25 mw de potencia neta mediante combustión de paja Alfredo Erviti. (Ehn) Madrid 12 de diciembre de 2002


Download 38.87 Kb.
Pdf ko'rish
Sana14.08.2018
Hajmi38.87 Kb.

EHN: Planta de Biomasa de Sangüesa 

25 MW de potencia neta  mediante combustión de paja 

 

Alfredo Erviti. (EHN) Madrid 12 de diciembre de 2002 

 

 

 

 

EHN ( Energía Hidroeléctrica de Navarra) es una empresa cuya 

actividad se centra en exclusiva en el desarrollo  y explotación de las 

energías renovables. Con un origen en la mini hidráulica y su mayor 

expansión en el ámbito de la energía eólica, en el año 1996 inicia el 

proyecto de una central de Biomasa a partir de la combustión de Paja de 

Cereal en Navarra. 

 

Se trataba sin duda de un importante reto en el ámbito de las 



energías renovables, apostando por el campo de la Biomasa y  

constituyendo la primera experiencia de una instalación a partir de restos 

vegetales (paja) en nuestro país.  

 

Las dificultades tecnológicas, la dificultad de garantizar el suministro 



de biomasa, la complejidad de la logística de abastecimiento, y sobre todo 

un marco tarifario insuficiente hacen que los proyectos de biomasa no 

lleguen a materializarse. 

 

Hoy la planta de Biomasa de Sangüesa construida por EHN con la 



participación de IDAE es una realidad que deberá servir de referencia para 

el desarrollo del conjunto de la Biomasa en España... la “eterna promesa de 

las energías renovables” .  

 

 



 

 

 



 

DESCRIPCIÓN DE LA PLANTA  

 

La planta tiene una potencia instalada 25 MW eléctricos netos, 8000 horas 



anuales de funcionamiento con un consumo de paja de 160.000 Tm. 

Esto evitará la emisión de 200.000 Tm/año de CO

2  

sustituyendo



 

el 


consumo de energías fósiles. Ha supuesto una inversión de 51 millones de euros. 

 

 

Esquema

de la planta



Generador

Vapor


Condensador

Bomba


Agua que se toma del 

canal para refrigeración

Agua que vuelve al canal

Subestación Sangüesa

Transformador

11/16kV


Chimenea

Precalentador

Filtro de humos

Economizador

CALDERA

Vapor


Calderín

Vapor


Sobrecalentador

Agua


Depósitos de cenizas

Contenedor 

de cenizas de fondo

Paredes


con agua 

circulante

Depósitos de inquemados

Trituradora de paja

Parrilla

1. Producción de vapor

Canal


Red

Canalización eléctrica subterránea



2. Generación de electricidad 

y reanudación del proceso

Turbina 


vapor

PLANTA DE BIOMASA EN SANGÜESA

 

 

 



Almacenamiento y alimentación de paja 

 

Una de las  principales dificultades de la paja reside en su baja densidad 



energética lo cual obliga a gestionar grandes volúmenes de combustible. Las 

pacas se recibirán en dos tamaños (2,5m x1,2m x 0,9 m y 2,5m x 1,2m x 0,7 m) 

para permitir automatizar la planta. Teniendo en cuenta el consumo de la planta, 

de lunes a sábados (1 turno), deberán entrar en la Planta del orden de 45 

camiones diarios.  Se ha previsto el que en el transporte a la planta de Biomasa se 


utilice Biodiesel en el momento que se encuentre operativa la planta que EHN está 

promoviendo en Navarra. Esto supondrá un nuevo aporte  a la mejora del balance 

energético completo de la planta de Biomasa 

 

La descarga en la planta es automática, por lo que se ha normalizado dos 



tipos de camiones para el transporte de paja, adecuado al diseño de los puentes 

grúas de la nave de almacenamiento. Hay dos muelles de descarga operados por 

tres puentes-grúa. 

 

La capacidad del almacenamiento en planta está preparada para un periodo 



de consumo a plena carga de 3 días x 24 horas, con lo que el volumen 

aproximado de almacenamiento es de 10.000 m

3

.  


 

 

 



Caldera de biomasa. 

 

Su diseño es para utilizar como combustible 100% paja (adicionalmente 



está diseñada para aceptar 50% de madera si en el futuro se instalan los sistemas 

auxiliares necesarios). Consiste en horno y sistemas de combustión, partes a 

presión y sistema de tratamiento de gases. Utiliza parrilla vibratoria inclinada 

refrigerada por agua como sistema de combustión. Las características del vapor 

en salida de caldera son 92 bar y 540 ºC.  Caudal = 30 kg/s. 

 

Las dificultades técnicas de combustión de la paja que preocupan en el 



diseño y operación de caldera son esencialmente: la corrosión y la sinterización 

de las cenizas con fenómenos de “slagging” y “fouling”. Estos fenómenos son 

debidos al contenido en cloro (Cl) y de elementos alcalinos, especialmente potasio 

(K), en la composición de la paja. 

 

Con composiciones “normales” de la paja en cloro (del orden de 0,3 % sobre 



base seca ) y potasio (del orden del 1%) los problemas aludidos pueden 

considerarse resueltos y las instalaciones son técnicamente viables. 

Se debe considerar no obstante que tanto la cantidad de cloro como de 

potasio no son un valor fijo, y pueden aparecer en cantidades mayores o menores 

dependiendo de diversos factores. Las características de la paja no solamente 

cambian en función del tipo de cereal, sino que además lo hacen con el tipo de 



suelo y los fertilizantes usados. La lluvia en el periodo anterior a su cosecha y 

entre esta  y el empacado es, por ejemplo, un factor determinante; por tanto la 

climatología influye en la “calidad” de la biomasa como “combustible”.  

 

Ciclo de vapor 

 

El proceso del ciclo térmico esta diseñado para un elevado rendimiento 



energético. Se trata de un ciclo de Rankine regenerativo, con generación de vapor 

principal de alta presión y temperatura y con cuatro extracciones en la turbina de 

vapor para precalentamiento del condensado  y del agua de alimentación a la 

caldera. El vapor extraído de la turbina de vapor se condensa en un condensador 

de superficie refrigerado por agua de río. 

 

Refrigeración 

 

El agua de refrigeración (1.2 m



3

/sg)  se toma de un canal de riego que pasa 

por el polígono Rocaforte proveniente del rió Irati. En ciclo abierto se toma el agua 

necesaria mediante las bombas de circulación y tras su paso por el condensador 

se retorna al propio canal a su paso por las cercanías del polígono. 

 

Sistemas adicionales son la estación de regulación y medida de gas natural, 



tratamiento de agua, tratamiento de efluentes, agua de planta, control químico, 

aire comprimido, laboratorio, talleres y almacén, calefacción, ventilación y aire 

acondicionado y protección contra incendios. 

 

Instalaciones eléctricas 

 

La planta genera electricidad a 11 kV a través de un alternador síncrono de 

cuatro polos. La energía generada se transmite a la celda de interruptor de 

generador y de allí al transformador principal de  31 MVA y relación de 

transformación 11/68 kV. 

 

Este transformador se conecta en alta tensión con el parque de intemperie 



de 66 kV, configurado como posición de línea, desde el cual se rutará una 

conexión mediante cable enterrado de 66 kV hasta la subestación de Sangüesa de 

la compañía eléctrica. 

 


El sistema de alimentación auxiliar está constituido por  un conjunto de 

transformadores redundantes, que suministran potencia a las barras de 400/230V 

y 690V, esta última barra alimenta los ventiladores y las bombas de alta potencia.  

 

Arquitectura 

 

Para completar el carácter de proyecto de referencia que significa esta 



planta se ha incorporado a la misma una arquitectura emblemática. Los tres 

edificios de la planta están relacionados entre sí por un tratamiento unitario, en 

diseño y materiales utilizados. Se ha empleado acero en fachadas y cubiertas, con 

grandes huecos de iluminación cerrados con policarbonato que permiten intuir, 

por trasparencias diurnas y nocturnas, el proceso productivo que se desarrolla en 

el interior de las naves. Se ha construido también una galería de visitas que 

permitirá ver el conjunto del proceso productivo sin interferir en el mismo. 

 

 



Gestión del combustible 

 

Esta es sin duda una cuestión clave en cualquier proyecto de Biomasa y no 



ha sido menos en el caso de Sangüesa. 

 

La principal dificultad radica en la garantía de suministro de grandes 



cantidades de biomasa (160 millones de kg) durante una largo periodo de tiempo, 

así como la logística que ello precisa en la recogida, empacado , almacenamiento 

y transporte. 

 

Es un hecho que la biomasa inventariada raramente responde a la 



realmente disponible, esencialmente por causas como la incertidumbre 

climatológica, la existencia de otros usos alternativos, y la limitación de los costes 

“asumibles” de puesta en planta de esa biomasa. 

 

 



EHN ha llevado a cabo dos estrategias paralelas de contratación a largo 

plazo. Por un lado se han firmado contratos de cesión de la paja en campo con 

agricultores y cooperativas, y por otro se han cerrado contratos de suministro 

directamente con profesionales del mercado de la paja. Ha sido preciso adquirir 



equipos de recogida compuestos cada uno de ellos por 1-2 empacadoras, 3 

tractores 1 rastrillo y 1 remolque autocargador. Esto ha totalizado una inversión 

adicional de unos 3 millones de €uros 

 

La estrategia diseñada ha sido ensayada en la campaña del año 2000 con 



una muestra de 100.000 Tm de paja. Como continuación del ensayo que duró 2 

campañas hasta la puesta en marcha de la planta ,  se ha confeccionando una 

herramienta informática para realizar toda la gestión del combustible. La 

experiencia acumulada en este campo es importante y los primeros años de 

trabajo están permitiendo optimizar el proceso de acopio de  combustible.  

 

 



Se ha elegido un sistema descentralizado de almacenamiento (pajeras), 

utilizando pequeñas unidades (unas 500 toneladas cada una) distribuidas a lo 

largo de todo el área de suministro combinado  con un pequeño número de  

grandes almacenamientos de paja. 

 

De forma paralela EHN está realizando un gran esfuerzo en la 



experimentación de diferentes cultivos energéticos, sobre los que creemos que 

pueden depositarte importantes expectativas a medio-largo plazo, siempre se 

dediquen los esfuerzos y recursos necesarios, y sobre todo mediante una 

adecuada integración de las políticas agrarias y energéticas. 

 

Reflexiones sobre la rentabilidad de la biomasa 

La realidad del proyecto de Sangüesa, permite generar una serie de 

reflexiones y conclusiones  para el desarrollo de la Biomasa en España, basándose 

en una primera experiencia  real del uso de una biomasa “compleja” por su 

composición y por la logística de abastecimiento. 

 

Todas las previsiones de desarrollo de la Biomasa están 

desafortunadamente incumpliéndose. Ello se debe a las enormes dificultades de 

desarrollo de los proyectos. Ya  hemos apuntado varias de ellas y de forma 

resumida podríamos enumerarlas: 

 

·   La dificultad de garantizar el combustible en cantidad, calidad y precio . 



·   La  logística del combustible: recogida, tratamiento, almacenaje y 

transporte. 

·   Complejidad de las  instalaciones  – fiabilidad de las tecnologías  – 

garantías de rendimiento y disponibilidad. 

·   Alto coste de las inversiones (2 millones de €/MW instalado en Sangüesa) 

·   Coste de Operación y Mantenimiento elevados (12 €/MWh en Sangüesa) 

·   Falta de un escenario claro de apoyo a la Biomasa (necesidad de aplicar 

las medidas establecidas en los planes de fomento de las EERR) 

 

Y sin duda la clave de la falta de viabilidad de los proyectos de Biomasa es el 



precio de venta de la energía: hoy es una tarifa claramente insuficiente como para 

soportar las inversiones, los costes de operación y que , en definitiva, no permite 

un desarrollo de la Biomasa en España; una energía renovable que, no olvidemos, 

aporta la enorme ventaja de su garantía de potencia.  Una revisión de la tarifa 

permitirá que se comiencen a concretar proyectos de Biomasa y por lo tanto se 

comiencen a cumplir los objetivos que en los planes de fomento de las Energías 

Renovables se establecen para la Biomasa. 

 

 



 


Download 38.87 Kb.

Do'stlaringiz bilan baham:




Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2020
ma'muriyatiga murojaat qiling