hacia  el  norte,  la  mirada  se  en-

tretiene en la riqueza de la Campiña Sur 

de Badajoz.




Do'stlaringiz bilan baham:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2017
ma'muriyatiga murojaat qiling