El Cotidiano


Download 237.36 Kb.
bet1/4
Sana14.08.2018
Hajmi237.36 Kb.
  1   2   3   4

   

El Cotidiano

ISSN: 

0186-1840



cotid@correo.azc.uam.mx

Universidad Autónoma Metropolitana Unidad

Azcapotzalco

México


García González, Gerardo; Massieu Trigo, Yolanda

El agua del río Tlalmanalco:  despojo y demanda social

El Cotidiano, vol. 19, núm. 120, julio-agosto, 2003, p. 0

Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco

Distrito Federal, México

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=32512010

   Cómo citar el artículo

   Número completo

   Más información del artículo

   Página de la revista en redalyc.org

Sistema de Información Científica

Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto


El

 Cotidiano 120

8 3

l agua del río Tlalmanalco:



despojo y demanda social

Gerardo García González*

Yolanda Massieu Trigo**

T

lalmenalco, ubicado entre Chalco y



Amecameca, con una superficie total de

15,786 hectáreas, es una comunidad convul-

sionada por las dinámicas de apropiación del

agua debidas a la industrialización temprana

en los alrededores de la Ciudad de México. La

historia de los recursos naturales de este muni-

cipio del Estado de México durante el siglo

XX radica en la lucha de la población por el

recurso agua, proveniente de los deshielos de

la Volcana Iztaccíhuatl, contra de la papelera

San Rafael como usurpadora, como agente con-

taminante; en la generación por parte de los

pobladores de una conciencia de apropiación

del recurso. Dichos actos se suman a las nue-

vas relaciones, actores y usos que se entrete-

jieron a raíz de que la población logró el ac-

ceso al preciado líquido. Entre ellos se

encuentran: la aparición de grupos interesa-

dos en el desarrollo rural y comunitario, así

como en el buen empleo de los recursos natu-

rales de la región, junto a la inquietud de al-

gunos campesinos de realizar riego agrícola

con agua del río Tlalmanalco, el cual ha sido

empleado como receptor de aguas de servi-

cio,  residuos líquidos de la papelera y las

cartoneras, además de la basura generada por

la población.

En este artículo se presentarán los resul-

tados de un estudio que se realizó de 1998 a

2001, respecto de la calidad del agua del río

Tlalmanalco y las condiciones necesarias para

su reutilización en riego agrícola. Dicha inves-

tigación fue solicitada por pobladores de

Tlalmanalco integrantes del Consejo Social

Iztaccíhuatl (

CSI


) e investigadores de la 

UAM


 del

proyecto de desarrollo 

UAM

–Comunidad.



El proyecto fue planteado inicialmente

desde el aspecto meramente técnico. En lo que

se refiere al aspecto social, fue menester cono-

cer los cambios generados por la apropiación

del recurso agua y el proceso de industrializa-

ción, así como los movimientos sociales rela-

cionados con ello. Para ello, se investigaron las

interacciones que se dan entre los campesinos

y el mercado de lo que siembran (maíz princi-

palmente), cómo es su organización ejidal, su

E

* Maestro en Desarrollo Rural, 



UAM

-Xochimilco.

** Profesora-investigadora, Departamento de Sociolo-

gía, 


UAM

-Azcapotzalco.

En este artículo se presentarán los resultados de un estudio que

se realizó de 1998 a 2001, respecto de la calidad del agua del río

Tlalmanalco y las condiciones necesarias para su reutilización en

riego agrícola. Dicha investigación fue solicitada por pobladores de

Tlalmanalco integrantes del Consejo Social Iztaccíhuatl (

CSI


) e in-

vestigadores de la 

UAM

 del proyecto de desarrollo 



UAM

–Comunidad.



Medio Ambiente

8 4


relación con las autoridades locales y grupos

de poder; cuál es la visión de la actividad que

desempeñan; el papel actual que desempeña

la papelera San Rafael en el municipio, tanto

en la economía, como en lo que respecta a su

vinculación con el agua del río y cómo están

relacionados todos estos aspectos con la visión

de apropiación del río por parte de cada uno de

los actores de la comunidad.

Finalmente, el aspecto técnico se en-

cargó de determinar si la calidad fisicoquímica

del agua del río es la adecuada para el riego

de los terrenos de cultivo. Para ello se llevó a

cabo un estudio de muestreo, aforo y caracte-

rización del agua en diferentes puntos del río

–desde el lugar conocido como Dos Aguas has-

ta el ejido de San Lorenzo– con el fin de deter-

minar la concentración y el tipo de contami-

nantes que contiene y sus variaciones a lo largo

de un año. Además de determinar el estado de

contaminación del río, los resultados de este

estudio proporcionan la información para de-

cidir sí el agua puede emplearse tal cual vie-

ne o sí es necesario darle algún tratamiento

previo antes de usarla en el riego.

Hasta dónde llegar

Hasta dónde llegar

Hasta dónde llegar

Hasta dónde llegar

Hasta dónde llegar

El objetivo     consistió en realizar un diagnóstico

de la visión e interacción que los pobladores

del municipio de Tlalmanalco tienen respecto

al río, su creciente contaminación, su manejo y

los usos del agua de su cauce para riego y servi-

cios, así como la relación entre los actores inte-

resados en el agua. Ello permitió que, junto con

la determinación de la calidad de ésta, se

prospecten las actividades y tecnología adecua-

das, con carácter de desarrollo sustentable, para

la reutilización del agua en riego agrícola.

Metodología

Metodología

Metodología

Metodología

Metodología

Para cumplir con el encargo hecho por los ciu-

dadanos promotores del desarrollo en Tlalma-

nalco, buscamos los indicadores económicos

y agrícolas de la región, no solamente infor-

mación reportada en las referencias estadísti-

cas del país, del Estado de México, de este

municipio, sino también a través de entrevis-

tas y encuesta con los diversos actores alrede-

dor del agua río, en especial con los campesi-

nos (as) y gente que viviera y sembrara cerca

de él, al respecto de estos puntos y sobre los

aspectos referentes al río, la tierra de cultivo,

sus historias y las del agua.

A partir del análisis de las entrevistas se

pudo generar el panorama de la realidad coti-

diana de la actividad agrícola de Tlalmanalco,

asociada con el riego y el agua del río, además

de identificar a los principales agentes conta-

minantes de la misma. Intercalando con las

actividades antedichas, fueron recolectadas

muestras de agua del río durante las cuatro es-

taciones de un año en cinco distintos puntos,

al tiempo en que se iban registrando las condi-

ciones de su cauce y entrevistando a las perso-

nas que se encontraron cerca del área de

trabajo


1

.

Comparando los resultados obtenidos en



los análisis con los límites máximos permitidos

por la 


NOM

-001, como pauta para emplear al-

gún tratamiento para la reutilización del agua

del río en riego y con los límites propuestos

por normas de organizaciones de Estados Uni-

dos (


NAS

NAE



NTCA


USDA


) y de la 

FAO


, como

indicadores de precaución para usar el agua

sin tratamiento alguno, fueron determinados los

efectos que tienen los contaminantes en la sa-

lud, en la tierra, en los cultivos. Al final, con

los resultados de la investigación social y del

estudio técnico, se determinó el mejor sitio,

condiciones, tratamiento y fundamentos socia-

les para reutilizar el agua del río Tlalmanalco

por medio de un análisis de decisiones.

1

  Posteriormente, cada una de las muestras fueron



analizadas para determinar las concentraciones de los

parámetros indicados en la Norma Oficial Mexicana

NOM

-001-ECOL-1996, que establece los límites máximos



permisibles de contaminantes en las descargas de aguas

residuales en aguas y bienes nacionales (pH, sólidos

sedimentables y suspendidos totales; metales tóxicos:

cadmio, cobre, cromo, níquel, plomo y zinc; nitrógeno y

fósforo totales y coliformes fecales), suponiendo que el agua

del río es un agua residual que se descarga a suelo para uso

agrícola y los que impiden el crecimiento robusto de las

plantas, tales como la Relación de Adsorción de Sodio (

RAS

),

que modifica la velocidad de infiltración del agua en el



suelo y la Conductividad Eléctrica (

CE

) y salinidad que afec-



tan la capacidad de las plantas para absorber agua del sue-

lo debido a la dificultad para ajustar las sales en el interior

del tejido vegetal.


El

 Cotidiano 120

8 5

Actores alrededor del agua del río



Actores alrededor del agua del río

Actores alrededor del agua del río

Actores alrededor del agua del río

Actores alrededor del agua del río

Tlalmanalco

Tlalmanalco

Tlalmanalco

Tlalmanalco

Tlalmanalco

La mitad de las tierras que no pertenecen al

bosque son de uso agrícola, algunas bordeadas

por el río, y contrastan con la undécima parte

de esa superficie, que es urbana-industrial, de-

dicada a la industria del papel y terciopelo.

Las caminatas por Tlalmanalco, por las

calles de sus cinco ejidos, Tlalmanalco, San

Juan Atzacualoya, Santo Tomás Atzingo, San

Antonio Tlatecahuacan, San Lorenzo

Tlalmimilolpan y el poblado de San Rafael nos

llevaron a encuentros regionales, a las fiestas

de chinelos, al contacto con la gente; al pala-

cio municipal y con integrantes de las asam-

bleas ejidales, quienes nos platicaron sobre sus

labores. Conocimos la papelera San Rafael y a

campesinos, a ofertores de servicios, a volun-

tarios protectores de turistas, alpinistas y gen-

tes de pensar urbanizado. A partir de las

entrevistas, determinamos quiénes tienen algún

interés en el agua del río, los cuales se mues-

tran en la Figura 1, además del nivel de in-

fluencia en las dinámicas regionales y las

generadas alrededor del recurso.

A nivel regional, los ejidos tienen una

gran influencia en la vida de la comunidad, ya

que a través de las decisiones tomadas por los

comisariados ejidales se afecta la forma de ad-

ministrar la tierra de labor agrícola (aunque a

veces correspondan a intereses políticos de los

dirigentes y no al beneficio de los ejidatarios) y

la de los recursos naturales que en los límites

del ejido se encuentren, como el bosque y frag-

mentos del cauce del río, de los cuales son los

responsables, los “dueños–albaceas” y, aunque

la población rural es tan sólo el 12% de la

total del municipio, los terrenos de siembra y

de bosque pertenecientes a los diferentes

ejidos, suman el 84% del total de su superfi-

cie, aunado a que las zonas urbanas también

están anexadas a alguno de los ejidos. Es por

esto que todo lo que se haga en el espacio de

cada ejido tiene que informarse a sus repre-

sentantes, razón por la cual se relacionan los

ejidos con cada uno de los otros actores alre-

dedor del agua.

Tradicionalmente las autoridades munici-

pales fueron priístas, hasta que en el periodo

1997-2000 ganó el 

PRD


. A decir de lo ciudada-

nos, este cambio no trajo consigo beneficios po-

líticos–democráticos, tan es así que en el 2000

se recuperó el 

PRI

. Esta autoridad  es quien repre-



senta al gobierno federal, brinda servicios y los

administra, maneja la distribución del agua po-

table de manera proselitista. Al respecto de la

contaminación, es quien no tiene planes para

afrontarla y con quien se tienen que hacer con-

venios políticos para llevar a cabo proyectos de

desarrollo, aunque no sean gubernamentales.

Ligados con el agua del río, los campe-

sinos han tenido presencia en la lucha por el

acceso y administración de ella en contra de la

papelera San Rafael, por medio de la partici-

pación en los Comités del Agua. También con

sus denuncias por la contaminación que pro-

voca la papelera. En la actualidad la emplean

para cubrir sus necesidades domésticas, para

lavar sus animales en los puntos y días que

creen que no viene muy sucia. Algunos la usan

cuando preparan su tierra de cultivo para la

siembra, aunque por la historia del agua, tam-

bién tienen la inquietud de conocer su nivel de

contaminación.

Se respira todavía con cierta fuerza en

la comunidad a la papelera San Rafael, a la

cual se le concesionaron los bosques y las aguas

de Tlalmanalco en el porfiriato. A pesar de que

ya no controla los recursos, sigue usando un

caudal máximo fijo de 100 litros por segundo,

a lo que se suma la responsabilidad de tratar

sus aguas de proceso, además de que sigue

dando empleo a varios tlalmanalquenses, in-

cluidos algunos campesinos. Con la pasta de

desperdicio de la papelera, se genera un tipo

de microempresas locales no reguladas, que

reprocesan el desperdicio de papel, el propor-

cionado por aquella y el que compran al relle-

no sanitario de Santa Catarina. Estas envían sus

aguas residuales al río y rentan tierras a cam-

pesinos para secar las láminas de cartón que

fabrican.

A raíz de la lucha que sostuvo la pobla-

ción en contra de la papelera para que dejara

de manipular el agua para sus intereses, lo cual

les limitaba el recurso para cubrir sus necesi-

dades domésticas, surgieron los Comités de

Agua, integrados por pobladores de los ejidos

de Tlalmanalco una vez que la empresa per-

dió la concesión porfirista. Estos Comités fue-


Medio Ambiente

8 6


ron los encargados de la distribución del agua

de manera gratuita y del mantenimiento de la

red, para lo cual solicitaban una cuota directa-

mente a la gente. Su periodo de funciones for-

malmente inició en la década de 1960 y terminó

en 1996. En la actualidad queda uno en el eji-

do de San Antonio, más que nada como una

organización de intereses partidistas y otro en

el ejido de San Lorenzo, en donde se trabaja

con faenas  en coordinación con el fontanero

municipal.

Durante 1997 se firmó el convenio 

UAM



Comunidad para promover el desarrollo regio-



nal entre la Universidad Autónoma Metropoli-

tana y la autoridades municipales (aunque éstas

no participaron activamente), el cual estable-

ce la realización de cuatro programas: de ac-

tivación económica, del medio ambiente, para

el desarrollo social y para el control territorial

y desarrollo urbano. Para ello se  coordinaron

maestros y alumnos con miembros de la co-

munidad en favor de un modelo de desarrollo

sustentable regional. El convenio finalizó en

el año 2000, pero a partir de éste, se desarrollo

un espacio físico de vinculación muy impor-

tante entre la 

UAM


  y la comunidad: la Casa

UAM


–Comunidad, con el fin de fomentar pro-

yectos de desarrollo, investigación y servicio

social en un espacio propio.

El trabajo iniciado en Tlalmanalco por

la 

UAM


 fue a nivel del municipio, pero a fina-

les de 1998 se extendieron a nivel regional

para beneficiar la zona de la Sierra Nevada,

correspondiente al Estado de México, poten-

ciando sus expectativas y planes de trabajo

respecto al manejo sustentable de los recur-

sos naturales, extendiéndose a los municipios

de Amecameca, Atlautla, Ecatzingo, Ozumba

y Tepetlixpa. Es así que surge el Programa de

Manejo de Recursos Naturales de la Sierra

Nevada 1999-2001 (

PMRNSN


), con el objetivo

de elaborar estudios en los que se analice la

problemática de los distintos recursos de la

región (bosque, agua, suelos y economía lo-

Donde: (a) ♦ indica que la relación entre los actores es unívoca

(b))))) ∩ indica que la relación entre los actores es biunivoca

(1)

PMRNSN


: Programa de Manejo de Recursos Naturales de la Sierra Nevada 1999-

2001


(2)

CCB


: Comisión de Conservación de Bosques

(3)


CSI

: Consejo Social Iztaccíhuatl



El

 Cotidiano 120

8 7

cal), a fin de presentar planes de desarrollo



para los municipios que participan en éste.

La Comisión de Conservación de Bos-

ques (1998) (

CCB


) y el Consejo Social

Iztaccíhuatl (

CSI

), que tiene como  meta la con-



servación del ambiente, la promoción de opor-

tunidades de trabajo y el estímulo al desarrollo

de la cultura en sentido amplio, que incluya

cultura ambiental, de salud integral, promoción

de desarrollo económico sustentable, de con-

servación y fomento del patrimonio y de los

valores culturales de la región, son ejemplos

de organizaciones locales integradas por habi-

tantes de Tlalmanalco, sin compromisos ni in-

tereses partidistas. Son sus participantes

ejidatarios, amas de casa, empleados, perso-

nas de la zona urbana, cuyo objetivo común

es proteger los recursos naturales regionales y

promover actividades que permitan la apropia-

ción de éstos de manera racional y sustenta-

ble. En la actualidad el 

CCB

 ya ha desaparecido,



pero durante su gestión diseñaron estrategias y

planificaron alternativas viables para la protec-

ción del bosque, que sirvieron de base para la

creación de un Bosque Escuela, actualmente

en servicio, que busca ser un modelo partici-

pativo de trabajo por el recurso bosque.

Todo proyecto de desarrollo comunita-

rio para la región tendrá impacto en primer lu-

gar sobre el grupo interesado, pero también

sobre los pobladores en mayor o menor medi-

da, ya que las relaciones se replantean en el

momento en que el proyecto se pone en fun-

cionamiento, en especial cuando se refieren a

manejo de recursos y servicios locales. Esto se

refiere a los habitantes en general, pero tratán-

dose específicamente de los urbanos, la rela-

ción que tienen con el río va más en función

de la estética, de lo mal que se ve sucio y lo

molesto de su olor, pues de manera inconscien-

te interactúan con éste usándolo como basure-

ro y drenaje.

Historia del agua en Tlalmanalco

Historia del agua en Tlalmanalco

Historia del agua en Tlalmanalco

Historia del agua en Tlalmanalco

Historia del agua en Tlalmanalco

Dueños del agua, no importa si está limpia o

no: la visión de la población en general es así.

Hablar de agua es delicado en Tlalmanalco,

los habitantes saben históricamente del dolor

de no tener la necesaria, con ámpulas en el

recuerdo de cuando la papelera se bebía la

mayoría, de donde deriva la herencia defen-

sora del vital líquido, barrera contra la mala

planeación que del gobierno municipal surgie-

se, pero que a veces la confunde toda con gra-

tuidad, amnesia del pago y la faena para

mantener la red de distribución cuando los Co-

mités de Agua. El por qué de todo esto lo acla-

ra la revisión histórica de finales del siglo XIX

a la actualidad respecto al tema. Los recursos

hídricos en el distrito están asegurados por el

deshielo de los volcanes, que con su caudal

alimentan varios manantiales como los de

Tlapacoya, Almoloya y Ayotzingo, así como

el gasto de los ríos Tlalmanalco (también lla-

mado Apipiza o de la Compañía) y Temamatla,

cuyos cauces naturales desembocaban en el

lago de Chalco todavía a principios del siglo 

XX

.



Durante el proceso de inserción del ca-

pitalismo en la región, en 1884, José Sánchez

Ramos, Andrés Ahedo y otros capitalistas es-

pañoles adquirieron las instalaciones de la fe-

rretería San Rafael y ahí instalaron la fábrica

de papel San Rafael, que empezó a funcionar

en 1892, canalizando los principales ríos de la

zona hacia ella por un lado y por otro conta-

minando el río Tlalmanalco, al arrojar sus de-

sechos en éste, dando inicio a su deterioro.

Además se apoderaron de otros recursos natura-

les de la región, como el bosque, cobijados por

una concesión hecha por el gobierno de Porfirio

Díaz, y la tierra, para el levantamiento del pue-

blo de San Rafael para sus empleados.

La compañía entubó el agua del río para

que pudiera ser empleada en su proceso y para

los servicios de la fábrica y de los habitantes

de San Rafael, y la que seguía corriendo por el

cauce natural, que servía de abasto del líquido

para los pueblos subsecuentes, estaba conta-

minada. Por todo ello, la gente de Tlalmanalco

y San Lorenzo se organizó, presentando su pro-

testa en la presidencia de la República, presi-

dida por Porfirio Díaz. El resultado de tal ac-

ción fue la imposición a la fábrica de la

obligación de proveer de agua al resto de los

pueblos que circundaban San Rafael, median-

te una red de agua potable. Sin embargo, el

agua no fue suficiente para cubrir las necesi-

dades de consumo, tanto de la papelera como

la de los pueblos y en 1934 se firma un decre-



Medio Ambiente

8 8




Download 237.36 Kb.

Do'stlaringiz bilan baham:
  1   2   3   4




Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©fayllar.org 2020
ma'muriyatiga murojaat qiling